13 de diciembre de 2017

Judith Miller, In Memoriam

 
El Campo Freudiano y la acción lacaniana
Judith Miller [1]




Ante todo, la acción lacaniana es algo que corresponde a las Escuelas de psicoanálisis de la AMP (véase a este propósito el “comité de acción” de la Escuela Una). Por eso, cada actividad del Campo Freudiano es un vector para las Escuelas o para la misma AMP. Conozco bien a miembros de las Escuelas que han dado sus primeros pasos en el Campo Freudiano. Y para nada estoy indicando con ello que exista un cursus.  Ninguno de los que un día quisiera entrar en una Escuela debería pensar que antes debe trabajar en éste o en aquél grupo del Campo Freudiano; ocurre más bien lo contrario: que un miembro de una Escuela decida, durante un tiempo, trabajar en uno de los grupos, interesado por el tema concreto que allí se esté trabajando.

Esta manera de hacer se deja ver, por ejemplo, en los grupos que se han constituido gracias al esfuerzo constante, asiduo, atento y modesto de cierto número de enseñantes de las Secciones Clínicas europeas, en su mayoría francófonas, que han asegurado de esa manera y desde hace ya once años, por turnos, los seminarios del Campo Freudiano en Europa del Este. Creo que una iniciativa análoga, aunque el estilo sea diferente, la tenemos en América Latina, en el esfuerzo (y empleo este término porque es el vocablo en latín que Spinoza utilizaba para definir el deseo), de la Comisión Internacional de la EOL.

El Campo Freudiano ha conseguido constituir y consolidar comunidades de trabajo de orientación lacaniana que pasan a convertirse en asociaciones que forman parte, tal y como ha sucedido en Bulgaria, de la NLS (el equivalente europeo de la NEL). A este nivel, no sabría olvidarme de dar las gracias a los colegas que con su trabajo han hecho posible que el psicoanálisis de orientación lacaniana eche raíces en Europa del Este: Daniel Roy y Philippe Stasse, miembros, conmigo, del secretariado para Europa del Este de la NLS y también agradecerles a las presidentas de la NLS, Anne Lysys (saliente) y Dominique Holvoet (entrante) que, al igual que los responsables del Courtil y de otras instituciones de Orientación Lacaniana, han acogido a colegas del Este en formación: 32 de ellos se analizan en estos momentos en Francia.

Otros grupos que trabajan en otras redes internacionales del Campo Freudiano también comparten la finalidad de hacer conocer la orientación lacaniana. Son grupos que inscriben su trabajo en los Institutos del Campo Freudiano en la mayoría de países en los que existe una Escuela. Contribuyen así con su acción a transmitir a profesionales que no son psicoanalistas pero que se ven confrontados al sufrimiento engendrado por el actual malestar en la civilización, el carácter ineludible del trabajo caso por caso. Promueven así el estudio de los textos fundamentales que han hecho avanzar la clínica, los de Freud, Lacan y también de los que ya se han vuelto “clásicos”, tal y como sucede con las investigaciones que llevan a cabo hoy día los analistas de las Escuelas de la AMP, sobre todo aquellos que trabajan en instituciones.

Esos grupos son auténticos viveros que reúnen a una gran diversidad de profesionales de la salud, de la educación y de los servicios sociales en torno a psicoanalistas que se muestran atentos a los problemas que van encontrando y que, poco a poco, los introducen en el rigor y en el buen uso de las referencias clínicas que, en el caso por caso, constituyen la brújula de los tres registros Real, Simbólico e Imaginario. Los participantes pueden así calibrar su implicación en un trabajo que, de aburrido y descorazonador, pasa a tener un relieve y un interés nuevo que, en algunos casos, encamina a una demanda de análisis y que conlleva, para cada uno, la oportunidad de apreciar lo bien fundada que resulta la resistencia a la ilusión de la erradicación de los síntomas o a la obligación de la salud mental, preconizadas por la evaluación y sus protocolos.

Las Bibliotecas del Campo Freudiano y sus actividades tienen un cometido particular en la acción lacaniana. Sus fondos son un bien de las Escuelas, de las que dependen para sus medios financieros y técnicos. Pero solo las iniciativas que llevan a cabo proporcionan un sentido pleno a estos medios (véanse los estatutos de la FIBOL); se trata de la articulación y de la inserción de cada Escuela en la ciudad, se trata de tener informados a sus miembros de los avances de las ciencias, sobre todo de aquellas que Jacques Lacan llamaba “afines”. Se trata también de desmontar las tesis que defienden con agresividad —como lo ha mostrado la reciente ofensiva cognitivo-conductual en Europa— las leyes y las teorías que quieren ignorar el descubrimiento freudiano. Por estas razones, las actividades de las Bibliotecas se encuentran, de hecho, en el corazón de una acción lacaniana que trabaja incesantemente para acoger las Luces de las que forma parte. Son actividades que contribuyen a dividir las aguas entre la ciencia y un cientificismo que confunde hipótesis con pruebas. Son actividades que tienen una misión epistémica y un importante papel en el esclarecimiento de la elección de civilización y las consecuencias de esa elección que cada uno debe plantearse: ceder al discurso del Amo o resistir. A este respecto, el reciente tercer Forum celebrado en España ha puesto de manifiesto la incidencia que pueden tener las actividades de las Bibliotecas (cine-fórums, publicaciones, invitación a artistas, diálogos con otras disciplinas…etc.). Esos Foros de España confirman las determinantes consecuencias para la práctica analítica de la dedicación de las Escuelas a explicitar y transmitir en qué y cómo la segregación y su corolario de normalización, son una característica del nuevo discurso capitalista que pretende imponer, bajo el significante de la evaluación, la lógica de los protocolos que calcina la posibilidad misma de la singularidad, es decir, de la diferencia de cada uno de los seres hablantes.

La “diferencia absoluta” que permite alcanzar un análisis llevado a su término (ver Jacques-Alain Miller[2]), es muy precisamente lo que permite decir que el discurso del Analista sigue siendo el reverso del discurso del Amo actual. Es algo que la acción lacaniana en el Campo Freudiano debe siempre tener en cuenta, sobre todo cuando de lo que se trata es de dirigirse a los otros de manera inteligente.  En este sentido preciso, la acción lacaniana está advertida del riesgo que corre y que no es otro que el de adoptar, sin darse cuenta, el discurso del Otro.

Lo que habla bien de la dificultad de una acción que no recula ante una elección que permite ubicarse a mis colegas que trabajan en el Campo Freudiano. Endurezco con intención los términos para silenciar el caso hipotético —existir, existe—, de aquellos que, contentos por pertenecer a una Escuela, practican el psicoanálisis como tales miembros, pero sin dar cuenta de ello, contrariamente a los términos del “Acto de fundación” de su Escuela por Jacques Lacan en 1964.

Para los miembros de la AMP las alternativas me parecen las siguientes: transmitir a sus pares lo que extraen de la experiencia analítica apuntalándolo con lecturas, o bien dirigir lo que la experiencia les enseña a los que la están siguiendo o son susceptibles de seguirla, o también dirigirla hacia la opinión ilustrada. La disyunción es inclusiva, porque muy a menudo los mismos que hacen avanzar el análisis, saben encontrar las formulaciones accesibles para aquellos que no han leído ni una línea de Freud o de Lacan pero a los que les avivan las ganas de ir a ver qué es lo que dicen (saludo, como al pasar y a este respecto, a todos aquellos que escriben en Lacan Cotidiano).

Los colegas que inscriben su trabajo en el Campo Freudiano son sensibles, me parece, a la amenaza de autosegregación del psicoanálisis a la que se refiere Lacan en “La cosa freudiana,…” (Escritos 1). Me refiero a los peligros que corremos cuando las Escuelas privilegian la pendiente autística que consiste en profundizar en un mejor conocimiento, siempre posible por otra parte, de la enseñanza de Lacan, ¡hasta el punto de hacer Seminarios del Campo Freudiano que resultan inaccesibles para los lectores que acaban de llegar!

La cuestión de esta autosegregación me parece resuelta a partir de la pragmática del psicoanálisis a la que Jacques-Alain Miller invitaba a cada uno a pensar y a trabajar, en su intervención de presentación del tema del próximo encuentro del Campo Freudiano en Europa. He debido inclinarme ante la pusilanimidad de clínicos eminentes —algo que yo no soy— a la hora de inventar y elaborar una mínima formalización de esa pragmática. No la tenemos todavía. La acción lacaniana en el Campo Freudiano está ya dispuesta a determinar qué escollos puede encontrar, cuáles de ellos puede franquear gracias al caso por caso y a las iniciativas que pone en marcha a la medida de cada uno. Medidas que no son nunca estandarizadas, pero que sí son formalizables, a partir de la inspiración que llega de iniciativas que nos mantienen despiertos. Esta inspiración no excluye ni la audacia ni tampoco la consulta a las Escuelas de la AMP cuyo apoyo es precioso, discreto, permanente y concreto.

No he invitado hasta ahora a los miembros de la NEL a participar en la acción lacaniana en las redes del “Campo Freudiano” y no he dado cuenta de los nombres de sus componentes ni de sus direcciones de correo. Pero tengo el placer de anunciar que Colofón, el boletín de la FIBOL, está a cargo, tras el último Congreso de la AMP, de una colega de la NEL que trabaja en Medellín, asistida por un Comité de Redacción internacional como es costumbre. Le deseo un trabajo fecundo en el que voy a participar y doy la dirección de la FIBOL a los lectores de la nueva revista de la NEL. Agradezco a María Hortensia por haberme solicitado este artículo que va sobre un tema de gran interés para todos.


Traducción: Jesús Ambel
 
[1] (N. de E.) Cf. Miller, J.-A., Sutilezas analíticas, Paidós, Buenos Aires, 2012.

[1] Miembro de la École de la Cause freudienne, París.
Presidente de la Fundación del Campo Freudiano.
Directora de la Federación Internacional de Bibliotecas de la Orientación Lacaniana del Campo Freudiano (FIBOL).



______________________



CONDOLENCIAS



CONDOLENCIAS
Comunidad Valenciana de la ELP


En nombre de la comunidad analítica de Valencia, sentimos con profundo dolor la partida de Mme Judith Miller.
 
La recordaremos siempre por su entusiasmo, su sonrisa y su labor en el Campo freudiano. Deseamos expresar nuestras más sinceras condolencias a su esposo, a sus hijos y a sus nietos.
 
Junta Directiva de la Comunidad Valenciana


______________________



CONDOLENCIAS

Biblioteca de la Orientación Lacaniana de Madrid

La Biblioteca de la Orientación Lacaniana de Madrid desea unirse a las condolencias por el fallecimiento de Mme. Judith Miller y hacer público nuestro enorme reconocimiento a su labor en la creación de la red internacional de Bibliotecas del Campo Freudiano.

Su deseo decidido constituyó el impulso necesario para situar a las Bibliotecas como un eslabón decisivo dentro de la acción lacaniana y la educación freudiana de la población.

Lamentamos profundamente su pérdida y honramos su memoria intentando estar a la altura en la continuación de su valioso trabajo. Nuestro sentido pésame a Jacques-Alain Miller y su familia.



Beatriz García Martínez
Directora de la Biblioteca de la Orientación Lacaniana de Madrid



______________________




CONDOLENCIAS
Junta de la Comunidad de Madrid-ELP


En la madrugada del día 7 fallecía Judith Miller. En nombre propio y de la Comunidad de Madrid, queremos hacer presente nuestra tristeza por tan dolorosa pérdida.
 
Judith Miller, Presidenta de la Fundación del Campo Freudiano, llevó adelante el legado de su padre Jacques Lacan en la reconquista del Campo Freudiano,  y junto a  Jacques Alain Miller , su marido, estuvo siempre presente en la construcción de los pilares fundamentales de nuestro mundo analítico de hoy.
 
Trabajadora incansable, con su deseo decidido inventó e impulsó todas aquellas iniciativas que marcaron un paso adelante no sólo en la investigación de la clínica y la teoría del psicoanálisis de orientación lacaniana, sino tambien en la creación de dispositivos en red acordes con las circunstancias de cada lugar y la época, y  además de impulsar numerosas publicaciones ,  creó  la Federación de Bibliotecas del Campo Freudiano, y su órgano de difusión, Colofón.
 
Nos deja un inmenso legado ; su saber hacer, su saber decir, su sonrisa, su ética, su responsabilidad.
 
Ha sido un enorme privilegio y una alegría  haberla conocido y  haber tenido la oportunidad de compartir trabajo por la construcción de nuestra Escuela.
 
Nuestro afecto y condolencias a Jacques Alain Miller, a sus hijos Eve y Luc , a sus nietos y familiares.

José Antonio Bustos
Beatriz Garcia
Susana Genta (Directora)
Rosa Liguori



 ______________________
 


 
COMUNICADO DE LA EFP POR EL DECESO DE JUDITH MILLER

Esta mañana he recibido la tristísima noticia del deceso de Judith Miller. Desde hace tiempo nos faltaba su presencia, imposibilitada por la grave enfermedad que en los últimos años la ha tenido lejos de nuestros momentos de trabajo congresuales y de encuentro, y que por último la ha llevado a la muerte la noche entre el 6 y el 7 de diciembre. Su desaparición ha vuelto esta ausencia irreversible, una verdadera pérdida. Era una presencia animada por un deseo decidido por el psicoanálisis de Lacan y por su difusión, que ha hecho posible la construcción de nuestro mundo analítico: el Campo Freudiano y sus instituciones, a él conectadas, los institutos de formación, las Escuelas de la Asociación Mundial de Psicoanálisis. Entre ellas, se halla también la Eurofederación de Psicoanáisis, resultado del deseo de una comunidad analítica de orientación lacaniana en Europa, que hoy existe y está viva también gracias a ella, y que me encuentro a representar; quiero decirle gracias también por esto.
 
Junto al Comité Ejecutivo de la EFP deseo expresar toda mi cercanía y solidaridad en este momento de dolor a Jacques-Alain Miller, a los hijos Eve y Luc, a los nietos, y a todos los colegas y personas queridas que han hecho experiencia de la vitalidad de Judith.
 
Milán, jueves 7 de diciembre 2017

El Presidente y el Comité Ejecutivo de la EFP
Domenico Cosenza
Maria Bolgiani
Alide Tassinari 


 ______________________


Condolencias
Toda la Comisión Organizadora del XI Congreso de la AMP desea expresar respeto y profunda tristeza por la muerte de Judith Miller, Presidenta de la Fundación del Campo Freudiano y activista infatigable de la causa freudiana.

No hay orfandad cuando la transmisión se efectúa.
______________________

Delegación NEL - Habana
Querida Judith, sigamos trabajando...
Ayer falleció Judith Miller, la hija de Jacques Lacan. El psicoanálisis lacaniano en Cuba es parte de la Historia del Psicoanálisis, en mayúscula; gracias a muchos que participaron en la faena, faena posible por el brío de Judith. 
En el año 2002 llevaba siete años graduada de médico y comenzaba la residencia en Psiquiatría cuando Judith Miller me dio la bienvenida como asociada a La NEL Habana, recuerdo que le dije “comencé algo tarde” y ella con esa ternura que transmitía en sus gestos y en su mirada, me dijo “Dennis, trabajemos por el psicoanálisis”. Las pocas veces que me encontré con Judith no hablamos mucho, pero siempre sentí esa acogida, era como “aquí tienes un lugar”. 
Recibí más de una vez mensajes de enhorabuena por algún pequeño trabajo que hiciera desde el psicoanálisis en la Habana, dónde dejaba claro su apoyo y su empuje para continuar. Querida Judith, el psicoanálisis lacaniano en Cuba existe y existirá. Sigamos trabajando. Gracias por todo !!

Dennis Ramírez Méndez 
Delegación NEL - Habana


 ______________________


CONDOLENCIAS
Comunidad de Galicia de la ELP


En nombre de la Comunidad de Galicia, profundamente conmovida por la noticia del fallecimiento de Judith Miller y sin llegar a alcanzar todavía la trascendencia de esta triste y gran pérdida. Deseo expresar las mas sentidas condolencias y acompañar en su dolor a su esposo J.A.Miller y a su familia.
 
Judith Miller como presidenta de la Fundación del Campo Freudiano, recogiendo el legado de su padre y junto a su esposo, supo contribuir decisivamente en la extensión del psicoanálisis lacaniano por el mundo con especial entusiasmo, alegría y dedicación.
 
Nos deja el recuerdo de su especial presencia y su gran labor.

Maria Castro

______________________


CONDOLENCIAS
Comunidad de Aragón de la ELP


Los miembros y socios de la Comunidad de Aragón de la ELP recibimos con profunda tristeza la noticia del deceso de Mme. Judith Miller, Presidenta de la Fundación del Campo Freudiano.
 
Agradecidos por su presencia en las X Jornadas de la ELP, que se celebraron en Zaragoza en 2011, y por la generosidad de sus palabras reconociendo y agradeciendo el trabajo realizado. La recordamos, trabajadora y viajera incansable, sonriente, atenta, apoyando siempre y sosteniendo su función en la transmisión del psicoanálisis a través de la promoción durante tantos años de las Bibliotecas de Orientación Lacaniana, y con su presencia y palabras en innumerables actos y encuentros.
 
Queremos hacer llegar nuestro pésame a Jacques-Alain Miller, hijos, nietos y demás familia.

Junta de la Comunidad de Aragón de la ELP   

______________________


CONDOLENCIAS
Comunidad Castilla y león
Enterados de la triste noticia del fallecimiento de Judith, nos ha consternado a todos cuantos componemos la ELP-CyL.
Gracias a ella nuestra biblioteca pasó a ser de la BOL y también gracias e ella nuestra revista "ANÁLISIS. Revista de Cultura y Psicoanálisis de Castilla y León" pasó a ser considerada como una revista de la ELP.
La debíamos mucho y la queríamos.
Como actual director de la ELP-CyL, en nombre de todos, doy mis condolencias a su esposo, Jacques-Alain, a sus amigos, a su familia y al Campo Freudiano.
Alfredo Cimiano

 ______________________
 
CONDOLENCIAS
Sección Clínica-NUCEP Madrid

Los docentes de la Sección Clínica de Madrid-NUCEP deseamos transmitir nuestro pesar por la pérdida de Judith Miller, presidenta de la Fundación del Campo Freudiano. Trabajadora incansable por la causa del psicoanálisis, ha sido una referencia para todos lo que hemos tenido el honor de conocerla.
 
La inmensa labor que ha llevado a cabo durante décadas ha contribuido de forma decisiva a extender el psicoanálisis lacaniano por todo el mundo.
 
Vaya nuestro cariño a Jacques-Alain Miller y a toda su familia.


No hay comentarios: