11 de junio de 2014

Ciclo Pecados, pasiones, goce: "La tristeza: ¿Enfermedad o cobardía moral?" - BOLM, miércoles 11 de junio 2014, 20,30h - Biblioteca de orientación lacaniana de Madrid




ENCUENTROS DE LA BIBLIOTECA


CICLO: PECADOS, PASIONES, GOCE
5º ENCUENTRO


"LA TRISTEZA: ¿ENFERMEDAD O COBARDÍA MORAL?"
MIÉRCOLES, 11 DE JUNIO DE 2014- 20,30 HORAS
C/ Gran Vía, 60, 2º Izda
ENTRADA LIBRE





En su origen, los pecados capitales o "vicios malvados" fueron ocho, e incluían a la tristeza: "Quien vence el deseo vencerá las pasiones y el vencedor de las pasiones no será sometido por la tristeza" (Evagrio Póntico, 345-399). Así, tempranamente, el cristianismo establece respecto de la tristeza un juicio moral.
Para Freud la tristeza es entendida de otra manera: es el corolario inevitable del fracaso del deseo, cuando no la manifestación de un duelo imposible de elaborar. Y no olvidemos que en El malestar en la cultura Freud atribuye la infelicidad al desamparo en que el padre nos deja en este mundo.
En Televisión, Lacan da una nueva vuelta de tuerca tan sorprendente como inspiradora. Des-inscribe los afectos de la psicología de las emociones y los re-inscribe en la ética, tomando como referencia a Spinoza y Dante: la tristeza es una "cobardía moral" y un "pecado" porque es rechazo del saber inconsciente. En contraposición ubica el "saber alegre" que reside en la ética del bien-decir, en la virtud de reconocerse en el inconsciente, es decir, en la estructura.
En nuestra experiencia clínica, la tristeza es un importante motivo de consulta. La biopsiquiatría la denomina trastorno depresivo (sin establecer una diferencia cualitativa entre depresión y melancolía), y la explica como efecto del mal funcionamiento de ciertos neurotransmisores.
Mientras tanto, la depresión se extiende como una plaga que amenaza al sistema productivo y la OMS vaticina que en pocos años el 60% de las bajas laborales se deberán a depresiones.
En consecuencia, y en consonancia con el discurso capitalista, la psicología dominante nos empuja al goce bajo la fórmula de la felicidad como imperativo moral, culpabilizando a aquellos que no la logran.
En estas circunstancias, en las que los pecados tradicionales se disuelven, mientras que la tristeza se transforma en el gran pecado actual en un sentido contrario al que pretendía Lacan, tenemos derecho a preguntarnos si la tristeza es siempre una cobardía moral.

INTERVIENEN:
Fernando Colina, psiquiatra, miembro de la Asociación Española de Neuropsiquiatría, co-dirige la colección de psiquiatría clásica "Los alienistas del Pisuerga" y es autor entre otros libros de "Deseo sobre deseo", "Melancolía y paranoia" o "El saber delirante".
Rosa López, psicoanalista, miembro de la ELP y de la AMP.

COORDINA:
Luis Teszkiewicz, psicoanalista, miembro del equipo de la BOLM.

ORGANIZA:
EQUIPO DE LA BOLM: Miguel Ángel Alonso, Antonio Ceverino, Graciana Dithurbide, Alberto Estévez, Beatriz García, Diana Novara, Juan de la Peña, Sagrario Sánchez de Castro, Luis Teszkiewicz. Dirección: Esperanza Molleda.



No hay comentarios: