29 de junio de 2016

¿Quién es charlatán?*, por Gil Caroz, -Respuesta a la entrevista al Presidente de la Federación Belga de Psicólogos-(1)




Vamos, pongámonos serios. ¿Qué es un diploma de psicólogo? No gran cosa. Lo digo porque tengo uno, que conseguí hace treinta años. Lo obtuve del mismo modo que fui a la municipalidad a recoger mi documento de identidad, es decir, para tener un papel. Luego hizo falta que me formara, realmente. Porque atender personas y aliarse a su destino no es cosa sencilla. Sabía desde el comienzo que el diploma de psicólogo no me formaría en nada para acompañar a gente que buscaba un punto de apoyo para abordar su real. Sabía que nada me autorizaría a hacerlo en tanto no tuviera el coraje de abordar el mío, mi real. El diploma de psicólogo era solamente la prueba de que tenía la capacidad de estar sentado en mi escritorio, de asimilar un poco de saber muerto con el fin de sacarlo a colación, de un modo igualmente muerto, durante los exámenes.

También era la prueba de que era obediente. Que sabía detectar en mis profesores de la universidad lo que querían escuchar y también lo que no querían escuchar. Que, por ejemplo, me abstenía de cuestionar sus a veces delirantes ideas, como la que estipula que cuando un sujeto concentra su atención en el color rojo de una lámina de Rorschach, es el signo de que tiene una personalidad agresiva. O incluso que al acariciar un ratón tres veces por día, se aprenden los efectos del acto de cariño en los humanos.

Vamos, pongámonos serios. ¿Quién puede creer que se trata allí de una ciencia? Como no soy un charlatán, desde que comencé a ver “pacientes”, luego de mis estudios en psicología clínica, me dije que era preciso que me formara, esta vez realmente. Fue entonces que comencé un análisis. Sí, hace treinta años, comencé un análisis y un control de mi práctica. Mi caso, no menos que el de otros, debió y debe ser siempre analizado, incluso si, a partir de un cierto momento, el análisis cae cada vez más en el autoanálisis. No olvidando además la lectura de textos en pequeños grupos (carteles), el estudio clínico en un instituto de formación, las presentaciones de casos, la participación en entrevistas con personas internadas en psiquiatría, los coloquios, los congresos, el trabajo institucional de la cosa analítica… Es esto lo que hago después de treinta años, porque no soy un charlatán. En cambio, esgrimir el diploma de psicólogo para reivindicar la legitimidad de “recibir” gente e insertarse en su camino es un charlatanismo de alto nivel.

Señor Presidente de la Federación Belga de Psicólogos, es a usted a quien dirijo estas palabras. Creo alucinar cuando pienso que usted quiere someter al control de un psicólogo a algunos de mis colegas, psicoanalistas laicos, hipercompetentes en su formación analítica en el seno de una Escuela de psicoanálisis, pero que no tienen un diploma de psicólogo. Algunos son filósofos, otros son matemáticos, otros incluso arquitectos… No obstante, lo reto a evaluarlos en el plano de la clínica
 
Usted dice que hay “de todo y cualquier cosa” en el campo de la formación en psicoterapia y que esa es la razón por la cual es preciso tener un diploma de psicólogo para ejercer un acto psicoterapéutico. Como por azar, menciona a este respecto que uno “puede formarse en psicoanálisis en diez semanas”. Así ha lanzado su descrédito sobre los psicoanalistas, mientras que bien sabe usted que detrás de ellos hay Escuelas mucho más serias que las universidades. 

Usted vende su alma al diablo de la Evidence Based por poca cosa, para formar parte de quienes quieren conservar el monopolio en este campo, mientras que sabe que, si se presta realmente a tratar el real que golpea su puerta, el diploma no garantiza nada. A la tercera pregunta que se le realiza en la Libre Belgique del 22 de junio de 2016, la de saber “si hay muchos charlatanes”, usted no responde. Divaga hablando de una voluntad de “profesionalizar la psicoterapia por el bien del paciente”. Bien quisiera. Pero entonces comience por decir a esos pacientes para quienes quiere su bien lo que usted sabe del valor del diploma de psicólogo: que es un simple papel.

Traducción: Lorena Buchner.

* Texto original incluido en Le Forum des Psychanalystes, n° 8, junio 2016, p. 3, disponible en: http://www.ch-freudien-be.org/WordPress/wp-content/uploads/FOR_8_FR-juin-2016.pdf

Nota:
1-. http://www.lalibre.be/actu/belgique/des-psychotherapeutes-sans-existence-legale-se-sont-engouffres-dans-ce-vide-juridique-57697a1d35708dcfedb4338c