17 de octubre de 2014

¡Novedad! FREUDIANA, nº 71. Revista de la Comunidad de Catalunya de la ELP.


EDITORIAL, por Pepa Freiría

Una lectura imponente del itinerario del pensamiento de Lacan, con un baile de escansiones posibles sobre los diferentes momentos de su enseñanza, nos lleva directos al síntoma en su vertiente de iteración, de la mano de J.-A. Miller, en una nueva entrega de sus clases del curso sobre El ser y el Uno (2010-2011). Itinerario e iteración se conjugan para señalar un punto de llegada, la cualidad de real otorgada al síntoma.

¿Qué es un psicoanálisis orientado hacia lo real? Con esta pregunta de apariencia simple convocó este mes de junio Éric Laurent en Barcelona, a todo aquél que quisiera escucharle. En “un mundo cada vez más irrespirable”, un psicoanálisis que ya no aspira a proponer una alternativa de sentido, que ya no apunta a situar ninguna verdad en el corazón humano, tiene la posibilidad de funcionar como pulmón.

La sociedad del cansancio, bautizada así por el filósofo de origen coreano Byung-Chul Han, presenta patologías libidinales a gran escala: cuerpos llevados hasta el máximo rendimiento por sus propios dueños, depresiones vinculadas a la imposibilidad de cumplir con el Ideal de época. El análisis lúcido del malestar en la cultura del siglo XXI interesa al psicoanálisis desde todos los puntos de vista.

Mujeres y hombres se enfrentan ahora de un modo inédito a la eterna cuestión, bautizada por Lacan como el par coloreado, es decir que en el sexo no hay nada más que el ser del color, lo que sugiere en sí que puede haber mujer color de hombre u hombre color de mujer(1). Dos trabajos bien distintos en su estructura y estilo pero igualmente rigurosos, hacen camino hacia las próximas Jornadas de la ELP y nos acercan a la idea de ese falso agujero que no es ni el agujero de uno ni el agujero del otro.(2)

El dispositivo del pase tiene también en este número un lugar esencial, mostrándose en toda su dimensión. A las enseñanzas que pueden extraerse del propio dispositivo a través de sus cárteles, pasando por los testimonios sobre lo más singular de la experiencia y las articulaciones teóricas que aportan los AE, vienen a sumarse algunos trabajos que plantean reflexiones después del pase. Se constata que A posteriori, aún se mantiene el no saber cómo y hasta cuándo se mantendrá abierta la hiancia productiva.

Notas:
1. Lacan, Jacques. El Seminario, Libro 23: El Sinthome. Paidós, Buenos Aires, 2006, p.114.

2. Ibíd., p. 115.

No hay comentarios: