13 de diciembre de 2014

Eva-Lilith. Boletín de las VIII Jornadas de la NEL. Despedida y números 38 al 43.


Eva-Lilith, el Boletín de las VIII Jornadas de la NEL se despide, así como lo posible, que cesa de escribirse, Lilith la doble de Eva que resonó en más de 40 textos -sin adición- nos acompañó durante cinco meses aproximadamente.

Lo femenino, un asunto no sólo de mujeres, deja como pivote irreductible un saldo en el borde de este Boletín que resuena en la transmisión de sus cincuenta autores: analistas practicantes AP - analistas miembros de la Escuela AME - analistas de la Escuela AE - miembros y asociados de las 16 sedes y delegaciones de la NEL que en la diversidad de una lengua y un trabajo compartido, son el producto de sus textos que extraen una enseñanza para tentarnos a morder "... ¿qué?... la manzana, objeto oral que quizás no está para otra cosa más que para deportar a Adán sobre el verdadero sentido de lo que ha pasado mientras dormía"[1].

También nuestro sincero agradecimiento a los colaboradores de las listas de nuestra Escuela y otras Escuelas de la AMP, a los responsables del Blog de la NEL y al Blog de sus VIII Jornadas, a las redes sociales que cada lector consideró retransmitir algunos de nuestros números; y muy especialmente a los medios de difusión de la AMP que hicieron eco de nuestro entusiasmo.

Finalmente, gracias a una de las preguntas que a cada momento nos animó a los responsables de la comisión editorial de este Boletín, nos despedimos ¡hasta la próxima! No sin antes compartir con ustedes éste interrogante ¿Qué puede ser primordial antes de Eva, a saber Lilith... ? 

  
Comisión Editorial Boletín Eva-Lilith




Notas:
1-. Jacques Lacan, Seminario 14, "La lógica del fantasma", clase del 24 de mayo de 1967, inédito.


* Usted puede acceder a las web de nuestras VIII Jornadas donde encontrará los textos de los 50 autores de Eva-Lilith www.jornadasnel.com


Eva-Lilith, nº 38 al 44


INTERTEXTUALIDADES, por Mayra de Hanze
 
Lacan a partir de los años 70 se interesa particularmente por la condición del significante solo, aquel que no tiene la intención de comunicar, incluso reta a un discurso que no fuera del semblante, justamente en ese contexto nos dice "la mujer que no existe", es la letra, letra que indica el significante que no hay Otro, S (A/)

Continúe leyendo:
http://www.jornadasnel.com/template.php?file=Eva-Lilith/038.html


ORLAN: Nombre, Cuerpo y Obra, por María Cristina Giraldo

En el "Manifiesto del Arte Carnal", ORLAN afirma "la libertad individual del artista" y su lucha "contra los a prioris y contra los dictámenes". ¿Cuál es el Otro al cual ORLAN interroga y qué respuesta propone con su obra? Se trata de un amo determinista que detentaría el saber de lo que es el Arte, cuando la obra del arte, apelo a Gérard Wacjman, no solo es pregunta y respuesta, sino que produce su propia teoría material de la estética.

Continúe leyendo:
http://www.jornadasnel.com/template.php?file=Eva-Lilith/039.html


La astucia musical de Chabuca Granda, por Ani Bustamante

En las orillas del sentido ruge un embriagado goce que no se deja negativizar. Objetando la ley de la castración se establece, así, un Otro territorio en el cual el cuerpo queda despojado de las envolturas simbólicas y los velos imaginarios. El goce que allí circula, al ser no-todo fálico, coloca al cuerpo más expuesto a lo real, al mismo tiempo que nos hace evidenciar la operación de la letra sobre la carne, como materia rítmica en la cual se forja, lo que Lacan llamó la "lalengua". 

Continúe leyendo:
http://www.jornadasnel.com/template.php?file=Eva-Lilith/040.html


Lo femenino y el cartel, por Ana Viganó

Introducción
Damos inicio a esta Plenaria sobre Lo femenino y el cartel, dando la bienvenida a las integrantes de la Comisión de Carteles que en estos días concluye su labor, comisión que a su vez se ha constituido en cartel en estos 2 años: Mayra de Hanze, Mercedes Iglesias, Mónica Pelliza aquí presentes, y Claudia Velásquez que lamentablemente no ha podido venir.
 

Continúe leyendo:
http://www.jornadasnel.com/template.php?file=Eva-Lilith/041.html


El autismo del goce vs. Los fenómenos de masa, por José Fernando Velásquez, Antonio Aguirre, Giancarla Antezana, Tania Aramburo, Raúl Castañeda-Cerezo, Beatriz García, Mercedes Iglesias, Diego Tirado

Los fenómenos de masa al igual que la mujer, se desdoblan. Tenemos por un lado fenómenos de masa en relación con el líder, armados bajo la identificación al caudillo, los cuales siguen el modelo freudiano planteado en Psicología de masas y análisis del Yo (1921); en ellos la orientación se logra por la regulación fálica, y los modelos son, el ejército y la iglesia. Por otro lado encontramos fenómenos de masa que tachan al Otro, cuestionan la ley e implican la lógica del no-todo, con manifestaciones que permiten pensar en las formas múltiples del goce femenino. Este segundo tipo de masas no responden al modelo freudiano. 

Continúe leyendo:
http://www.jornadasnel.com/template.php?file=Eva-Lilith/042.html


La feminización del mundo, por María Eugenia Cardona, Ulises Orestes Cuellar Bermudez, Fernando Schutt, Claudia Subieta, Ricardo Torrejón y Gabriela Urriolagoitía.

Al menos dos momentos creemos necesarios para arribar a lo que llamamos feminización del mundo en el Discurso de la Modernidad:

Primer momento: Devaluación de la función paterna como condición necesaria pero no suficiente:

A finales del siglo XVIII, las casas en EE.UU se quemaban por los rayos. Para ellos era un "acto de dios"[1]. Inventado el pararrayos (producto de la ciencia) los colonos lo instalan pero las iglesias no. Por algún tiempo, las iglesias siguieron quemándose, hasta que dejaron caer el acto divino e instalaron pararrayos.[2] La gente no abandonó sus respectivas iglesias por adquirir este beneficio. No obstante, el discurso religioso quedó limitado respecto a este particular fenómeno natural del cual se adquirió cierto control que no se obtiene rezando. Se trata, para las ciencias modernas, de una reducción simbólica de sus campos de estudio vía matemática, apelando a las letras, excluyendo el sentido y produciendo cambios en nuestra relación con lo real. Esta deflación que los efectos de la ciencia moderna produjeron en las versiones del padre, es necesaria pero no suficiente para plantear la lógica del no-todo que vinculamos con la feminización del mundo porque, todavía era contemplativa y universalista, y en este sentido, parcialmente restauradora del padre que ella misma devaluaba.

Continúe leyendo:
http://www.jornadasnel.com/template.php?file=Eva-Lilith/043.html