27 de abril de 2017

LACAN QUOTIDIEN. Préntation du spécial Macron, par Jacques-Alain Miller, Agnès Aflalo, Philippe Hellebois, Joachim Lebovits, Vanessa Sudreau, Anaëlle Lebovits-Quenehen.



PRÉSENTATION DU SPÉCIAL MACRON

« The Young President of France »
par Jacques-Alain Miller
--
Éloge de la jeunesse
par Agnès Aflalo
--
Jeanne d'Arc (1412-1431)
par Philippe Hellebois
--
Lacan lecteur de Saint-Just
par Jacques-Alain Miller
--
Évariste Galois, le Rimbaud des mathématiques
par Joachim Lebovits
--
Françoise Sagan, une singularité conquérante
par Philippe Hellebois
--
L'équation « EM = MLP »
par Vanessa Sudreau
--
Mélenchon, la honte
par Anaëlle Lebovits-Quenehen

http://www.lacanquotidien.fr/blog/wp-content/uploads/2017/04/LQ-671-2.pdf

25 de abril de 2017

Crónica: “Identifícate”, de Enric Berenguer, presidente de la ELP. Trabajo preparatorio de las XVI Jornadas ELP – Sede de Barcelona, por Margarita Álvarez




Recientemente el Consejo de la ELP anunció el título de las XVI Jornadas de la ELP bajo el título “Yo soy…”, “Nosotros somos…”. El psicoanálisis ante las nuevas identidades, remarcando en cursiva estos dos últimos términos (“nuevas” e “identidades”): en premier lugar, para señalar que el término “identidad” no es un concepto del psicoanálisis; en segundo lugar, para situar que en estos momentos asistimos a una efervescencia de fenómenos identitarios, donde hay elementos nuevos, y se trata de poder leerlos con las herramientas también novedosas que nos proporciona la ultimísima enseñanza de Jacques Lacan. 

En el marco de esta propuesta del Consejo, la sede de Barcelona de la ELP, apremiada por las dificultades de calendario que introduce el próximo cambio de local social, puso en marcha el pasado 4 de abril el trabajo preparatorio de las Jornadas, anunciando el modus operandi pensado por la comisión del trabajo preparatorio en la sede, que coordino: por un lado, habrá una serie de reuniones en las que invitaremos a algún colega a trabajar en profundidad algún punto relativo al tema; por otro, invitamos ya a todos, colegas y próximos, a sumarse activamente al trabajo a través de la cartelización.

Para la primera reunión, contamos con una conferencia de Enric Berenguer, presidente de la ELP, quien bajo el título “Identifícate”, hizo una presentación general del tema de las jornadas y del debate habido en el Consejo al respecto –tal como podremos ver muy pronto en el texto de presentación de las jornadas que se está ultimando.

Esperando que la conferencia y el debate posterior pueda escucharse pronto en Radio Lacan, me limitaré aquí a reseguir y situar sus puntos principales.

Enric Berenguer comenzó situando la efervescencia actual de fenómenos identitarios en dos planos distintos. Primero, en el plano político (entendido como el referido a las formas de gobernar), donde puede observarse que en distintos lugares del mundo se están produciendo distintos retornos a una lógica de las identidades nacionales, los cuales, sin embargo, no se pueden reducir a meros retornos de lo mismo pues, en tanto el discurso del amo ha experimentado variaciones, encontramos en ellos características nuevas.

Segundo, dichos fenómenos identitarios inciden en muchos aspectos de la vida de los analizantes y también en la manera en que sus síntomas se presentan.

La hipótesis del Consejo es que hay una relación entre ambos planos y se trata de verificarla o no. Entonces, hay que ver cómo ambos planos se enlazan y, para ello, ha elegido la cuestión de la identidad.

Como la identidad no es en principio un concepto del psicoanálisis, Enric Berenguer explicó por qué el Consejo lo había elegido. Ciertamente, Lacan situó la identidad en distintos momentos de su enseñanza como un engaño, una ilusión, un delirio incluso, y la relegó a lo imaginario. Sin embargo, si en la época actual “lo simbólico no es ya lo que era”, ya no tiene ningún privilegio respecto a los otros dos registros, podemos pensar que lo imaginario adquiere más peso y consecuencias. Esto permite leer una serie de respuestas como viniendo a cubrir el vacío dejado por los ideales en el régimen actual de la inexistencia del Otro: habría una serie de formaciones de suplencia, que ocuparían el vacío dejado por el amo, en las que la cuestión de la identidad tendría un peso fundamental. Así, podemos pensar que cuando caen las identificaciones aparece la identidad como un fenómeno de suplencia.

Enric Berenguer planteó que la hipótesis del Consejo es que esto lo podemos encontrar también en otros niveles y establecer una relación entre esta dimensión hipertrofiada de lo identitario en lo político y ciertos fenómenos, cada vez más consistentes, en los que los sujetos reciben una serie de categorías de identidad en forma de diagnósticos o como etiquetas de pertenencia a una comunidad de goce.

Todos ellos presentan un elemento común nuevo: la demanda ya no va de arriba abajo sino de abajo arriba: esto hace por un lado que, en el plano político, triunfen líderes inconsistentes que saben leer y recoger esa demanda; y por otro, en el plano de los síntomas, las categorías diagnósticas, que antes eran vividas como imposiciones, ahora son demandadas por los individuos a los gestores sanitarios: hay un deseo de recibir una categoría, de ser nombrado.

Esto había sido detectado hace años no solo por el psicoanálisis sino por personas del campo de la epistemología como Ian Hacking, quien en su curso, en Le Collège de France, “Façonner les gens” (según traduce el mismo autor “Inventar/construir gente”), habla de un viraje que califica de “nominalismo dinámico” en el que los sujetos contemporáneos se han apropiado de ciertas categorías introducidas por el discurso de la ciencia y ordenan y piensan su goce a partir de ellas.

En otro libro del mismo autor, Ontologie historique, citado asimismo por Enric Berenguer, el autor investiga el uso de algunas categorías clínicas planteando que el efecto de su introducción no ha sido solo que los sujetos se puedan identificar como formando parte de ellas sino que, también, se comprobó que los síntomas se presentaban a partir de los presupuestos contenidos en esas nominaciones y variaban en la medida misma que estas últimas modificaban sus cuadros sintomáticos. Entonces, el mayor problema no son las categorías sino que los sujetos acaban comportándose a partir de lo que ellas tienen de predictivo, por lo que devienen necesariamente epidémicas.

Éric Laurent plantea, en su libro El reverso de la biopolítica, que en este momento, frente a esta imposición de un delirio identitario, tanto en el plano político como en el plano de las categorías diagnósticas, solo hay dos opciones: o el consentimiento o la reivindicación de la singularidad.

Según señala Enric Berenguer, esto da una dimensión política al psicoanálisis y le pone en el punto de mira de muchos ataques en tanto se lee que, como discurso, implica una forma de resistencia frente a los modos de gobierno actuales, en los que no se trata solo ya de la imposición de categorías sino de la promesa al sujeto de categorías con las que engañosamente podría identificar lo singular de su goce.

Lo particular de estas categorías es que incluyen una diversidad y cada vez se multiplican más dando la ilusión de que uno puede elegir quien es. Son una serie de nombres que tocan algo del nombre del sujeto y le permiten creer que nombran algo de la particularidad. Su éxito es que funcionan como falsos nombres. Ahí donde las identificaciones del régimen del Nombre del Padre fracasan se proponen estas categorías como corto-circuitos.

La cuestión, señala Enric Berenguer, es cómo manejarlas, qué tipo de trabajo preliminar podemos hacer para acoger a estos sujetos que vienen nombrándose con ellas, teniendo en cuenta que no siempre sabemos de entrada qué función tienen. Es importante situar el uso que hace el sujeto de dicha categoría. No se trata de saber si el diagnóstico es bueno o malo, sino si forma parte de un funcionamiento: puede tener una función de grapa que sea mejor no tocar.

Después de esta excelente conferencia, de la que he tratado de transmitir sus hitos fundamentales, Enric Berenguer reiteró que, como ya puede verse en el recorrido, la apuesta del Consejo no es construir un discurso crítico fácil sobre estos fenómenos. Se trata, por el contrario, de poner a prueba la capacidad de la ultimísima enseñanza de Lacan para poder leerlos, renunciando a entenderlos desde lo que llamó cierta doxa lacaniana. Se terminó la doxa, concluyó.

