8 de diciembre de 2012

Conferencia en Granada de Gustavo Dessal - viernes 14 diciembre 2012




        

                                                                           


3ª Conferencia: Viernes 14 diciembre 2012

¿Qué sentido tiene hoy la felicidad?


Gustavo Dessal (Madrid)
Psicoanalista en Madrid. Escritor. Docente del Instituto del Campo Freudiano (NUCEP). A.M.E. de la Escuela Lacaniana de Psicoanálisis.
Miembro de la Asociación Mundial de Psicoanálisis (AMP).


Presenta: Ynma Nieto
Psicoanalista en Almería. Psicóloga clínica en el Servicio Andaluz de Salud. Miembro de la Escuela Lacaniana de Psicoanálisis.


Lugar: Salón de Grados -Facultad de Ciencias Políticas y Sociología de Granada

19.00 horas - Entrada libre -Mapa


ir a programa completo
ir al archivo de videoconferencias

Organiza: Instituto del Campo Freudiano de Granada.
Patrocina: Universidad de Granada, Vicerrectorado de Extensión Universitaria y Deporte
Colabora: Diputación de Granada. Hotel Carmen de Granada.



Texto de presentación de la conferencia:



"Hay algo en la naturaleza de la satisfacción humana que impide su plenitud, que la condena a una parcialidad que no responde a circunstancias externas, sino más bien a una perturbación de orden interno y estructural. No es algo fácil de aceptar, puesto que siempre es preferible creer que la ausencia de felicidad es una coyuntura temporal, y albergar de ese modo la promesa de una satisfacción venidera. La opinión corriente atribuye la carencia de satisfacción a circunstancias contingentes, cuya explicación varía conforme a las distintas posiciones subjetivas. Así, alguien atribuirá la insatisfacción a la acción de un agente externo, recurso muy bien conocido y empleado por los hombres de estado cuando es necesario desviar la atención de las masas y ofrecerles una víctima propiciatoria. Hay quien hará depender la infelicidad de la injusticia que reina en el mundo, otro del desamor de los que le rodean, aquel de los designios de un destino fatídico. Ciertas personas están convencidas de que lo que les falta les ha sido arrebatado por otras, y también existen los que exigen al mundo ser indemnizados por la satisfacción de la que se sienten privados. El hecho cierto es que la satisfacción siempre está dislocada, situada en otra parte (como lo prueba el temprano y primitivo surgimiento de los celos, observable ya en el lactante) de tal modo que su búsqueda encontrará siempre un límite. El psicoanálisis denomina castración a ese límite, y estudia el modo en que los sujetos se confrontan a él, para intentar  desmentirlo o sobrepasarlo. La paradoja de la época actual es que a la vez nos promete la felicidad al alcance de la mano, al tiempo que sentimos alejarnos cada vez más de ese eterno y antiguo sueño..." GD