7 de julio de 2009

[EOL-POSTAL] XVIII JORNADAS NACIONALES DE CARTELES

Escuela de la Orientación Lacaniana

http://www.eol.org.ar/images/eolpostal/url.gif

Postal

A realizarse en la sede de la EOL, Callao 1033 5°piso. Bs.As

Entrega de trabajos, posters y anzuelos: Hasta el 10 de septiembre

Extensión: 6000 caracteres

La queja constituye la primera modalidad de la demanda dirigida al analista. La misma concierne al sufrimiento que le genera al sujeto una coyuntura en la que se encuentra atrapado y que se ha tornado insoportable. Encrucijada particular, ya que el sufrimiento puede a veces tomar la forma de un sacrificio que asegura un lugar en el Otro y justifica la existencia.

La queja se refiere al padecimiento del cual el paciente espera ser liberado, lo cuál no quiere decir que esté dispuesto a cambiar algo o a admitir alguna implicación en el mismo.

El sujeto habla de sus síntomas, que eventualmente pueden estar encarnados en un partenaire y por el solo hecho de hacerlo encuentra un alivio. Constatamos entonces un primer efecto terapéutico cuando la queja encuentra un alojamiento. Sin embargo, como lo recuerda J.A. Miller “El sujeto habla mucho de su síntoma para lamentarse de él. A través de su fantasma en cambio, obtiene placer, es un consuelo contra su síntoma, del cuál no se habla en el análisis” [1]

La dimensión del fantasma introduce una dimensión ética en la práctica analítica, porque si el síntoma se refiere a la terapéutica, el fantasma concierne al deseo del analista. Un análisis se orienta más allá de la homeostasis y el bienestar.

Sin duda, esta perspectiva supone una concepción y un manejo de la transferencia que cuestiona el poder terapéutico de la sugestión.Freud constató su engañosa eficacia en los inicios de su práctica al enfrentarse con la precariedad de los efectos terapéuticos obtenidos. Como lo desarrolla en “Psicología de las masas y análisis del Yo”,[2] el poder de la hipnosis se basa en la influencia ejercida por quién se ubica en un lugar de autoridad, especulando con lo que denomina “sed de sometimiento”. El secreto de su poder se basa en la puesta en juego de un elemento ominoso, ligado a algo antiguo y familiar que cayó bajo la represión.

La concepción y el empleo que el analista hace de la transferencia lo lleva a una dimensión ética, por la que puede diferenciar su praxis de otras disciplinas que tratan los síntomas por la palabra.

Es en esta encrucijada en la que se juega la diferencia entre psicoterapia y psicoanálisis. La primera especula con la proliferación de sentido que promueve el enigma y con la restauración de las identificaciones del sujeto, lo que sólo es posible a partir del reforzamiento mismo de la represión y de la exclusión de la singularidad del goce del síntoma. En esta ocasión tendremos la oportunidad de interrogar nuestro modo de respuesta a las demandas que recibimos, tanto en los consultorios particulares, como en los diversos ámbitos institucionales en los que los analistas se desempeñan. Por otra parte, podremos ocuparnos de los temas que conciernen a la formación de los analistas, de sus dispositivos específicos y de los diversos efectos que marcan el recorrido de cada practicante del psicoanálisis.

Temas propuestos:

Respuestas a la queja

Psicoterapia- Psicoanálisis

La práctica analítica en las instituciones asistenciales

La satisfacción del fantasma en el padecimiento

El amor de transferencia y el lugar de la sugestión en la cura

Queja y rectificación subjetiva

El fantasma en la dirección de la cura

El tratamiento y el destino de las identificaciones en el análisis

El sentimiento de culpa

La Reacción Terapéutica Negativa

La queja en las estructuras clínicas

La queja en la histeria y en la neurosis obsesiva

El sacrificio y la reivindicación orgullosa del sufrimiento

Función del fantasma en las estructuras clínicas

El fantasma en el acting out y en el pasaje al acto

El delirio psicótico como fantasma expuesto

El lugar de la queja en la psicosis

El delirio de reivindicación

El fantasma en la clínica con niños

Cuando son los otros los que se quejan: las adicciones,

La clínica con niños y adolescentes, la delincuencia juvenil.

Las quejas contemporáneas

La soledad

La violencia urbana

Las disfunciones sexuales

Avatares del lazo amoroso: el amor líquido

Quejas masculinas y femeninas

La victimización y el orden social

Psicoanálisis y derecho

La formación analítica

Los puntos ciegos y el fantasma del analista

Recorridos de formación y obstáculos subjetivos

El deseo del analista

La práctica analítica como síntoma

La transferencia de trabajo

El Cartel como pequeño grupo

El Cartel ampliado y el Cartel fulgurante: la función del Mas Uno

La Escuela y la formación de los analistas

Secretario de Carteles: Daniel Millas

Secretario Adjunto: Pablo Russo

Comisión de Carteles: Gloria Aksman, Rosa Apartin, Diana Criscaut, Cristina Fierro Verri, Nilda Hermann, Julio Herrera, Cristina Lima, Graciela Lucci.
Sección Córdoba
: Gisela Smania
Sección Rosario
: Silvia Crosetto
Sección Santa Fe: Sabina Serniotti



[1] J.A. Miller “Dos Dimensiones Clínicas: Síntoma y Fantasma” Edit. Manantial, Bs.As., 1986, pag. 14.

[2] S. Freud en “Obras Completas” Tomo XVIII. Edit. Amorrortu, Bs.As., 1989, pag.99.



Secretaría de Internet del Directorio de la EOL Responsable: Carlos Vilaseca

http://www.eol.org.ar/images/transparente.gif

Red asistencial

http://www.eol.org.ar/images/transparente.gif

Copyright © 2009 - Escuela de la Orientación Lacaniana - eol@eol.org.ar