Para finalizar, por mi parte, solo decir que la conferencia de Enric Berenguer constituye una orientación fundamental para el trabajo preparatorio de las Jornadas. Da visibilidad al trabajo del Consejo que está detrás del texto de presentación de las jornadas, de un recorrido más amplio pero a la vez necesariamente más sintético. La publicación muy próxima de dicho texto donde encontraremos desplegadas también distintas líneas de trabajo posibles, a modo de focos de interés, para abordar el tema, me parece que vendrá a confirmarlo. 

24 de abril de 2017

TEDx - Conferência "A loucura de ser normal"


 



Os TEDx são conferências de 18 minutos que ganharam enorme popularidade no mundo da internet. Os temas dos convidados giram sempre em torno de propostas inovadoras para o mundo atual. Convidado à participar do TEDx de Volta Redonda em novembro de 2016, Marcelo Veras escolheu falar para o grande público do tema do próximo Congresso da AMP em Barcelona. Segue o link do vídeo para sua conferência "A loucura de ser normal".



23 de abril de 2017

(Segunda parte) Transmisión Extraordinaria: Jacques-Alain Miller en Radio Lacan



 







Entrevista exclusiva a Jacques-Alain Miller a cargo de Patrick Almeida
Por Liliana Mauas, Patrick Almeida, Fabián Fanjnwaks, Marco Mauas, Perla Miglin y Eduardo Scarone. 
 

2- El mundo gira hacia la derecha, mismo hacia la extrema derecha. Marx desaparece, Freud es atacado. Lo que asciende es la religión y el mundo será de «las mujeres». Lacan indicaba esto. ¿El país de Las Luces, Francia, puede evitar esto? 

Respuesta de Jacques-Alain Miller 

Esta es la única pregunta que me parece por debajo del nivel, mal formulada, superficial, al margen, la única. Usted dice que el mundo gira hacia la extrema derecha, hacia la extrema derecha, ¿de qué mundo hablamos?. Lo que usted dice concierne a Europa y concierne, supongo, los USA. Ya en Europa se trata de un paisaje muy contrastado, en los Países Bajos se temía una victoria del homólogo de Marine Le Pen, y no ocurrió, en Bélgica el partido flamenco de extrema derecha marca el paso, no digo que esté resuelto, incluso en Hungría Viktor Orban, no llega a sus fines, hay fuerzas de resistencias que aparecen considerables. La idea que todo eso pasa a la extrema derecha me parece excesiva, hay que mirar en detalle. Es verdad que en Polonia las noticias que nos llegan son desagradables pero allí también hay resistencias.

En relación al Reino Unido, el brexit, no podemos decir que es un giro a la derecha, la derecha gobierna actualmente, con un partido conservador y no sabemos el partido laborista dónde vive ahora. En todo caso, su representante el Sr. Corbyn, era hostil a Europa y, secretamente favorable al brexit, no podemos decir que gire a la derecha, gira a cierto tipo de laborismo, la situación es complejo para comprender, no la penetro totalmente, constato que el Sr. Corbyn no es la unanimidad de su partido y que fue derrotado en la encuestas para su próxima elección. En todo caso, respecto a Europa rechazo la idea que gire hacia la extrema-derecha, esperemos, no nos precipitemos y hay un periodo en que parecía que había un cierto deslizamiento en ese sentido pero hay una vuelta del péndulo y esperemos una política un poco más duradera para poder hacer un diagnóstico en ese sentido. Para los Estados Unidos, Trump es un fenómeno sui generis. He seguido toda la campaña de Trump, seguí todas las primarias; como soy impaciente lo miraba a la hora en que ocurría en los Estados Unidos, a las 4 de la mañana en Francia, me parecía apasionante. Me pareció apasionante leer muchos artículos sobre Trump y el efecto que les hace a los americanos, cómo aguanta. No diría que es un testimonio los Estados Unidos giran hacia la extrema derecha, en absoluto. Si miramos la política extranjera vemos como se le imponen obligaciones, anunció una política de alianza con Rusia y no pudo, eligió a un amigo de Putin como ministro de relaciones exteriores y a pesar de todo se le impusieron obligaciones que hicieron que no pueda acercarse a Rusia así como así. En política hay niveles que respetar, se dice que los programas no se respetan, se dice que los políticos no respetan sus promesas, ¡por supuesto!, las promesas se hacen para no cumplirse en política, porque se interpone lo que el querido Jean Paul Sartre llamaba lo práctico inerte, es una buena expresión, que hace obstáculo para que se cumplan las promesas. Si usted le dice a una chica, “prometo casarme contigo”, también existe el práctico inerte: hay que demostrar que no intervendrá, depende de usted, depende de ella, hay factores, los padres, accidentes de auto. Es muy limitado. Podemos decir que en eso la promesa tiene un porcentaje de oportunidad de realizarse más grande. Pero cuando se trata de política el práctico inerte es enorme, entre la promesa y la realización, tienen que poner de acuerdo centenas de miles de personas, el factor de incertidumbre es gigantesco. Decididamente las promesas en el plano político no se hacen para cumplirse. Existen para mostrar el wunch del político. "Esto es lo que quisiera si pudiera", y como por azar eso llega a engranar sobre lo real ¡aleluya!. ¿Cuándo se vio esto? Tomen incluso a De Gaulle, lo he visto, tenía 14 años, vi a alguien que sabía lo que era lo real de la política, en lo que respecta a promesas, todos comprendieron que prometió que Argelia seguiría siendo francesa, y en todo caso, especialmente a los franceses de Argelia, y no podemos decir que cumpliese esa promesa. Es tan válido que todo el mundo dijo que no lo había hecho. Todo el mundo entendió que no lo hizo. Tenía valor de wunch. ¡Ah que hermoso sería que Argelia siguiera siendo francesa! El wunch no es la wirklichkeit. Es lo contrario.

De manera general, en política, la declaración de intención no es más que eso. Es el enunciado de su wunch, y Ud. dice "qué hermoso sería que fuera así", "Qué hermoso sería que Francia encuentre su soberanía dejando Europa, dejando el euro, siendo próspera, blanca y que las iglesias vuelvan a tener la afluencia de los fieles y que..." Bueno está muy bien, hay que ser idiota para confundir el wunch y la wirklichkeit. ¿Marine Le Pen va a llenar las iglesias? ¿Es la maldad de los musulmanes o la maldad de los socialistas lo que vació las iglesias? ¿Ve usted lo que quiero decir? Le pregunto porque esta oposición entre wunch y wirkichkeit me gusta y acabo de inventarla. Me parece muy robusta.

Trump comenzó con Japón a decir que no van a pagar más para proteger ni tener bases en Japón, son ellos los que van a tener que ocuparse y hacer su propia bomba atómica, entonces el primer ministro japonés se precipita en ir a Washington, se dan la mano y vamos a continuar protegiéndolos. China, hace 100 años que dice que no hay ninguna razón para reconocer a Taiwan, ¿qué son esas historias con Kissinger de negociaciones para que haya dos Chinas? Y después ¿qué ocurrió? La política de una sola China continúo. Es en el nivel más superficial, Ud. toma el wunch y lo dice como si fuera a realizarse, en absoluto, tal vez se realizará pero hay que pasar por muchas mediaciones, no hay que confundir lo que se sueña y lo duro.

Está Turquía, de acuerdo, con Erdogan, francamente no creía mucho, había una tradición turca, estaba Kemal Ataturk, hizo el equivalente de Beijing en Turquía, muestren sus oropeles, vístanse a la oriental, laicismo, etc., un giro total con el imperio otomano, hay allí un hombre que marca la historia. Me encanta ese momento, tengo libros, porque sentimos que un hombre puede obtener eso. Un hombre que suscita transferencia puede obtener eso. Es la transferencia, es la misma lógica. Y siempre admiré que eso se sostenga. Desde el momento en que hay un partido islámico que llegó al poder, que dijo que iba a respetar todo etc., para mí estaba cocinado, mas bien me sorprendió que llevara tanto tiempo porque, en efecto, había posiciones de fuerza muy importantes adquiridas por los laicos y que debieron esperar años, pero el día en que los partidos laicos perdieron poder, yo no esperaba otra cosa. O entonces que haya contragolpe de estado contra el gobierno islámico, de acuerdo, pero si no hubiera un golpe de estado, es lo que hemos visto, lo vemos con retraso hay fuerzas de resistencia del estado laico, pero no hay nada sorprendente allí y además podemos decir que finalmente es conforme a la historia otomana, que nunca se caracterizó por un extremo liberalismo, un estado de derecho, etc. El río encuentra su lecho.

Dicho esto, jamás estuve en Turquía, todas estas informaciones las tengo de Le Monde, del New York Times y del Washington post, no tengo una biblioteca. Tengo varios libros sobre Ataturk porque el momento era apasionante. No soy un experto, le dije a partir de qué situación reflexioné sobre esto. Tampoco podemos decir que es la extrema derecha, es otro tipo de fenómeno el que se produce. Ud. ve porqué critiqué la pregunta.

Marx desaparece, esa es la mejor. Marx desaparece no cesa de desaparecer pero me parece que resiste bastante bien. Dejaron caer el marxismo superficial, Marx fue separado de lo que se llamaba el socialismo real, en efecto, existía el Estado Soviético. Para Marx, aquí en Francia, las ediciones del partido comunista, que está en la calle Racine cerca del Odeon, editaba las obras de Marx pero no por eso la gente las leía más. Cuando Althuser empezó a leer un poquito a Marx, la gente hacía mucho que no leía a Marx. Marx también había desaparecido. No creo que Marx desaparezca, es un autor de gran mérito, muy divertido como autor polémico, cada vez que escucho al Sr Onfray aburriendo con Proudhon no puedo dejar de pensar a la astucias de Marx que respondió al libro de Proudhon "Filosofía de la miseria" con "Miseria de la filosofía", que es un libro verdaderamente divertido; y no voy a decir que Proudhon está de moda porque Onfray lo promueva, la única existencia práctica política de Proudhon era el círculo Proudhon que era un círculo Maurrasiano, en todo caso, de extrema derecha. Proudhom mismo era un antisemita rabioso. El wunch del Sr Onfray sería una Francia poblada de pequeños Onfray que serían pequeños emprendedores que tuvieran pequeñas universidades, viñas, etc. Sería un mundo monstruoso porque un Onfray está bien, pero un millon de Onfray no podrían entenderse, no habría lo suficiente para proveer esa producción. Es como la historia de Marcel Aymé, usted conoce a Marcel Aymé, un autor francés, no muy recomendable desde el punto de vista político pero muy buen escritor, que escribió una novela que se llama Les sabines, que es una mujer que comienza a multiplicarse, los ejemplares entonces comienzan a multiplicarse. Sería un mundo de Onfray como las sabinas de Marcel Aymé.

Freud es atacado. ¡Ah eso está bueno!. Es atacado desde el primer día en que publicó algo y justamente se fortificó con todos esos ataques. Veo que Marco Mauas está entre las personas que hicieron las preguntas, recibí esta mañana un mail de Marco Mauas que me explica que está en correspondencia con Noam Chomsky y que le pasó a Noam Chomsky un artículo de The Gardian que es la revancha de Freud y que Freud se sostiene. ¿Qué es esta historia de que Freud es atacado? Mientras se lo ataque está vivo. Es lo mismo con Lacan. Decía por el contrario, voy a hablar del Diario éxtimo de un librito que me gusta mucho, que tal vez conoce al autor porque es de lengua portuguesa, Eça de Queiros, Rose Marie que está aquí y lo encontró también muy bien, Eça de Queiros dice que se entristece porque en un momento ocurre que la Revolución francesa comienza a volverse un acontecimiento histórico que ya no apasiona y lo dice muy lindo, ya lo escribí en mi Diario éxtimo, veré si lo encuentro, dice exactamente: "La Revolución francesa fue abandonada sin defensa contra la boca devoradora del tiempo". Y bien, Freud no quedó abandonado sin defensa contra la boca devoradora del tiempo, porque nosotros también estamos allí. Contamos en algo, para que Freud, el pensamiento de Freud, esté siempre vivo, y en tanto vivo es atacado y estamos aquí para defenderlo. Y lo mismo con Lacan. Dejen de lloriquear con este Freud es atacado. Es lo mejor. El presidente Mao Tse Tung, decía muy justamente "ser atacado por el enemigo es una buena y no una cosa mala". Parece algo llano pero vemos lo que es no tomar en cuenta este el principio, lo vemos en su pregunta.

Usted me pregunta sobre el ascenso de la religión. De acuerdo, Lacan habló de triunfo de la religión, no vamos a epilogar, es el precio a pagar por la matematización del mundo. La matematización del mundo vacía el mundo del sentido y dialécticamente hay un llamado a la gran reserva de sentido que es la religión, para ir rápido. No sólo es el desencantamiento del mundo, que sería un fenómeno de la modernidad a partir del siglo XVI, antes había lo que Foucault describe en un capítulo de Las palabras y las cosas, que en el siglo XVI no hay leyes científicas, se cree en las posibilidades de trasmutación, de mutaciones, de posibilidades alquimistas que luego van a extinguirse. Hay que ser heideggeriano aquí, desde que existe la matemática, la magia, la poesía, el sentido, salieron del mundo, salieron y se atraparon nuevamente por la poesía, la religión, lo veo así. Es un fenómeno antropológico, no un fenómeno de historia reciente. Pero no dejamos de redescubrirlo como la uniformización del mundo, se dice “estamos americanizados”, y qué dice Eca de Queiros en 1880, en todos los países del mundo, todo el mundo quiere tener el estilo parisino. Entonces nadie se ocupa de otra cosa más que de saber que dice Gambetta esta mañana, etc. Es la francesización del mundo en 1880, y ahora es la americanización del mundo y mañana será la sinización del mundo, porque eso pertenece a la especie humana, y se repite indefinidamente y toma formas diferentes. Parece siempre que la declinación es de ahora, pero no, la declinación empezó desde Adan y Eva. Ya empezó con Adan y Eva, porque lo dijo, el Señor dijo “parirás con dolor”; antes Eva creía que iba a parir con placer, alegría, bailando y enseguida le metieron el dolor. Ahora existe la epidural y eso frena un poco a la maldición divina, la ciencia le hace obstáculo a Dios; me pierdo. Apurémonos porque ya es la una menos veinte, tengo que terminar de escribir mi éxtimo. Si no tenemos tiempo de terminar hoy, paramos y volverán ¿pueden?

Ahora las mujeres. Hay una palabra muy bonita que escribe el traductor de Queiroz las feminations. En cierto sentido, Lacan dijo el no-todo prevalece sobre el todo, como Mao dijo "el viento del este prevalece sobre el del viento del oeste". Me gusta Zemmour en ese sentido. En el fondo, él comprendió algo, él echa de menos el sistema patriarcal; tiene razón, es uno de los orígenes de la modernidad, toma las cosas en su base; en ese sentido es radical, querría el regreso del pater familias, puede decir que no, pero aisló que el nudo es la renuncia al patriarcado. En su libro El suicidio francés, expone eso, es tan divertido que no quería pasar mucho tiempo con el libro, y le di el libro a un colega brasileño, Romildo cuando vino a París. Le dije: lea esto para no tener que leerlo yo en detalle. Es un libro muy interesante, lo leo siempre con mucho interés, se pueden decir muchas cosas desde el punto de vista moral, etc.

Todos los jueves leo Le Figaro, porque está su crítica de libros y cada vez hay una idea original y aprendo algo, y leo también el artículo que está debajo de Charles Jaigu que se entrevista con alguien y extrae efectos muy instructivos. Zemmour tiene razón, hemos salido del patriarcado y eso tiene una serie de consecuencias. ¿Pero desde cuándo hemos salido del patriarcado? Ya Balzac explica que la promoción de las finanzas y la Revolución Francesa hicieron que la imagen paterna se deteriorara. Lo dice en el prefacio de La Rabouilleuse. Zemmour piensa que eso empieza el día que se abandona no sé qué ley en Francia misma durante la quinta República, pero no es así, ya Balzac lo dice, e incluso empieza antes.

Y ¿cuándo comienzan les femminations de los hombres? Defiendo la tesis que comienza a partir del momento en que hubo armas de fuego, antes hacían falta hombres robustos que llevaran las armaduras, a partir del momento en que se inventaron las armas de fuego, que se inventaron primero en China, en Europa las tuvieron a partir del siglo XVI. ¿Qué digo siglo XVI? Antes, las primeras armas de fuego en Europa son del siglo XIII. A finales de la Edad Media las armaduras eran enormes, todo el cuerpo cubierto de metal, justo en ese momento comienzan como los chinos a saber utilizar las armas de fuego, y entonces las armaduras ya no sirven para nada. Ya es la tecnología la que conduce el mundo, no es la derecha, la izquierda lo que conduce el mundo es la tecnología, es decir, la ciencia aplicada. Y nosotros estamos suspendidos de la contingencia de los descubrimientos en ciencia aplicada. No sabemos lo qué va a producirse, y es porque habrá robots que van saber hacer cada vez más cosas que tendremos una crisis en el mercado del trabajo. Y no estamos suspendido al decreto del buen Dios y a sus arrebatos, ni al complot del neoliberalismo, como dice el querido Chomsky, para no ser como él un soñador que piensa eso, estamos suspendidos de la contingencia de los descubrimientos de la ciencia aplicada. Para lo mejor y para lo peor, Judith Miller sufre de una enfermedad para la cual no hay medicamentos. Y un día habrá, lo sabemos, una píldora que hubiera podido absorber y que haría que lo que ella atraviesa como una prueba no existiría más. Y eso no va a depender de color pálido Marine Le Pen, o de las sonrisas del Sr. Macron, ni de los berreos de Melenchon, depende de un tipo en su laboratorio que va a pasarse la vida haciendo discurso científico. Y no sabemos cuándo va a ocurrir, no más que Flemming sabía que iba a venir la penicilina, porque ocurrió cuando dejó su ventana abierta y... Eso es la contingencia. Evoqué algo que no esperaba evocar, es verdad Judith tuvo un gran lugar en el Campo freudiano y ella hubiera querido sostenerlo, la tengo al corriente de lo que puedo tenerla al corriente, pero ya no puede asegurar lo que aseguraba para todo el mundo.

Esto llega lejos, la tesis evidente es que la ciencia aplicada conduce al mundo y que lo conduce sin saber adónde, porque la ciencia aplicada no es un sujeto supuesto saber, nadie sabe cuándo ocurrirá el encuentro. Conduce el mundo y no sabemos adónde. La mejor prueba es que hubo armaduras y luego de las armaduras llegan las primeras armas de fuego, progresivamente,-no conozco el detalle, no pensé esta mañana que iba a responderle esto-, las armaduras se vuelven cada vez más refinadas, armaduras de exhibición, manieristas, la capital de las armaduras es Milán, se hacen cosas elegantes, La armadura que antes eran un valor de uso, se vuelven semblantes y cada vez mas feminizadas, es la armadura del dandi. Hoy, adelanto esta tesis, me dije, voy a releer el diálogo de las armaduras de André Breton, que nunca entendí que quería decir este diálogo de las armaduras, al que Lacan hace alusión, una armadura habla a otra. Podríamos inventar que el dialogo de las armaduras de André Breton tiene que ver lo que le cuento.

Ud. habla de Francia país de las luces. ¡Piedad, piedad! Francia también es el país de las anti luces. Inmediatamente que hubo la Revolución francesa, se hizo escuchar el más magnífico discurso reaccionario anti-luces, en lengua francesa, el de Joseph de Mestre, que había leído apasionadamente a Voltaire y Rousseau, Diderot y Montesquieu, muestra que todo eso es la ruina de Francia, que todo eso lleva a la Revolución francesa y hay que renunciar a eso. Francia es más fuerte de lo que usted cree. Ud. hace un elogio hablando de Francia de las luces, Francia es Francia de las luces y de las anti luces. ¿Qué le queda?, le queda hacer lo que dice Eca de Queiroz, adoptar el estilo parisino y preguntarse cada mañana por lo que dijo Gambetta. Por otra parte, en el campo freudiano se preguntan lo que yo digo. Lo que es demasiado.

Las tesis de Sternhell, el historiador israelí sobre las antiluces, que hay historias discutibles sobre los franceses, historias acerca de que Francia está inmunizada contra el fascismo, eso nunca tomó a Racine, y él muestra que no es tan verdadero, no voy a entrar en esto.

En todo caso, Francia fue el laboratorio de ideas fascistas también, los franceses sirvieron de punto de llegada para la literatura, cuando se es reconocido en Francia se trasmite al mundo. Se vio con Joyce, Ulises se imprimió en París en inglés, si no me equivoco en la época en que Lacan se cruzó con Joyce a los 15 años. Es un lindo papel para Francia, pero Francia de para siempre, por eso nos esforzamos tanto.

En un momento Ud. pregunta qué pasa en Francia. Ocurre algo muy simple, los lacanianos pueden comprender mas rápido que los demás y es que hasta hace muy poco tiempo, la llegada al poder del FN era del registro de lo imposible, le demostraban que era imposible, que no cesaba de no escribirse. Y luego llegó un momento en el que nos dijeron que seguramente va a ser elegida; en absoluto, pero eso cesó de no escribirse. Si no me equivoco, una de las categorías, donde se vio que podía cesar de no escribirse, vimos la contingencia posible, es decir, la gente de derecha, -Macron se encuentra frente a ella-, la gente de la derecha, no va a votar por Macron, y mucha gente de izquierda tampoco, su rival va a ser Fillon, y hay gente de izquierda que no lo quiere votar. Recibí ayer de una ex-paciente lo siguiente: "No comprendo lo que Ud. hace, si Fillon se opone a Le Pen, nunca lo votaría". Muy bien. Con la contingencia y lindos sentimientos como este, vamos derechitos a eso. Nadie lo habrá querido, nadie lo habrá visto venir y nadie suponía saberlo, es contingente.

¿Qué es lo que Lacan pone en el registro de la contingencia?: el amor. Lo dice en "Televisión", que el amor es del registro del encuentro. Ocurre, usted llega 5 minutos antes y 5 minutos después se cruza con la chica que usted quiere y que va a ser el deseo de su vida, o de su semana, depende del encuentro. No está programado, no hay sujeto supuesto saber, hay gente que lo piensa.

Carole me contaba en una cena en su casa, que había un señor y una dama que se cruzaron una vez y se parecieron encantadores y luego por azar 3 días después, fueron invitados a cenar juntos, y Carole dijo qué casualidad, y la dama dijo se lo debemos al cielo, porque es creyente y pensó que el buen Dios había velado para que ocurra. Pero normalmente no está programado.

Marine Le Pen es lo mismo, nadie lo sabe antes, no podemos deducirlo, pero bruscamente vemos que puede haber un cruce de líneas que hace que sí, porque habrá sol, lloverá, la gente se habrá levantado con el pie derecho o izquierdo, fueron a votar o no, y estaban más a la derecha o a la izquierda, etc un revoltijo y nos encontramos con esta chica en el Eliseo. Nada seguro, nada demostrado. Pero hubo un instante de ver que el muro de lo imposible se derrumbó y que ahora estamos en el dominio de la contingencia.

No sabemos qué va a pasar, hay 4 que tiene mas o menos los mismos números en las encuestas. Antes estábamos en una situación electoral estructurada, y llegamos a una situación electoral desestructurada, pero la contingencia es una estructura, pasó a la estructura de la contingencia, entonces cualquier cosa puede pasar. Estamos allí, y se dio un paso enorme, que el muro de lo imposible se desplome y que estemos en el registro de la contingencia tratándose de la elección presidencial francesa. Este es el instante de ver. El instante de ver a mi colega judía preocupada por la situación, es del registro de la historia, pero detrás está la emergencia del registro de la contingencia en la elección presidencial. Es decir, de la transferencia loca. No sabemos qué va a pasar, y puede pasar la última semana. Los últimos 3 días puede habar un enamoramiento fabuloso. Conozco a esta chica desde siempre y ahora encuentro que verdaderamente es mi destino. Puede ocurrir con Marine Le Pen, ya hay un entusiasmo que se produce por Melenchon. Hubo un entusiasmo por Macron que bajó un poco, el Sr. Fillon parece remontar, estamos en el régimen de la contingencia, tal como Lacan nos enseñó a leerlo. Por lo tanto, hay que luchar hasta último momento.

Y a partir de ahora y hasta bastante adelante qué hacemos si es elegida, qué hacemos si no es elegida. En los dos casos hemos visto que hay que continuar. Porque nosotros no vemos un hombre político capaz de descifrar la situación, demostraron que no son muy fuertes, para no decir algo peor. De Gaulle sabía leer la cosa política, un Lenin sabía leer la cosa política. Para mí el respeto en política es aquel cuya acción engrana en lo real.

Terminaré con esto. Cuando yo era izquierdista tuve una charla con el Dr Lacan y no olvido cómo termino la conversación. Si Ud. es izquierdista, sea Lenin. Eso quiere decir, sea serio, sea capaz de engranar en lo real. No como Chomsky que comentará hasta el fin de sus días con su tono blando los acontecimientos, pero que tiene entre las manos para actuar sobre la situación, ese tipo que tiene una notoriedad mundial. Tiene un partido, ¿es capaz de reunir a 10 personas para actuar? Es un comentador, no hablo de los filósofos franceses de la emancipación que pasan el tiempo en universidades americanas y renunciaron desde hace tiempo a la práctica y a una acción en el campo político. Me parece que no estaba preparado para esto, pero lo que reunió como fuerza material la Asociación Mundial de Psicoanálisis tiene su peso, en el psicoanálisis y hoy nos vemos forzados a constatar que no tenemos más Maquiavelo, Mazarino, que no tenemos a Bolivar.

Para hablar de la izquierda francesa pensé en hablar de la novela de Borges sobre Bolivar que es tan bella. Tenemos que actuar en Francia, es necesario, tal vez en otras partes, no espero menos que escuchar la opinión de los colegas sobre eso. 

Desgrabación y traducción: Silvia Baudini 

Radio Lacan Nº179, 18 de abril de 2017 

http://www.radiolacan.com/es/intro

22 de abril de 2017

Transmisión extraordinaria: Jacques-Alain Miller en Radio Lacan




Entrevista exclusiva a Jacques-Alain Miller a cargo de Patrick Almeida
Por Liliana Mauas, Patrick Almeida, Fabián Fanjnwaks, Marco Mauas, Perla Miglin y Eduardo Scarone.


Primera pregunta

Los psicoanalistas en la política

1- La presencia de los psicoanalistas en lo político tiene antecedentes recientes en la movilización generada por su convocatoria contra la persecución sufrida por Rafah Nached o Mitra Kadivar en Siria e Irán. Se trataba de psicoanalistas que se encontraban en peligro en sus países. Pero el momento actual es distinto. El paso que da ahora nos invita a comprometernos en la política cotidiana más general, la de los partidos, la de las votaciones, la de las elecciones, y nos preguntamos qué implica este nuevo paso.


Respuestas de Jacques-Alain Miller

1) En efecto hay un nuevo paso que concierne a Francia, no considero en absoluto invitar  a los psicoanalistas de la AMP a comprometerse en asuntos políticos de su país, debe considerarse en cada caso. Sé que hay en este momento un debate muy vivo en lengua española en relación con el tema de Venezuela, es un debate conducido con la dirección de Miquel Bassols, presidente de la AMP. Los colegas venezolanos desearían una implicación más grande de la Asociación Mundial en su país para afrontar las dificultades que parecen agudas de la situación del estado de derecho y creo que le reprochan a la AMP de no haber estado más presente cerca de ellos, y hay en torno de este tema un muy amplio y riguroso debate del que estoy informado con intervalos y espero ver las conclusiones que van a extraerse a fines de abril. Es bastante significativo que esto se despliegue al mismo tiempo que en Francia damos un paso. Es completamente normal, elogiable, que los colegas del extranjero que no son franceses, se pregunten qué quiere decir, ¿se limita a Francia?, ¿es un cambio de orientación de mi parte? Y por eso voy a responder lo más totalmente posible a sus preguntas.

Es verdad que he movilizado el Campo Freudiano en su dimensión internacional por campañas en favor de psicoanalistas perseguidas en su país. Y usted recordó sus nombres: Rafa Nached, en Siria, estaba presa, Mitra Kadivar en Irán que fue hospitalizada y amenazada con ser internada como psicótica. También igualmente Raja Benslama en Tunez, pero la cuestión se resolvió en 2 o 3 días y por eso la campaña no avanzó. Voy a recordar que Mitra Kadivar era y es miembro de la ECF y de la AMP, mientras que Rafa Naches y Rafa Benslama no están en la AMP y consideramos que teníamos que hacer una campaña por nuestras colegas independientemente de su afiliación psicoanalítica.

No creo que se haya tratado de movilización política, diré que eran movilizaciones para defender a los nuestros, como dicen en inglés our kind, el pueblo psicoanalítico. Y hemos dicho de algún modo que en tanto AMP, nada de lo que es psicoanalítico nos es ajeno. Señalo, para lamentarlo, que la reacción de la IPA no estuvo a la medida de la nuestra. Fue flotante y flue, supongo que hubiera sido más firme si mi gran amigo Horacio Etchegoyen hubiera sido aun presidente de la IPA, porque hubiéramos hablado y nos hubiéramos comprendido como lo hicimos tantas veces. Por el contrario, ignoro todo del actual presidente de la IPA, no sé si Miquel Bassols se contacta con él, no busco polémica con la IPA así que no diré nada más.

Diré incluso lo contrario de la polémica, que deseo que en el futuro cuando surjan cuestiones de este tipo haya una concertación entre la IPA y la AMP, solo somos el 10% en número de la IPA, pero creo poder decir que somos una fuerza dinámica y que sería de interés mutuo, actuar juntos cuando personas que pertenecen  al pueblo analítico están en peligro; por nuestra parte continuaremos en la misma líneas en defender a los psicoanalistas amenazados, cualquiera sea su afiliación.

Entonces recordaré que movimos cielo y tierra para obtener la liberación de Rafa y de Mitra.

El Quai d´Orsay, Ministerio del Exterior de Francia fue informado y constantemente nos apoyó y nos guió; y quiero rendir especial homenaje al Sr. François Zimeray  que era el embajador en ese momento por los derechos humanos y que fue un interlocutor precioso y atento. Fui presentado ante él por Bernard-Henri Lévy y eso facilitó el tomar contacto. Luego, cuando cambió el gobierno, encontré una recepción verdaderamente muy favorable de parte del gabinete de Alain Jupé, especialmente de su director con el cual estuve en contacto cotidiano. Y debo decir que para intentar liberar a Rafa encontré una ayuda inestimable en la Sra. Carla Bruni, la esposa del presidente Sarkozy que no solo firmó una petición por su liberación sino que escribió una carta personal a la esposa del presidente Sirio, Asma, en favor de Rafa, y busqué para esta liberación el apoyo de la Compañía de Jesús, por intermedio de Philippe Sollers.  y como Rafa trabajaba en Siria con Jesuitas, traté en medios menos católicos encarando sobornar a sus guardianes por intermedio de un millonario Sirio, -parece que eso se hace habitualmente allí-, pero no desembocó por un cierto número de razones, aunque el dinero estaba allí. 

Puedo decirle que no hemos retrocedido ante nada, siempre permaneciendo en la legalidad -hay zonas en Siria donde la legalidad existe más o menos y donde la costumbre es que si se da un servicio liberando alguien se reciba una recompensa-. 

Para Mitra, encaramos el envío de una delegación de la AMP que debía estar dirigida por Guy Briole, que tenía experiencia como jefe de servicio de psiquiatría del Hospital central de Val de Grace. Retrocedimos por la intervención del Ministro de Relaciones exteriores que nos dijo que Francia no podía proteger a esa delegación en el caso en que fuera detenida en Irán. Yo mismo personalmente hice una fuerte presión sobre las autoridades sanitarias que querían internar a Mitra Kadivar como psicótica. Yo me puse en contacto con el psiquiatra que debía evaluarla, tuve la suerte que él había oído hablar de mí y tuvo en cuenta mi palabra e intercambiamos sobre el supuesto síntoma de Mitra. Se detuvo en un momento ese poder discutir, pero tuvo su peso, y lo que tuvo peso fue la presencia constante de los alumnos de Mitra que permanecieron fieles y que hacían gestiones en el servicio de salud. Finalmente fue liberada, y fue un gran día para mí, porque tenía la preocupación personal y constante de esta liberación; podía, a partir de cierta fecha, intercambiar con Mitra por Internet y debo decir que admiré su coraje. Creo que en un momento se publicaron estos intercambios para republicarlos un día; en todo caso inspiró a un cineasta que quiso hacer una obra de arte ya que le pareció bastante románticos estos intercambios.

Para Raja Benslama fue rápido, pero ya habíamos estableciendo un canal de comunicación hacia el presidente Béji Caïd Essebsi. Y pasando por personas muy cercanas del presidente. Se reveló útil porque fue liberada muy rápido.

Creo que podemos decir que si miramos ese pasado que Ud. evoca en su pregunta, esta cuestión fue tratada por nosotros con seriedad y una cierta eficacia. En ese momento, por supuesto, tuvimos que hacer con Ministerios, ministros, sus gabinetes, hombres políticos, era político en ese sentido, pero no considero que fuera una acción política porque no teníamos que tomar partido sobre el régimen sirio o iraní, sobre la cuestión de derechos del hombre que estaba fuera de nuestro campo de acción. Diré que aún antes de esta vez, en Francia ocurrió la cuestión de la Enmienda Accoyer, donde se trataba por una parte de una defensa de la profesión de psicoanalista, porque la enmienda Accoyer al código de salud, quería definir de manera nueva el psicoterapeuta, las condición de ejercicio de la psicoterapia, no del psicoanálisis, de la psicoterapia, cuya definición es muy flue, y, en segundo lugar, pasaba directamente por el gobierno y ministros en juego, en particular el ministro de salud. Aquí quisiera rendir homenaje a Alain Jupé que no estaba en el gobierno pero que ejercía una suerte de magisterio moral y que aceptó recibirme sin que nunca lo hubiera conocido, lo que hace una gran diferencia con tal hombre político de izquierda que no conocía personalmente pero que mi hermano Gerard Miller, conocía de cerca y que incluso en la prensa en varias ocasiones, rehusó recibirme y me remitió a un grupo de viejos senadores socialistas, muy simpáticos, pero que no tenían nada con qué ayudarme. Y para ver a Alain Jupé, pude ir por un colega de Burdeos, Jean Pierre Klotz que era vecino de un Sr. François Xaviern de Burdeos, que había sido adversario político de Alain Jupé y su amigo después, para solicitar una cita con Alain Jupé que me la dio en 4 días, tomé el avión, vi al Sr. Jupé, le expliqué de qué se trataba, me escuchó y comprendió, y me abrió el camino a un ministro en ejercicio, Renaud Dutreil que se ocupaba de profesiones liberales, y que, como Jupé y yo mismo, es un ex-normalista, lo que hizo que queda de una red de archicube* como se dice. Renaud Dutreil me recibió, aun recuerdo que lo hizo calurosamente y durante dos horas hablamos de Ernesto Renan, de su política, de la Escuela Normal, y fue un placer suplementario que el Hotel de su ministerio le sirvió de modelo a Stendhal para describir el Hotel de la Mole en Rojo y Negro; estaba a mis anchas. 

También rindo homenaje a alguien que actuó muy discretamente pero fue muy útil, el abogado François Sureau, que me dio consejos, como amigo, consejos muy útiles, agrego que también es un novelista de gran mérito. A continuación, conocí al Ministro de Salud que remplazó a aquel que protegía al Sr. Accoyer, en fin, protegía, era aquel que iba codo a codo con el Sr. Accoyer en este asunto. 

Conocí al Sr. Philippe Douste Blazy que ha ayudado al Campo Freudiano y que es quien le dio a la ECF el reconocimiento de utilidad pública. También conocí al ministro siguiente Xavier Bertrand, creo que él mismo me llamó cuando tomó sus funciones, diciéndome que  Philippe Douste Blazy le había dicho que en los asuntos que conciernen a los psi, la primera persona para ver era Jacques-Alain Miller; y luego la Sra. Bachelot, a quien llegué acompañado por Carla Bruni. Es decir, que allí comenzó una relación continuada con los servicios, el ministerio de Salud y eso podía contribuir a asegurar una cierta paz a los psicoanalistas de todas las tendencias en el ejercicio de su profesión.

Es bastante sorprendente que la mayoría de los nombres son de derecha. En la izquierda, solamente un senador socialista al que solicité, quiso interesarse en la cuestión, sin mucho poder, sintiendo que los hombres políticos de derecha eran mucho más receptivos y me hicieron conocer a François Hollande, a su secretario del partido socialista. Pasé una hora en compañía de François Hollande, hice una reseña escrita de ese encuentro donde sólo mencione por discreción, lo que yo mismo dije, no hablé de lo que me dijo François Hollande por discreción, y no lo haré ahora.

También está la cuestión del autismo, no es de ahora, fue abordada como un problema  porque numerosas asociaciones de padres de autistas querían que los psicoanalistas no formaran parte del tratamiento del autista e incluso había un odio a los psicoanalistas activado por oficinas que no ubico bien. Sobre esta cuestión yo estuve en segundo plano, fue la ECF la que estuvo en primer plano, así como respecto del incidente Fasquelle con el nombre de ese diputado de derecha que quiso que el parlamento haciese una declaración según la cual el psicoanálisis no podía ocuparse del tratamiento del autismo. Fracasó y fue Christiane Alberti, presidente de la ECF, la que llevo adelante la batalla, y debo decir que también Lilia Majoub se encontró al jefe del partido Socialista, al Sr. Cambadélis junto con Eric Laurent; y gracias al contacto que hizo Lilia Majoub, el Sr. Cambadélis vendrá mañana al Foro anti-Le Pen del 18 de abril.

He sido muy completo, y esto me sirve a mí mismo para recapitular esta historia, con sus matices, sus lados azarosos, con cómo Carla Bruni entró en el juego, porque una vez leí una entrevista en la revista Elle, donde decía todo lo que le debía al psicoanálisis. Llamé a la directora de Elle por intermedio de mi sobrina que trabaja en Elle desde hace años al lado del escritorio de la directora, que por otra parte es la compañera de Olivier Guisbert de le Point que conozco y quiso servir de intermediaria con Carla Bruni, a la que llamé por teléfono y encontré una persona, completamente inteligente, espiritual, que comprendía todo rápidamente, y deseosa de ayudar al psicoanálisis.

En eso hay una buena parte de contingencia como en la mayoría de los encuentros que he podido hacer. Pero se dibuja un paisaje donde vemos que todo un sector político hace un buen recibimiento al psicoanálisis y los psicoanalistas que adoran hacer de víctimas y de perseguidos, y que me parece completamente fantasmático por parte de los psicoanalistas.

Hay dificultades con los comportamentalistas, hemos perdido la universidad en provecho de los psicólogos no clínicos... muy bien, pero tenemos muy fuertes posiciones, basta escuchar los gritos de nuestros adversarios para darnos cuenta que estamos lejos de serlo.

Pero hoy es muy diferente, hoy comenzamos una acción, desde el 1ro de marzo, -lo he revisado-, que apunta a tener una incidencia directa en todo el proceso electoral en France, el proceso electoral es lo que distribuye el poder.

Si usted me hubiera preguntado hace dos meses: "¿Usted considera interesante intervenir en el proceso electoral en Francia?". "Nunca en la vida, no tenemos nada que hacer allí". Esto hace dos meses. No me era evidente el peligro Marine Le Pen y, en todo caso, pensaba que no éramos nosotros los  que teníamos que  responder como psicoanalistas. Y bien, hubo mi instante de ver, elegí como título del blog de campaña nuevo, porque tuve mi instante de ver. 

En el curso de una sesión de análisis, con una colega que deseó hacer un tramo de análisis, -una colega con una experiencia y un gran saber, que es judía-, y la escuché esa mañana, el día lunes, decirme tranquilamente todas las medidas que estaba tomando para trasladar el dinero que tenía en el banco a la filial en Bélgica, su intención de vender su departamento familiar en Francia, y ya se veía instalada en Bruselas para continuar ejerciendo el psicoanálisis. Quedé pasmado. Por varias razones, no veía la situación tan negra y, por otra parte, yo hubiera tenido el reflejo de pasar a la clandestinidad, si puedo decirlo; mi padre fue médico en la clandestinidad, y en caso de necesidad tengo la idea de que hay que desaparecer en el medio de la nada y ponerse en una carpa y luego disparar el tiro cuando uno tiene la oportunidad. Me impactó mucho porque vi lo que es una identidad, la del pueblo judío, el judío errante, y, en efecto, hay algo que si se toca una cierta fibra en ciertos judíos, encontramos ese personaje eterno, indestructible, de perseguido judío que aquí solo está de paso y que es como el conejo que vemos muerto de miedo, que escuchan a alguien y están listos para huir, y es como si hubiera estado en contacto con esa historia judía en ese instante. Eso me emocionó y me pregunté si podía dejar pasar eso pensando que era alarmista, que es una persona emotiva. Y podemos decir que, en efecto, es una persona emotiva, en efecto, es una persona alarmista, pero también había otra cosa. Y entonces empezó mi tiempo para comprender según la lógica que conocemos. 

El día siguiente, recibí a una colega también de gran experiencia y saber, que no es judía, pero que nació en argentina y vino a Francia, pienso que puedo decir su nombre Estela Solano, pero que me habló del malestar y decepción que sentía en relación con los franceses de una manera conmovedora para mí. Ubicaba Francia en un lugar muy elevado desde siempre, Francia de las luces, como usted mismo me pregunta. Ella se preguntaba que había pasado en Francia para que estemos en ese ascenso de Marine Le Pen. Y después hubo dos pacientes que escuché durante la semana. La semana siguiente mucha gente en análisis que hablaba de Marine Le Pen. Eso fue justo antes de que cristalice. Eso son los pacientes.

Mi momento de concluir, concluir que había que combatir, fue el miércoles 1ro de marzo, en el curso de una cena programada entre Carole Dewambrechis La Sagna y yo, es decir, los dos responsables del foro de los psi. Hemos organizado en el momento del affaire Accoyer, una quincena de foros, estábamos muy entrenados los dos y entre los temas de conversación en un momento le dije, "tuve una experiencia la semana pasada que me marcó". Le cuento mi instante de ver, tengo la impresión que no va a parar y que será necesario hacer un foro por esto, usted puede esquivar eso porque sé el tiempo que esto insume, y que uno da el dedo meñique y después es la mano entera... Y Carole me dice, después de reflexionar, "creo que vamos a tener que hacerlo". Y le dije, ¿si lo hacemos en qué momento? No sería antes de la primera vuelta, porque todo el mundo tendrá candidatos diferente, sino entre las dos vueltas donde todo el mundo tendría que estar de acuerdo en votar por el adversario de Marine Le Pen. Y en ese momento miramos el almanaque y Carole señaló que el fin de semana central de ese periodo se realizarían las Jornadas de la NLS y que su amiga Lilia le dijo que había muchos inscritos, 700. Entonces pensamos que no podíamos hacerlo el sábado que era en el medio de las Jornadas, pero podía hacerse el viernes después de la Asamblea General de la NLS y que así tendríamos fácilmente un público de 700 personas sin tener que fatigarnos corriendo detrás... 

Entonces convinimos que Carole debería llamar a la Maison de la Chimie para saber si había una sala libre a partir de la noche, para no molestar la Asamblea de la NLS y que llamaría por teléfono a Lilia para asegurarse que iba a coordinarse para no perturbar la organización de las Jornadas. Carole al día siguiente reservó la sala para el 28 de abril, Lilia dio su bendición, y ese fue nuestra referencia. 

El día siguiente informé a Christiane Alberti presidente de la ECF, que fue muy receptiva y obtuvo el acuerdo unánime del Consejo de la Escuela en los dos días siguientes. Al mismo tiempo, Carole que es secretaria general de UFORCA (Unión para la formación clínica analítica) -hay 18 secciones clínicas en Francia y en Bélgica francófona- obtuvo el acuerdo unánime del consejo de la UFORCA. Representaba mucho porque era un idea muy frágil el 1ro de marzo y el 3 de marzo dos consejos enteros responsables de instituciones que se entusiasmaron, eso repercutió sobre mí y me dije es lo que había que hacer.  Allí fue cuestión de un Llamado, puse a Christiane Alberti en contacto con Jacques Seda, secretario del grupo de contacto, que son todos los grupos que se movilizaron en el momento del affaire Accoyer, cuya principal movilización consistió en decir que no quería unirse con la ECF. Debo decir que no lloramos lágrimas de sangre nosotros tampoco y los ayudamos a encontrarse entre ellos, lo maravilloso es que es un grupo totalmente informal pero tienen a representantes de la IPA al lado de más pequeños grupos lacanianos que desde que dejan la EC son recibidos con los brazos abiertos, es un sistema que Lacan describió que le concierne. Cualquiera de sus alumnos que renegaba de él, inmediatamente era recibido con los brazos abiertos del otro lado, lo que se decía el ping pong de su formación: con la Escuela de la Causa, pueden difamarla tanto como quieran, desde que nos deja es la persona más maravillosa del mundo.

Comienzo a polemizar, pero verdaderamente no tengo ningún enojo solo diversión. De todo eso guardo una muy buena relación con Jacques Seda, que es una persona muy cultivada y muy agradable en la conversación y no queremos aproximarnos a ese grupo de contacto si no quiere tener contacto conmigo, me remití a Christiane Alberti que redactó el Llamado, escuchando los consejos que podían dársele, luego reunió 32 firmas de psicoanalistas y alrededor de la mitad de la Escuela de la Causa y la otra mitad no está. Yo no firmé para que no se piense que voy con la mano encima en esta cuestión.

Así comenzaron las cosas, tal vez pueda aprovechar para decir algo del primer texto que escribí y que fue una oposición de respuesta a mi hermano Gerard. Él hizo un texto que llamaba a votar a Melenchon, lo que es su derecho, pero era el revés de lo que estábamos tratando de construir. Lo que queríamos construir era una intervención autónoma del psicoanálisis en el campo político, por supuesto como ciudadanos podemos votar por un candidato u otro, pero no es bajo la bandera de un candidato que queremos caminar, queremos caminar bajo la bandera del psicoanálisis. Y conservar nuestra autonomía en el campo político. Es un camino diferente del que es muy legítimo también, pero que consiste en, a título individual, aliarse directamente a una candidatura. Entonces intervine para decir que no era mi posición. ¿Lo dije de la mejor manera? No. Melenchon mostró luego, lo reconozco gustosamente, la elevación de espirítu y seriedad que no había notado hasta entonces, lo había visto, por el contrario, en una repetición de una emisión de Laurent Rouquier donde actuaba como un presidente que iba hacer aquello y aquello otro, fue aplaudido como locos por sus partidarios; debo decir que no aprecié ese sueño diurno. Pero debo decir que me gustó su discurso en Chateauroux mi ciudad natal, donde dio un discurso sobre salud que me pareció notable; y luego tenemos un punto en común, que a los dos nos gusta Robespierre y que él habla libremente sobre la cuestión. Si he podido herir a los amigos de Melenchon o a mi hermano con esta respuesta lo lamento y considero dada vuelta la página.

Entonces es un asunto francés, pero evidentemente es un asunto psicoanalítico, porque es en tanto que psicoanalistas que entramos en el campo político, y entonces es normal que informemos a nuestros colegas del extranjero y que hayamos pedido su apoyo que hemos obtenido ampliamente. 

Utilizo el canal de Radio Lacan para agradecer los colegas de otras escuelas y otros países que están interesados en nuestra situación aquí.
 
Desgrabación y traducción: Silvia Baudini

Radio Lacan Nº179, 18 de abril de 2017
 
http://www.radiolacan.com/es/intro

* Revista de la Escuela Normal Superior

21 de abril de 2017

La clave de la felicidad, ¿un combo?, por Gustavo Stiglitz



2562 Es indudable que las Neurociencias progresan, (Progreso: "avance, adelanto, perfeccionamiento". Diccionario de la Real Academia Española). Pero indudable no es lo mismo que inequívoco. Equívoco es lo que da lugar a juicios varios y no a uno único e indiscutible. Por ejemplo, en el campo de la salud, es probable que un bien se acompañe de complicaciones y, entonces, se vuelve discutible el balance "costo beneficio" de un tratamiento. Es decir, que a un tratamiento determinado, algunos lo juzgarán conveniente y otros no. No me refiero, en este caso, a lo indudable e inequívoco de las ventajas en el campo de la neurocirugía, neurofisiología y la rehabilitación (de los cuales he sido beneficiario). Lo que es equívoco en ocasiones, es el empuje y entusiasmo de los investigadores que puede llevarlos al anhelo de expandir su campo de acción y su supuesto saber, a todos los órdenes de la vida.
Hace poco se afirmaba, en un conocido programa de televisión, que una larga investigación en los Estados Unidos había dado con la clave de la felicidad. Estudiaron a muchas personas desde su infancia hasta la adultez y se concluyó que la felicidad no la dan ni el poder ni el dinero, sino las relaciones humanas, el lazo con los otros, porque somos seres sociales.
¡Eureka! ¡Éramos seres sociales y no lo sabíamos! La primera reacción fue de alivio y simpatía. Escuchar a un experto en el cerebro explicando públicamente que la felicidad no la dan los psicofármacos, ni la estimulación eléctrica o kinesiológica de un área cerebral determinada y localizada a través de neuroimágenes, sino los afectos y los lazos sociales, fue muy interesante. Pero el alivio y la simpatía duraron lo que la transmisión de información de una neurona a otra. Es decir, muy poco. Que pena.
Es que seguidamente pensamos: si alguien dice tener la clave para que todos seamos felices, el paso siguiente será enseñarnos a todos qué hacer para conseguirlo.
La cosa entonces, ya no es tan feliz. Una regla fundamental del mercado es que con la oferta se crea demanda. La aparición de un nuevo objeto en el mundo hace que mucha gente lo desee y haga lo posible por procurárselo. Por ejemplo, a nadie se le hubiera ocurrido decir que quería tomar una coca cola, antes de que esa bebida apareciera en el mundo. La "clave de la felicidad" puede ser un nuevo objeto en el mercado y, si se dice que existe se creará la demanda de ese objeto. Es infalible. Muchos van a esperar, exigir la clave, hasta pagarán por ello, transformando el saber en un objeto más en el mercado. Y bien costoso, seguramente. Los celulares de última generación se volverán obsoletos si no incluyen la clave de la felicidad en su play store.
Pero... ¿todos somos felices de la misma manera?
Esta no es una pregunta ociosa. La experiencia indica que la felicidad nunca es constante. Todos accedemos a ella periódicamente. Pero cabe preguntarse: cuando eso sucede, que accedemos a la felicidad, ¿todos lo hacemos de una única y misma manera? ¿Es una experiencia generalizable? ¿Dónde quedará ese detalle intransferible que hace feliz a cada uno si la clave es universal? Es como si a uno lo obligaran a ser libre. "¡Sé libre!". La sola indicación ya impide lo que indica. ¿Puedo ser libre respondiendo a la orden de otro que me lo exige? ¿No se ve dibujarse en el horizonte al rebaño que sigue a la campana de la felicidad? Allí, al progreso, se suma el desmán. (Desmán: "exceso, desorden, tropelía, suceso desafortunado". Diccionario RAE). La tropelía de indicar la libertad y la felicidad, más allá de las condiciones del bienestar de cada uno. El abuso de la idea de una escritura cerebral de la felicidad. El desafortunado suceso que se seguiría de esto, de creer que en las escuelas se podría educar a todos los niños con el programa de la felicidad.
aldous_huxley_psychical_researcher
Aldous Huxley
En 1932 el escritor inglés Aldous Huxley publicó su excelente novela Un mundo feliz.
Allí la felicidad de distribuía por igual con una píldora llamada "soma" (¿o sería "maso"?) que el estado aseguraba a todos los ciudadanos. Nadie elegía su destino, pero todos eran felices. Se había decidido pagar la felicidad al precio de la libertad.
Nuestra época también tiene sus Aldous que descubren que somos seres sociales y que podríamos tragarnos la clave de felicidad a través de programas de aprendizaje y rehabilitaciones cognitivo conductuales.
En fin… Bienvenidos los nuevos conocimientos sobre el funcionamiento cerebral.
Bienvenidas las mejoras en la calidad de vida. Pero ello no habilita a dirigir las políticas educativas, ni de salud mental, ni los destinos de las personas cuya felicidad -digan lo que digan- depende de lo que a cada uno, uno por uno, lo haga feliz. No de lo que un grupo dicte para todos. Cuando decimos un grupo no decimos un grupo de mal intencionados, pero sí al desafortunado suceso de la amalgama entre científicos, industria farmacéutica y de aparatos de neuroimágenes y especialistas en técnicas cognitivo conductuales.
Eso ya no es progreso, sino desmán. Espero que se entiendan los grandes riesgos que nos acechan, paradójicamente, desde un lugar desde el que sólo esperaríamos nuestro bien.
(2017)

19 de abril de 2017

XVI Jornadas de la ELP. 11-12 Noviembre 2017 -Argumento-




 
"Yo soy..", "Todos somos..."
El psicoanálisis ante las nuevas identidades


 
Vivimos en la actualidad una efervescencia de los fenómenos “identitarios” que se producen a muchos niveles, distintos, aunque articulados.
 
En el plano político, esto se pone de manifiesto con el auge de identidades nacionales y religiosas, tanto en Europa como en EE. UU, que no pueden reducirse a un retorno de lo mismo pues encontramos en estos movimientos características nuevas.
 
Por otro lado, las “etiquetas” forman parte de lo cotidiano. Tanto desde los medios de comunicación y las redes sociales, como desde las burocracias políticas, surgen nombres, categorías, diagnósticos frente a los cuales los individuos contemporáneos se ven empujados a elegir. Se les proponen engañosamente estos significantes como una forma de nombrar su particularidad, en un movimiento que borra toda singularidad. El psicoanálisis, sin embargo, apuesta por la singularidad, por la manera en que cada cual es susceptible de encontrar su lugar en el mundo.
 
Identidades de género, identidades nacionales, identidades colectivas frágiles que duran el instante de un fenómeno de masa evanescente; diagnósticos que se multiplican y pretenden conferir identidades ligadas a condiciones o enfermedades del cuerpo, todo ello muestra una multiplicación de la noción de identidad. Como si se tratara de un intento de respuesta al imperativo “¡Identifícate!”, observamos en la clínica una búsqueda afanosa de nominaciones muy diversas que, adquieren a menudo la forma de una reivindicación o de un reclamo de reconocimiento: “Yo soy…”, ”Todos somos…”.
 
Ahora bien, el psicoanálisis revela que la identidad, lejos de ser una, está conformada siempre por una variedad de identificaciones. Freud sitúa la identificación como “la más temprana exteriorización de una ligazón afectiva con otra persona”[1]. En efecto, las primeras identificaciones, en las que el Otro cumple una función primordial, son constitutivas del sujeto e inconscientes. La clínica con niños nos enseña su importancia.
 
El concepto mismo de identificación se basa en el cuestionamiento de la identidad y muestra que aquello en lo que el sujeto se reconoce -su yo- está afectado por un desconocimiento radical de lo que lo constituye.
 
La identidad “tiene que ver con el Otro, con las imágenes reinas y los significantes amo”[2], que organizan nuestro goce  y que tienen efectos en cómo nos conducimos en la vida. Sin embargo, la experiencia analítica deshace una a una las identificaciones que la conforman,  permitiendo captar la alteridad que les subyace - la singularidad del modo de gozar del ser hablante - a la vez que confronta al sujeto con el vacío de representación primordial.
 
A partir de la lectura de Lacan, podemos afirmar que no hay identidad que se sostenga. Creerse uno no es más que ilusión, pasión, locura. La identidad puede cambiar o estar en crisis porque es un vacío, ante el cual, las identificaciones nos sostienen.
 
La inexistencia del Otro que rige la época actual no puede dejar de incidir en las identificaciones. El discurso del amo contemporáneo ya no ofrece ideales unificantes y, por tanto, tampoco produce identificaciones sólidas y universales. A este debilitamiento, responde un cambio en el régimen de las identidades que no obedecen a una imposición en nombre de significantes amo poderosos. Ahora, autoafirmadas, parecen responder a una verdadera pasión del ser hablante contemporáneo por nombrarse.
 
En efecto, las identidades se presentan hoy cargadas de una fuerza y de un grado de certidumbre inicial que contrasta con la rapidez con la que a veces se diluyen para dar lugar a una búsqueda nueva, no menos urgente. Sin embargo, el vacío y la angustia permanecen.
 
En la actualidad, el ejercicio del poder pasa cada vez más por el control de los cuerpos. Esta modalidad, que Foucault llamó biopolítica, constituye uno de los elementos determinantes del discurso del amo contemporáneo. “El sujeto se encuentra atrapado en la extensión creciente de la gestión de conjuntos de vivientes constituidos en poblaciones, cuyos modos de goce es preciso guiar, ya sea mediante el mercado, ya sea mediante la regulación burocrática y sus normas invasivas”.[3]
 
Si el psicoanálisis puede seguir definiéndose como el reverso del discurso del amo, urge desentrañar los resortes de este último para pensar nuestra clínica y nuestra política en el horizonte en el que necesariamente se inscriben.
 
Jacques Lacan pudo anticipar la multiplicación de los fenómenos identitarios y el aumento de los procesos de segregación, y su ultimísima enseñanza nos proporciona herramientas renovadas y poderosas para leerlos. Las próximas Jornadas de la Escuela nos convocan a ello.


Líneas de trabajo

-. Nuevos diagnósticos: falsos nombres
-. Del yo al síntoma, el inicio del análisis
-. Identificación: atravesamiento y restos
-. Nominaciones
-. Usos de lo imaginario
-. La máquina de etiquetar: Ciencia, Universidad, Bipolítica
-. Comunidades de goce
-. El fin de la infancia
-. Cuestión de género, género en cuestión
-. Construcción del adolescente
-. El selfie imposible y la ex-sistencia del cuerpo
-. Ser hablante y multitud
-. Nuevas identidades y segregación


[1] Freud Sigmund, Psicología de las masas y análisis del yo Cap VII La identificación. Obras completas Tomo XVIII Pag 99. Editorial Amorrortu.
[2] Brousse M H . Les Identités, une politique, l’identification, un processus et l’identité, un symptome.
[3] Laurent E. El reverso de la biopolítica . Pag 25. Grama Ediciones.