25 de abril de 2007




La entrevista Oscar Zack

Analista miembro de AMP (Asociación Mundial de Psicoanálisis)


''Hay un uso poco ético de los antidepresivos''

Oscar Zack estuvo en Salta para dar una capacitación sobre la teoría psicoanalítica. En un diálogo con El Tribuno, el especialista consideró que existe un uso indiscriminado de antidepresivos y opinó que la salud "es un negocio maravilloso para muchos".

¿Hay un uso descontrolado de antidepresivos en Argentina?


Creo que hay un uso poco ético de los antidepresivos. El medicamento es necesario, no vamos a rechazar los avances de la ciencia y la técnica. Sería como no aceptar la penicilina. Pero la utilización desmedida de los antidepresivos que existe es constatable.Pero si una persona toma un antidepresivo es porque hay un médico que lo receta...No hay que confiar tanto en el otro. Hoy uno va a un clínico, un traumatólogo, un dermatólogo, un oftalmólogo o un gastroenterólogo y le dan antidepresivos. No los prescriben sólo los psiquiatras y de manera supervisada. Entonces hay un uso indiscriminado.


¿A qué se debe este uso excesivo de medicamentos?


Sería muy complejo establecer una causa consistente con sensatez. Pero Jacques Lacan decía que la oferta genera demanda. Las convenciones y capacitaciones de psiquiatría son subvencionadas por laboratorios.


¿Por qué cree que estas firmas gastan tanto dinero en hacer congresos de psiquiatría y no de psicoanálisis?¿Porque los psicoanalistas no recetan?


Efectivamente. Es un tema de mercado y no de interés por la ciencia.


¿Cuál puede ser la consecuencia de la aplicación excesiva de psicofármacos?


Es muy difícil decirlo. Pero puedo afirmar que la terapéutica indiscriminada es totalitaria. Si yo digo: antidepresivos para todos, es totalitario. En la salud mental no hay respuestas efectivas universales. La salida adecuada es la que responde a la particularidad del caso. No es lo mismo la depresión de uno que la depresión del otro.Hay estudios internacionales que constataron que el uso indiscriminado de antidepresivos en adolescentes incrementó los índices de suicidios. Es un efecto secundario. Muchas veces el medicamento apunta a llevar a un sujeto depresivo a un estado de euforia. Y en los momentos de euforia es cuando más se quita la vida la gente.Algunas obras sociales no cubren el psicoanálisis y otras cubren sólo una parte de este tratamientos ¿Por qué?Porque es pérdida de dinero. Pagar durante un año para que un paciente asista a un psicoterapeuta es mucho más caro que una caja de antidepresivos. Es más económico abonarle a un psiquiatra una consulta mensual durante dos o tres meses para que controle una medicación que cubrir un psicoterapeuta una vez por semana.


¿Entonces hay una lógica de negocios en el tratamiento de los pacientes?


Por supuesto. No es ninguna novedad. La salud es un negocio maravilloso para muchos laboratorios y empresas. Lo llamativo es que los dueños de estas firmas no toman medicamentos, se psicoanalizan. No hay una preocupación seria por el bienestar, no sólo en Argentina sino a nivel mundial.


¿Hay que empezar a resolver menos cosas con medicamentos en el área de salud mental?


No debemos confundir. El psicofármaco es útil. Pero tiene que servir para facilitar la palabra y no para taparla. Por ejemplo, cuando un paciente psicótico está en pleno delirio o alucinaciones, a veces la medicación favorece el lazo con el psicoanalista. El mal uso sería ahogar ese delirio en remedios para que el paciente no hable. Hoy las palabras molestan y no hay tiempo para escuchar a la gente...


Estamos en problemas. ¿Cómo salimos?


No hay salidas totalizadoras, sino individuales. Lo que es bueno para uno no lo es para el otro. La opción más ética es bregar porque cada uno encuentre su solución.


___________________


No hay comentarios: