16 de noviembre de 2011

LOS DEBATES DE LA ESCUELA Nº 9

LOS DEBATES DE LA ESCUELA Nº 9

DEBATES SOBRE EL NUEVO REGLAMENTO INTERNO PARA EL PROCEDIMIENTO DEL PASE EN LA ELP
Estimados colegas, durante octubre y noviembre han tenido lugar en las sedes de la Escuela reuniones para dar a conocer y debatir el nuevo reglamento para el procedimiento del pase en el ELP, para el cual se pedirá la aprobación en la próxima Asamblea de miembros que tendrá lugar en Zaragoza, el sábado 19. En estos encuentros no sólo se discutió sobre el reglamento sino que fue la ocasión para volver a plantear y aclarar cuestiones sobre el procedimiento, el dispositivo, las enseñanzas del pase y, fundamentalmente, el lugar del pase en la Escuela. Por el interés que han despertado, cabe pensar que este tipo de encuentros deberían poder tener lugar en los seminarios del Pase o espacios del Pase que se llevan a cabo habitualmente en la Escuela.
El Consejo de Administración de la Escuela ha sido informado de las propuestas de rectificación para el reglamento, realizadas por los miembros.
Saludos cordiales,
Carmen Cuñat, Presidenta de la ELP
COMUNIDAD DE ANDALUCÍA, Antequera, 29 de octubre de 2011
Reunidos en Antequera y en el marco de la Jornada en la Comunidad Andaluza, tuvo lugar la reunión de presentación del reglamento interno de la ELP para el procedimiento del Pase.
Constituida la mesa por la presidenta de la Escuela, Carmen Cuñat, por el Director de la comunidad, Manuel Montalbán, y estando presentes las AE; Araceli Fuentes y Pilar González. El director de la comunidad realiza una lectura del Reglamento del Pase.
La Presidenta refiere que es un reglamento fruto de un largo proceso de trabajo, que ha estado sujeto a largo un periodo de discusión y avalado por la Escuela. Un reglamento que no pretende ser una reglamentación exhaustiva, sino algo sucinto, un marco referencial.
Refiere que, respecto al mismo, no se pretende de él una aprobación meramente burocrática por la Asamblea, sino que sea más valorado y discutido por las comunidades. Por lo cual, solicita a todos el comentario sobre el mismo.
Respondiendo a esta demanda surgen preguntas y se conversa respecto a cuestiones como:
¿Es un reglamento interno de la ELP para el procedimiento del pase?, o ¿es un reglamento interno para el funcionamiento del Cartel del pase?.
La Presidenta comenta que es un reglamento para el procedimiento del Pase. En él se contempla todo el dispositivo, no sólo el funcionamiento del Cartel. Es cierto que se ha reducido y centrado en el Cartel. Hay que entenderlo desde la perspectiva de que el Pase está presente en la Escuela, está en movimiento y no es mero papel.
Los informes de los cárteles pasan desapercibidos. Sería oportuno invitar a los miembros salientes del cartel a participar en las enseñanzas de los espacios del pase.
Araceli Fuentes destacó que lo importante no es tanto el proceso de pedir el Pase, como el de terminar un análisis.
Pilar González refirió que inicialmente, respecto al dispositivo, suele imperar lo imaginario. No obstante, al final del análisis, quien componga el secretariado, o quienes sean los pasadores es algo contingente y vacío de imaginario. Cuando se está causado por lo real aparece lo contingente.
Se interrogó sobre las listas de pasadores, indicándose que la lista de AE es conocida, pero la de pasadores es secreta. Se abunda en la idea de que el pasador es el mismo Pase. Es alguien a cuidar, siendo muy sensible y particular, en tanto está en el mismo momento del pase. Es alguien a preservar de lo público, al que hay que evitar que se le pidan cuentas. Es el miembro del cartel a cuidar más.
Se plantea que el reglamento se ha reducido al mínimo, destacando aspectos como que el secretariado forme parte del cartel. Que haya un colegio del Pase. Y que la asamblea de la ELP tenga la posibilidad de elegir a un miembro del cartel. Tres novedades que dan garantía a la experiencia.
Se plantea como el significante procedimiento, parece muy burocrático y borra lo que el Pase tiene de experiencias.
Se interroga sobre la lista de pasadores: cuántos son y tiempo de permanencia.
Aclarándose que la permanencia es de dos años y luego se permuta. Que su número es indeterminado y de sus vicisitudes da cuenta el Cartel del Pase.
Se concreta que proceden de la nominación de AE y AME. Surgiendo respecto al último la idea del Analista didáctico. Asimismo se cuestiona que quien no se analice con un AE o un AME no puede ser pasador.
Respecto del Colegio del Pase, se solicita explicitarlo.No está bien explicitado, habría que repasarlo.
Se plantea el hecho de que la nominación como pasador puede obturar la posibilidad del pasador como pasante.
Se apunta que este reglamento favorece más posibilidades de final de análisis.
Por último, se conversa sobre la figura del Secretario en tanto pasador de pasadores, pues realiza una criba previa, aspecto que le confiere una alta potestad.

Reseña realizada por Fernando Muñoz, Secretario de la J.D. de la CdA.

COMUNIDAD DE ARAGÓN, Zaragoza, 27 de octubre de 2011
La reunión para tratar sobre el reglamento interno de la ELP para el procedimiento del Pase tuvo lugar en la Comunidad de Aragón el pasado jueves 27 de octubre. Fue una conversación animada, que contó con la presencia de miembros y socios.
Como leeréis, lo que trasladamos son, sobre todo, preguntas que se nos fueron planteando.
Surgieron diferentes puntos de debate, en cuanto al reglamento y más allá de éste, con posiciones diferentes, pero hubo un punto en el que la mayoría estábamos de acuerdo: en nuestro desacuerdo o en todo caso en la necesidad de que se explique la modificación que introduce el artículo 3:
“El cartel elige entre sus miembros al Secretario, encargado concretamente de recibir a las personas que demandan ser pasantes y de establecer la lista de los pasadores designados por los AE y AME; igualmente asegura el intercambio entre el cartel, los pasantes y los pasadores y, eventualmente, con los analistas que designaron a los pasadores”.
Por un lado, pareciera que se apunta a una simplificación del dispositivo, pero ¿es esto necesario?, ¿es algo que se introduce tras la valoración de la experiencia anterior? ¿Cuál es la lógica que anima a este cambio? Nos parecía que este movimiento podía producir un cierto solapamiento con la función de los pasadores, en el sentido de que habría además de los pasadores un miembro del cartel que también habría escuchado directamente del candidato a pasante algo de su testimonio en presencia, siendo que el material para la decisión con el que habría de contar el cartel es el testimonio que los pasadores transmiten del pasante. ¿Es un sesgo buscado? ¿En base a qué?
El procedimiento del Pase se inicia con la entrevista con el Secretario del Pase, ¿se ha extraído alguna enseñanza entre aquello que el Secretario ha percibido en ese primer testimonio del candidato y la nominación o no nominación por parte del cartel tras la finalización del recorrido del pase?, ¿se ha extraído alguna enseñanza respecto a los puntos que hacen decidir por dar continuidad o no a un candidato en el recorrido del pase?
Por otro lado, la modificación que introduce el punto 5 del artículo 2 en cuanto a la composición del cartel sí contó con el acuerdo de todos. Aunque hasta ahora la elección de uno de los miembros del cartel se hacía ya en la Asamblea General, es cierto que más bien se trataba de una ratificación de la elección planteada en el seno del Consejo, en el que además no se trataba tanto de auto-propuesta. Así pues, la elección bajo auto-propuesta por la Asamblea General contó con un consenso en nuestra Comunidad.
En relación al éxtimo, también hubo acuerdo y se subrayó la importancia de su función, sobre todo teniendo en cuenta la deriva hacia la focalización del dispositivo del pase en cada una de las Escuelas. Pero también aquí surgía una pregunta: según el artículo 4 el éxtimo debe dar su acuerdo en cada nominación de AE, nominación que deberá someterse a “una o varias sesiones de trabajo con el éxtimo”. ¿Cómo funciona hasta ahora y cómo está previsto que funcione?: ¿el éxtimo ratifica la decisión ya tomada por el cartel –y puede ser que la cuestione y entonces sean necesarias esas “varias sesiones de trabajo”- o bien lo conforma y está presente desde el principio en todas las reuniones del cartel del pase? Aquí hubo varias posiciones, y aquellas que apuntaban a la deslocalización del pase estaban más a favor de que el éxtimo participase como miembro del cartel en todas las reuniones, aportando en su calidad de éxtimo la perspectiva y el trabajo en cartel del pase que se desarrolla en otras Escuelas.
Respecto al articulo 6: “No se puede pertenecer simultáneamente a la Comisión del Pase y a la Comisión de la Garantía”.
¿Qué es lo que hace a esa incompatibilidad? De repente nos dimos cuenta de algo que no nos habíamos preguntado antes: ¿Cuál es la composición de la Comisión de la Garantía? ¿Corresponde a cada una de las Escuelas o está compuesta por miembros de diferentes Escuelas? Sabemos que es la comisión que toma a su cargo el nombramiento de los AME, ¿también de los pasadores? ¿Se ha extraído alguna enseñanza del trabajo en torno a estos nombramientos, de los AME, de los pasadores?
Además de estas cuestiones que hacen más a la convocatoria sobre el reglamento del pase a votar en la Asamblea General –y aún teniendo todos en cuenta que esta es una cuestión que en el tiempo actual está ya decidida- la conversación giró también en torno a las diferentes posiciones respecto a un dispositivo del pase propio a la ELP.

Reseña realizada por Gracia Viscasillas, Directora de la Comunidad de Aragón de la ELP
COMUNIDAD DE CASTILLA-LEÓN, Palencia, 1 de octubre de 2011
La sede de Castilla y León se reunió el día 1 de octubre para analizar y debatir sobre el nuevo reglamento de pase. La voz cantante de la reunión fue la del consejero Iván Ruiz, cuya visita agradecimos y alocución agradecimos. La reunión fue moderada por el secretario de la sede y contó con la activa participación del invitado y de Fernando Martín Aduriz, también consejero de la ELP.
Tras leer al detalle el reglamento y aclarar algunos de sus términos, pues en nuestra sede el interés por la experiencia del pase resultaba un tanto lejano, Iván Ruiz expuso con elocuencia las directrices de la Escuela y su propósito en reanimar el dispositivo del pase.
Buena parte de las intervenciones apuntaban a trazar una historia del pese y de los resultados que se han obtenido desde su puesta en marcha, tanto de cara a la Escuela (a la AMP) como a la investigación clínica en psicoanálisis.
Los participantes estaban de acuerdo en que el dispositivo del pase implicaba, antes que nada, una transferencia a la Escuela.
Por otra parte, se valoraron algunos de los diversos testimonios de pase. Al respecto se destacó el amplio interés doctrinal y clínico de algunos de ellos frente al escaso provecho que promueven algunos pocos.

Reseña realizada por José María Álvarez, secretario de la Comunidad Administrativa Diversa

COMUNIDAD DE CATALUNYA, Barcelona, 14 de octubre de 2011

El espacio consistió en cinco presentaciones breves sobre cinco puntos del reglamento, para luego pasar a una animada conversación entre los cincuenta asistentes. Esto permitió conocer las particularidades el nuevo reglamento del pase provisional para la ELP antes de su aprobación en la asamblea de la ELP.
Eugenio Díaz, Director de la CdC, presentó el espacio, apuntando que el reglamento va más allá de un tema burocrático ya que esta en juego cernir el real que hay en juego en la Escuela mediante el pase.
Estela Paskvan, señaló lo sucinto del reglamento que se atiene al establecimiento del dispositivo y su funcionamiento para los próximos cuatro años, es decir, dos períodos de dicho dispositivo para el procedimiento del pase.
Comentó los artículos 1 y 2: La Comisión del pase y su composición.
El primero establece que dicha Comisión se constituye bajo la forma de un cártel. Esta forma fue adoptada por la ECF desde la fundación en 1982 y luego se estableció en las distintas Escuelas. El cártel que conocemos, “órgano base de la Escuela”, es el pequeño grupo de cuatro más uno tal como Lacan lo propuso para llevar a cabo una empresa común.
El cártel del pase tiene para esa tarea una especificidad: su fin es juzgar un testimonio. Lo relevante no es el producto de cada uno de los miembros sino el juicio al que debe llegar. ¿Cómo llegar a un juicio común partiendo del “juicio más íntimo” de cada uno? La experiencia de los carteles al respecto no es uniforme.
En cuanto a la composición del Cártel del Pase, señaló que es preciso tener en cuenta que no es la misma en todas las Escuelas, que esa composición varía también en el tiempo y cada una la ha regulado según su experiencia y situación. Al respecto destacó que en este reglamento no existe ninguna condición o exigencia de título de la Escuela para desempeñar la función de más uno.
Por último se refirió al artículo 4 que precisa “una o varias sesiones de trabajo con un éxtimo” para acordar cada nominación de AE. Señaló que es preciso diferenciar la función que cumple el más uno del cártel de la función del éxtimo. Si el primero completa la serie para constituir el grupo, el éxtimo lo descompleta.
Xavier Esqué, comentó que el acto más allá del comentario del Reglamento, se inscribe en la transferencia de trabajo necesaria para construir una verdadera comunidad del pase en la ELP, para causar y sostener el deseo de pase en la Escuela.
Dicho esto, pasó a la función del Secretariado del pase y al nuevo Reglamento.
Una de las funciones del Secretariado es la de registro de los datos sobre el procedimiento del pase. El Secretariado recibe las solicitudes de pase, realiza las entrevistas con el pasante con el fin de evaluar su demanda y decidir si pone en marcha el dispositivo. En caso afirmativo, se procede al sorteo de pasadores, normalmente, ante el mismo pasante. Una vez que el pasante ha terminado de testimoniar ante los pasadores y ha dado por finalizadas las entrevistas informa de ello al Secretariado. Éste a su vez lo comunica al Más-Uno del Cartel. Después de que el Cartel haya escuchado los testimonios de los pasadores y hecho su trabajo de elucidación, emite una respuesta que el Secretariado hace llegar al pasante.
El Secretariado del pase coordina también su trabajo con el Secretariado de la AMP, fundamentalmente, para tratar las demandas recibidas de otras Escuelas. La orientación clínica, epistémica y política sobre la función que el Secretariado cumple en el dispositivo se fundamenta en las orientaciones surgidas de las Conversaciones sobre el pase en la Escuela Una. Recibe de los AME y de los AE las designaciones de pasadores, establece una lista de los mismos y procede a su renovación cada dos años, siempre que sea posible.
Lo nuevo:
El Secretariado del pase hasta ahora estaba compuesto por el Secretario (un ex -AE) (que permutaba cada dos años) más el Presidente de Euro Federación. Normalmente, salvo situaciones excepcionales, ha sido el Secretario (miembro de la ELP), el que se ha hecho cargo de la función, estando siempre debidamente informado el Presidente de la Euro Federación.
En el Reglamento anterior, y de hecho en todos los reglamentos del pase de las demás Escuelas, hasta hace poco, el Secretariado era una instancia más, diferenciada del cartel.
Con el nuevo Reglamento, modalidad que fue adoptada por primera vez por la Comisión del pase de la ECF, el Secretario del pase pasa a formar parte del cartel.
Hay que decir, que el actual cartel de la ELP-EFP, ya ha funcionado así, con el Secretario integrado en el cartel, durante el último año. Este cambio se produjo a raíz del fallecimiento de Hilario Cid. Fue el Secretariado del pase de la AMP quien propuso esta fórmula.
Guy Briole agradeció a la Junta Directiva por esta iniciativa dada la importancia decisiva de este nuevo reglamento del pase en la ELP. Insistió sobre la sencillez y la claridad de este reglamento, condiciones de un uso pertinente del dispositivo del pase. Subrayó la importancia decisiva de la orientación que dio Jacques-Alain Miller a la evolución y al redactado de este reglamento.
Una nueva lectura del reglamento hizo aparecer que había “quedado en el tintero” el lugar del sorteo del AE. Entonces la redacción del Artículo 2, punto 3 debe ser el siguiente: 3) Un AE sorteado, en el Consejo, de la lista de los AE en funciones (ex AE, cuando no hay ningún AE en funciones). Guy Briole lo ha señalado a Carmen Cuñat, presidenta de la ELP.
Después habló del punto 4 del artículo 2, la listas de los pasadores. Subrayó el sentido de la palabra “establecida”: quiere decir que no todos los pasadores en función tienen que figurar en esta lista. Por ello es importante que el sorteo se haga en el cartel saliente, los que han escuchado a los pasadores y que tienen una idea de cómo cada uno a cumplido con su función.
Para finalizar, señaló la importancia del cambio de pertenencia del cartel del pase, pasando de la EEP y Euro Federación a la ELP. El Consejo tiene un papel mas preciso en el procedimiento: relación con el secretariado del pase, sorteo del AE y convocatoria del Colegio.
Toni Vicens habló sobre el Colegio del pase. Artículo 5:
El Colegio es el intermediario entre el ruido de la Escuela y el silencio del cártel. El Colegio del pase puede ser el lugar donde el cártel del pase reconoce su síntoma – a la vez que se reconoce como síntoma de la Escuela.
Si la Escuela es el lugar de una transferencia – entonces ésta se define a propósito de una agalma-, entonces, el Colegio es el Banquete del que debe surgir la agalma de la Escuela.
El tesoro de la Escuela es la transferencia. El Colegio del pase es el Banquete donde esa agalma entra en escena.
En nuestro caso el banquete se celebró en Barcelona, con Jacques-Alain Miller, que actuó de Alcibíades, de Sócrates y de Platón, todo a la vez (como provocador, como preguntador y como transcriptor y no sólo de los Seminarios de Lacan).
Toni Vicens apostó por poder aligerar – al menos en nuestra Escuela – a Jacques-Alain Miller de alguno de esos papeles.
Iván Ruiz, con el título “Nuevo reglamento y deseo de pase”, nos hizo llegar como los testimonios de pase ejercían sobre él un efecto de captación considerable.
¿Por qué un reglamento del pase, y uno nuevo ahora?, se preguntó. De la lectura atenta de este texto se dio cuenta de la incompletud, de la barra puesta sobre el Otro, en la que se apoya un funcionamiento como es el del dispositivo del Pase, ahora bajo la responsabilidad de la ELP, de ahí que haya hecho falta un nuevo texto.
Cada uno de los siete artículos que lo conforman, están formulado desde la incompletud. En la misma conformación del cartel, el artículo 2, puede verse la permutabilidad de aquellos que lo componen, lo azaroso también de la elección de alguno de ellos, a la vez que lo diverso de las funciones que cada miembro ocupa: aquél que pertenecía al cartel en tanto que Mas-uno, lo hará al cabo de dos años como ex Mas-uno; un pasador, sorteado por el cartel saliente, de una lista de pasadores establecida por ese mismo cartel; o un AE, ex AE o AME, elegido bajo auto-propuesta por la Asamblea general, única figura ésta en la que se hace presente el deseo de al menos uno de los miembros del cartel de ocupar esa función, por el simple hecho de proponerse a la votación de la asamblea.
A la vez, el artículo 4 se refiere al momento justo antes de producirse una nominación de AE, en que esa nominación debe someterse a una o varias sesiones de trabajo con un éxtimo, una figura que aparece al final de proceso y que vincula el dispositivo del pase, en este caso de la ELP, con el Secretario de la AMP del pase. De nuevo, entonces, la presencia del elemento que descompleta todo lo anterior.
El marco reglamentario de ese dispositivo debe poder estar lo suficientemente descompletado como para alojar el deseo de aquel interesado en hacer uso de él.

De la conversación
La convocatoria del Colegio, en 2015, no podrá ser una convocatoria de un colegio ampliado. Solo puede ser del Colegio al fin que se puedan trabajar y evaluar las enseñanzas de estos cuatro años de funcionamiento de dos carteles.
Guy Briole comentó que la condición para ser elegido el más uno que se encuentra en el reglamento del pase de la ECF, es que “debe ser miembro de la Escuela y ejercer el psicoanálisis”, aspecto que no esta en el nuevo reglamento del pase de la ELP.
Esto hizo que surgiera un punto muy importante con acuerdo de todos los presentes, y es que confiamos en la pertinencia de la reflección y de la elección de los cuatro que van ha elegir el más uno. Así, el reglamento no debe ser “fetichizado”, por ello no está todo dicho, para que el deseo tenga un lugar donde poder inscribirse, a la vez que la confianza en el dispositivo y en el buen criterio de todos los componentes del mismo.
El tema de los pasadores también dio lugar a comentarios y preguntas:
a) cuando el analista propone al analizante como pasador funciona como una interpretación para este, debemos trabajar este tema y localizar los efectos de impulso o bloqueo de la demanda de pase que puede producir, así como localizar en los testimonios de los AE los efectos de esta propuesta.
b) el tiempo de permanencia del pasador depende de varios factores, como son el número de pasadores y de demandas que hay en el momento; la valoración por parte del cartel de cómo ejerce su función cada pasador; un cálculo sobre el tiempo para evitar que quede instalado en este rol de pasador, por todo ello no necesariamente será de 2 años.
c) se aclara que la otorgación se hace por sorteo siendo el pasante el que realiza el acto de recoger los papeles con los nombres
d) la lista de los pasadores no es pública, pero si es necesario decirle algo a un pasador el secretario o el Más Uno del cartel puede hacerlo.
Acordamos que el hecho de que el secretario sea miembro del cartel del pase y no un elemento externo al mismo es positivo, ya que aporta más información, y tiene un contacto directo con el pasador cosa que no ocurría antes ya que ningún miembro del cartel tenia ningún contacto con el pasador.
Se marcó como especialmente importante la novedad de que habrá un AE, ex AE, o AME, elegido bajo auto-propuesta por la Asamblea general (cf. Punto 5 del artículo 2), y no designado por el Consejo, lo cual es muestra de un elemento que descompleta y que permite dar lugar al deseo de uno por uno
Los aplausos de los asistentes se dejaron oír al finalizar la conversación.

Reseña realizada por Ricard Arranz, secretario de la CdC-ELP, en colaboración Eugenio Díaz, Director de la Comunidad y la opinión de los diferentes colegas que participaron.

COMUNIDAD DE GALICIA
Vigo, 19 de octubre de 2011

Se presenta una paradoja al respecto: Al debate asiste la tercera parte de los miembros de la sede, lo que muestra un desinterés al menos por el reglamento del pase. En contrapartida en los dos seminarios que habitualmente se realizan en la sede, está siempre presente el fin de análisis y el pase en forma de estudio de los textos de los AE o dedicando un año al Curso de J-A Miller dedicado a estos temas: DONC.
Se debatió si un cartel del pase en la ELP es el intento reiterado de permanentizar la solución lacaniana al análisis interminable de Freud y para ello es necesario vivificar reiteradamente el pase para que haya analistas dispuestos a dar una respuesta a lo que nuestra época plantea como puntos candentes. En los 40 años de vida del pase hubo momentos de entusiasmo y otros de languidez. Quizás este cartel en la ELP sirva para que haya un nuevo auge en este momento que hay tres AE en la ELP. El pase ha tenido momentos de fluctuación pero nunca se hundió el barco a base de nuevas propuestas para reanimarlo.
Dejamos la época del atravesamiento del fantasma y ahora con el ultimísimo Lacan nos guiamos por sinthome para dar cuenta del final de análisis. Los efectos los vemos en los nuevos AE de la Escuela Una. El pase se renueva constantemente cada vez que hallamos la lógica de lo que Lacan escribió hasta el final. Pero la composición y forma de elección de los componentes del cartel puede hacer que los analistas se sientan más concernidos en esta experiencia de la Escuela y la transmisión del psicoanálisis.
Habrá que esperar de este reglamento que, analizantes que han finalizado su análisis con analistas de la ELP, se presenten al pase para justificar este cartel en la ELP . Esa sería una verdadera novedad y una sorpresa estupenda.

Reseña realizada por Eugenio Castro, Secretario de la sede de Vigo.

A Coruña, 10 de noviembre

Nos reunimos el día 10 de Noviembre y hubo sorpresas, la primera fue la composición de la asistencia, diez personas de las cuales cinco miembros , y los otros cinco dos socios y tres adherentes. Otra sorpresa fue que la conversación giró sobretodo alrededor de las preguntas de los no miembros que hicieron que volviéramos a plantearnos la pregunta por la Escuela y la formación del analista, y otra sorpresa más fue el interés que mostraron los adherentes por el pase: qué diferencia con la evaluación, para qué el pase y que función tienen los AE .Desde este punto pasamos , porque el tiempo pasaba (no porque se agotara la palabra) a la EEP y su reglamento de pase ,se hizo algo de historia y comparamos con el Reglamento de la ELP ,punto por punto, en general a todo el mundo le pareció bien tener un reglamento de la ELP , decidido por la ELP y votado por la ELP ,los miembros estuvimos en ese punto de acuerdo, aunque no hubo acuerdo si esas diferencias, esos puntos que hacen la diferencia supondrían un estímulo para el pase, un acercamiento del pase a los miembros.Como síntesis, la impresión fue que el pase en la sede de Coruña está vivo y que el nuevo reglamento y su discusión lo ha acercado un poco ,por lo menos a todos los asistentes.

Reseña realizada por Liana Velado, miembro del Consejo de Administración

COMUNIDAD DE MADRID, 10 de noviembre de 2011
El 10 de noviembre de 2011 tuvo lugar en la sede de Madrid la reunión sobre el reglamento del pase. Intervinieron Carmen Cuñat, Araceli Fuentes y Pilar González. Fue coordinada por Joaquín Caretti. Las tres colegas hicieron breves presentaciones para dejar tiempo para el debate.
Carmen Cuñat hizo una historia del Pase en la ELP y sobre cómo se había gestado el reglamento que íbamos a discutir. Sostuvo que el reglamento pone en marcha el dispositivo pero no lo garantiza y que, dado que hay muchos colegas que no conocen el dispositivo, esto se podría trabajar en los espacios del pase de la sede.
Araceli Fuentes afirmó que los reglamentos no causan mucho el deseo y que habría que preguntarse si hay deseo de pase en la Escuela, de cada uno de los analistas y de que sus propios analizantes hagan el pase. Propuso hacer un espacio en la sede donde se pudiera dar cuenta de lo que cada uno aprendió sobre su inconsciente en el análisis. Finalmente, afirmó que hay un horror al saber que dificulta la transmisión y que es más difícil concluir un análisis que presentarse al pase.
Pilar González trabajó la idea de que el deseo del analista es el deseo de encontrarse con un real. Queda claro que el dispositivo del pase no garantiza el final del análisis y que somete al testimonio a un proceso de verificación empujando al decir hasta su límite. Es preciso para ello tener un deseo de un discurso que no sea del semblante, donde no operen el deseo de reconocimiento, ni los ideales ni la demanda de amor.
Posteriormente se dio una animada discusión donde se señalaron algunas cuestiones del reglamento.
Se constataron cambios en este reglamento con respecto al anterior como en la elección del miembro hoy autopropuesto. Antes lo hacía el Consejo y era ratificado por la Asamblea. Ahora es elegido por la Asamblea directamente. Otro cambio es en el Secretariado. Antes estaba compuesto por el presidente de la Escuela más un AE elegido por el Consejo de la EEP mientras que ahora el Secretario surge del propio cartel. Esto facilita el conocimiento por parte del cartel de las entrevistas de los postulantes al pase.
Se propuso cambiar la redacción del artículo 4º pues no quedaba claro que el éxtimo debe dar su acuerdo, ya que pareciera que estaría “obligado” a hacerlo y se entiende que ese no es el sentido buscado.
La presidenta informa de que en Cataluña se propuso que el artículo 7º fuera una Disposición transitoria, lo que pareció razonable.
Se discutió la propuesta de Guy Briole que nos hizo saber Carmen sobre que el sorteo del AE lo haga el Consejo y no el propio cartel. (Art. 2, pt.3) Esto con la idea de compartir responsabilidades con el Consejo. En el debate no quedó claro para algunos colegas que esto fuera realmente importante ya que siendo un sorteo y no una decisión no se conseguiría el efecto buscado. Se espera que en la Asamblea se aclare esta propuesta de nuestro colega.
Se propuso una modificación en el artículo dos. Se trataría de pasar en la lista de componentes del cartel al mas-uno del principio al final, ya que puesto al principio confunde sobre quiénes componen el cartel. También llamó la atención que este más-uno fuera elegido sin criterios determinados como el resto de los miembros.
Se propuso agregar en la primera frase del artículo1 la coletilla “del Pase” quedando la frase como: “La comisión del Pase”. Sin este agregado no se entiende de qué comisión se esta hablando.
Se discutió quién podía funcionar como éxtimo del cartel, quién lo elegía y en qué circunstancias se lo llamaba, quedando claro que era cuando se planteaba una nominación.
Se debatió cómo se confeccionaba la lista de los pasadores.

Reseña realizada por Joaquín Caretti, Director de la Comunidad de Madrid.

COMUNIDAD DEL PAÍS VASCO, 3 de noviembre de 2011

En la Comunidad del País Vasco, nos reunimos para conversar acerca del nuevo Reglamento interno de la ELP para el procedimiento del Pase el 3 de noviembre de 2011.
Contamos con las aportaciones de Cristina Califano, Julio González, Mónica Marin e Iñaki Viar, miembros de la Sede de Bilbao; moderó Elena Usobiaga, Secretaria de la Sede de Bilbao.
Cristina Califano comenzó compartiendo con nosotros su experiencia sobre el dispositivo del Pase a la entrada, antes de la formación de la ELP. El Pase es una invitación que hace la Escuela, está allí para el que quiera hacer la experiencia; invitación a que ese saber obtenido a lo largo de un análisis pase a la Escuela.
A continuación hizo un breve recorrido sobre los distintos momentos de la Escuela de Lacan en relación al Pase para poder situar que lo nuevo de este reglamento es que se trata de un reglamento para la ELP: la ELP ahora se hace cargo del dispositivo del Pase.
Destacó dos diferencias en el nuevo Reglamento, una en el punto 3, ahora es el Cartel el que elige entre sus miembros al Secretario y otra en el punto 7, ahora será la Asamblea de miembros quien tendrá la posibilidad de elegir un quinto miembro a partir de las auto-propuestas.
Julio González planteó que hay un desconocimiento del reglamento del Pase, incluso en las más altas jerarquías, lo que se traduce en el alejamiento que hay del Pase.
Este nuevo Reglamento también viene con el fin de descompletar las identificaciones grupales; parece que el Pase ha de ser un dispositivo que no debe ser cuestionado, que tiene que ser límpido, sin críticas; sin embargo, el Pase es otra cosa; por eso el debate es una buena oportunidad de hacerlo existir. Los AEs muestran que se trata de mantener una relación con lo que no va.
En este último año hemos asistido a un debate donde aparece una escansión con una demanda, demanda que es coherente con La Escuela de Lacan. Miller introduce una interpretación: hay un deseo de Pase.
Estamos a las puertas de un momento que no nos podemos perder, donde miembros y socios estamos concernidos, momento que señala a la responsabilidad. La ELP es ahora responsable de la producción de sus analistas y esto abre muchas líneas de debate, como por ejemplo: ¿Cómo se analiza hoy?
Mónica Marin al inicio de su intervención planteó una interrogación sobre la naturaleza del deseo del analista, oculto por la idealización del nombramiento de AE; a pesar de sus impasses y paradojas, la presencia del pase es imprescindible ya que la Escuela de Lacan se apoya en el no todo del saber: hay un agujero central.
Se trata de la voluntad de sostener la particular manera del discurso del analista, más allá de la diversidad que pueda presentar.
¿Por qué hay que renovar los estatutos? A partir de lo que Freud planteaba de las tres profesiones imposibles situó que el problema es que tienen resultados insuficientes; insuficientes no quiere decir inexistentes, sino que dejan un resto y este resto hay que tratarlo.
El psicoanálisis es una práctica en la que hay algo de incalculable, que no permite establecer relación entre causa-efecto. Resultados imposibles de calcular, evaluables solo retroactivamente.
La experiencia del pase está hecha con todo lo que se puede decir de ella; hay que ir a los fundamentos que la ordenan; no es posible partir de cero. Por último señaló como en el anterior Reglamento había una confusión grado- jerarquía y un desplazamiento Pase- Garantía, mientras que el nuevo Reglamento acentúa el carácter de agente del Cartel.
Iñaki Viar hizo un recorrido sobre la función del pasador, señalando que si bien los Reglamentos del Pase cambian, el lugar del pasador no cambia, parece inmutable. Para ello nos habló de su experiencia como pasador, del lugar que ocupó, de como escuchó los testimonios.
De una mutación subjetiva solo puede dar cuenta el analizante, no su analista. Este es el primer desplazamiento lógico. Hay un binomio pasante- pasador, donde se juega la consistencia del testimonio; testimonio que el pasador tiene que transmitir al Cartel.
Existe una idealización de transmisión objetiva, donde se llega a veces a considerar al pasador como una placa sensible. Pero el pasador no transmite solo la literalidad, sino algo que ha escuchado en el decir del pasante; lo que queda es su propia impresión subjetiva del testimonio, preservándose de no deslizar algún comentario propio.
Lo que se pone en juego es que no hay un modelo de pasador, este es un oyente tercero, que debe poder responder si en el pasante hay un analista o solo hay análisis.
A continuación tuvo lugar un animado debate. Por un lado hubo mucho interés alrededor de cuestiones del lado de lo institucional; se conversó sobre cual es la función del Cartel del Pase y del Secretariado o alrededor del lugar que van a tener los AME con el nuevo Reglamento. Se puede situar que el nuevo Reglamento responde a la desconfianza que se había instalado en el dispositivo.
Pero también el interés estuvo alrededor de cuestiones que tienen que ver más con el dispositivo. El problema crucial en la Escuela es qué pasa en los análisis, cual es la situación del psicoanálisis, cómo se analiza hoy.

Reseña realizada por Esther González, Directora de la Comunidad del País Vasco

COMUNIDAD DE VALENCIA, 2 de noviembre 2011
Bajo el título “El pase : sobre los reglamentos.” ¿ Qué piensas del Pase? , el pasado día 2 de noviembre tuvo lugar en la Sede de la Escuela en Valencia una sesión-conversación sobre el nuevo reglamento interno de la ELP para el procedimiento del pase que se presentará en en Zaragoza para su aprobación en la próxima Asamblea de la ELP.
El espacio estuvo coordinado por Gabriela Alfonso y Patricia Tassara que han trabajado de manera diferente en el dispositivo.
Patricia leyó el texto y se abrieron los comentarios y preguntas aclaratorias. Gabriela hizo una reflexión de su trabajo como pasadora.
Sobre el pasador no hay un saber constituído es una experiencia personal para poder transmitir el pasaje de analizante a analista , Cuando esto ocurre hay una experiencia de satisfacción por haber podido hacer pasar algo de lo real a través de lo simbólico.
Hay que situarse en un lugar incógnito, sin interpretar ni cortar al pasante. Se puede comparar al catalizador de las reacciones químicas que desaparece una vez efectuada su función, en este caso poder transmitir el deseo del analista. Aquí se plantea una pregunta ¿qué se transmite de lo escuchado?. Se transmite la barra sobre el saber defendida como algo propio, la convicción en que ha sido tocado en el lugar de la enunciación. Hay un punto de tensión entre el saber y el no saber.
Este punto de la convicción del pasador, como algo propio generó numerosas cuestiones, concluyendo que era un punto importante en la transmisión al cartel, el resto de la función puede ser semejante a la de un secretario o de un estudioso. Se habló también de la satisfacción que se obtiene si hay un nombramiento de AE , comentó un caso donde pudo observar un arco trazado desde a una modalidad de dolor pasar al humor y cómo influyó este trayecto en la práctica clínica del pasante.
Patricia, por su parte habló de su experiencia en el cartel del pase, Dijo haber pasado por diferentes tiempos. Desde el temor a trabajar con pesos pesados en el campo del saber. El peso del saber del Otro del cartel que ella le adjudicaba, Hasta lograr cernir la buena des-suposición de saber del Otro que le permitió ponerse a trabajar junto con algunos otros.
Un descubrimiento fue el comprender el significado de “docta ignorancia”, no como la ignorancia de algo que ya estaría allí sino la ignorancia de algo que no hay. Ningún saber teórico obturaba lo real que cada testimonio aportaba. Lo real no se puede traducir, en todo caso se puede nombrar.
Habló de la importancia de la enseñanza que había obtenido de los testimonios de los diferentes pasantes que le habían puesto a trabajar sobre distintos puntos cruciales del psicoanálisis, concretamente sobre el saber y de qué saber se trata,
Comentó también la función del éxtimo, como alguien para usar, para trabajar con él los puntos conflictivos de los testimonios. No es un árbitro, es como un más uno que dinamiza y favorece las decisiones del cartel .

Reseña realizada por Concha Carretero, Secretaria de la J.D.