21 de julio de 2012

NRS 27


 
No hay relación sexual
VII Jornadas de la NEL
El sexo y el amor en el siglo XXI, ¿de qué  satisfacción se trata?
Medellín, Octubre del 2012
No. 27
Julio 20 del 2012
Moderador
Piedad de Spurrier ( mailto:%20spurrier@gye.satnet.net )
Esperamos tu participación en este boletín.
Envíanos tus textos, comentarios y notas sobre los temas del debate.

En este número
* Presentación
* "Es divertido. Es gratuito. ¡Y funciona! ¿Estás buscando  
   romance, amor o amigos? No estás solo" por Jaime Castro
* Comentarios
* Pre-inscripción
 
 
 
Presentación
Jaime Castro, en su artículo "Es divertido. Es gratuito. ¡Y funciona! ¿Estás buscando romance, amor o amigos? No estás solo", pone en cuestión la oferta vana de la técnica que no logra impedir que de todas formas aparezca el malentendido entre los sexos.
Marcela Almanza comenta el articulo "La prueba de amor en la época virtual", destaca el valor preponderante de la mirada omnipresente, que intenta restituir la creencia en el Otro en esta época y también hacer existir la relación sexual.
Daniela Negrete, en su comentario al mismo artículo, hace énfasis en el esfuerzo vano de hacer existir la relación sexual a través de los espacios virtuales. 
 
 
 
"Es divertido. Es gratuito. ¡Y funciona!
¿Estás buscando romance, amor o amigos?
No estás solo" i.
Jaime Castro
¡Qué ofertas tan tentadoras para el sujeto de hoy! Aquejados de una creciente soledad, muchos sujetos, esperan encontrar en las páginas web de contactos el objeto amoroso que les es esquivo o que esquivan en la vida cotidiana. La promesa es que con un solo click la "media naranja" aparecerá en pantalla y vendrá a suplir el malentendido entre los sexos.
El poderoso desarrollo tecnológico del mundo actual ofrece a través de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación las promesas de que en el amor en línea imperará el reino del placer, sin ningún costo para el sujeto no tanto a nivel económico sino especialmente a nivel subjetivo y siempre funcionará haciendo de esta experiencia virtual el paradigma de la armonía entre los sexos. Con estas promesas se crea la ilusión de que a través del intercambio virtual, se saldrá de la paradójica soledad que aqueja al sujeto en el mundo de las comunicaciones en tiempo real.
Dicha paradoja implica que entre más "comunicado" está el sujeto con el otro a través de la diversidad de medios técnicos, más solo parece encontrarse y más se ve avocado a consumir –o habría que decir mejor, ser consumido- por las diferentes redes de comunicación que inundan el mercado. Atrapado en la metonimia de las pantallas que lo miran, el sujeto no logra impedir que de todas formas aparezca el malentendido en el amor, que la experiencia del fracaso no aparezca y que la imposibilidad de la relación entre los sexos no surja.
Es frecuente escuchar sujetos que padecen de una profunda soledad en su existencia, que evaden, sin embargo, los posibles encuentros amorosos pues no parecen encontrar a un partenaire a su medida. Muchos de estos sujetos, toman la oferta del mercado de buscar en el "amor online" el objeto amoroso que no les implique ningún costo subjetivo, que sea fácil, que funcione, que sea divertido. No obstante, con frecuencia, la ilusión que depara estos encuentros amorosos se deshace pues surgen de todas formas los malentendidos, la pregunta por el lugar que se tiene en deseo del Otro, y también la angustia. 
La enseñanza de Lacan nos ha mostrado que detrás de esos ideales de armonía entre los sexos que circulan a nivel social ofreciendo a los sujetos la sutura de su división subjetiva, se encuentra el real del cuerpo, un real que en el encuentro amoroso, tiene como transfondo la imposibilidad de hacer existir la relación entre los sexos. Es precisamente ese punto de real que aparece en lo que no anda, en lo que angustia, en los síntomas, lo que se constituye en una brújula que el sujeto puede seguir en la relación transferencial para construir una manera propia de hacer con eso, para elaborar unas respuestas singulares que vayan más allá de las ofertas, las aspiraciones y el imperativo de goce del mercado.
COMENTARIOS
De: Marcela Almanza al artículo de "La prueba de amor en la época virtual"
Es interesante el texto que nos presenta Lorena Greñas, pues me lleva a pensar en el estatuto del cuerpo en la llamada época virtual y cómo se las arregla cada parlêtre para instaurar algún tipo de lazo social bajo estas coordenadas.
Podríamos decir que la época en la que nos toca practicar el psicoanálisis, es la que se corresponde con la era de la imagen, la evolución tecnológica, el mundo digital y sus múltiples variantes, donde los sujetos contemporáneos aparecen sumergidos en un universo sensitivo interminable y accesible a todos los gustos y condiciones, donde la mirada parece tener un papel preponderante.
En este contexto, y en relación a su escrito, podríamos decir que en otras épocas la denominada "prueba de amor" estaba referida mayormente al consentimiento a mantener relaciones sexuales bajo la suposición de que en este encuentro íntimo se demostraba lo mucho que se amaba a la otra persona, pues significaba una entrega total...demostración en acto, de que al partenaire no solo le pertenecía su corazón sino también su cuerpo; demanda que intentaba capturar algo muy íntimo y personal, mediante ese acto de confianza. 
Hoy en día, es raro escuchar en la consulta a jóvenes apenados, cuestionados ó culposos por tener que responder a la llamada "prueba de amor" tal cual se la concebía antaño: el amor y el sexo en el siglo XXI parecen haber tomado otro estatuto, cuando el afán del sujeto contemporáneo brega para que lo íntimo se torne público y para que el anonimato comande su mirada omni presente en el espacio virtual, incluida su relación con el  Otro sexo.
Seguramente, el "acceso a los espacios virtuales del otro como muestra de confianza y prueba de amor", traerá consecuencias diversas que consentir a poner el cuerpo de alguna manera -la que cada uno pueda inventar a partir de su síntoma- y en un espacio no necesariamente virtual.
Tendremos que escuchar entonces, como psicoanalistas, el modo en que cada parlêtre intentará arribar a una solución singular frente a lo imposible, pues como decía Lacan "…el porvenir del psicoanálisis es algo que depende de lo que advendrá de ese real, a saber, depende por ejemplo, de que los gadgets verdaderamente se nos impongan, de que verdaderamente lleguemos nosotros mismos a estar animados por los gadgets. Debo decir que esto me parece poco probable. No lograremos hacer que el gadget no sea un síntoma, porque por ahora lo es de la manera más obvia." (1)
Lacan, J.  La tercera en "Intervenciones y Textos 2". Pág.106-107 
De: Daniela Negrete al artículo de "La prueba de amor en la época virtual"
"La prueba de amor en la época virtual" nos hace repensar una vez más en la modernidad y su incidencia en la vida amorosa de los sujetos; particularmente en los jóvenes "hipermodernos".  ¿Qué pasa con el amor en una época caracterizada por la caída de los ideales, la inexistencia del Otro y el desvanecimiento de los lazos sociales, si  esa creencia es la que hace posible la construcción de algo, de una ilusión, ante el vacío?.
Laura Greñas hace un acercamiento sobre esta problemática tomando como referencia los espacios virtuales, que abren una dimensión donde no sólo los jóvenes están inmersos, y que además dan cuenta de la inexistencia de una línea clara que separe lo público de lo privado, o  incluso donde ésta  muchas veces no existe, entrando en un circuito donde se mira y se es mirado, donde nada queda oculto.
El mundo actual marcha en dirección contraria hacia la creencia, la confianza en el Otro y los lazos.  Esta creencia también atañe al amor, poder construir algo allí donde nada hay, allí donde lo que hay es un vacío, como lo menciona Lacan; pero también para eso es necesario creer en el Otro, lo cual no implica que hayan desencuentros. Por el contrario, en esos circuitos donde todo queda expuesto y  no hay velos, los sujetos quedan solitarios en un empuje al goce y esto con sus efectos subjetivos.

Pre-inscripción
Se recuerda a las personas ya inscritas en las jornadas, llenar la ficha de inscripción adjunta.
FORMULARIO DE PRE-INSCRIPCIÓN  VII JORNADAS DE LA NEL
EL SEXO Y EL AMOR EN EL SIGLO XXI: ¿DE QUE SATISFACCION SE TRATA?
NOMBRE COMPLETO
DOCUMENTO DE IDENTIFICACIÓN
DIRECCION RESIDENCIA
CIUDAD DE RESIDENCIA
TELEFONO FIJO (con indicativo)
TELEFONO CELULAR
CORREO ELECTRÓNICO
Marque con una X en la casilla
PROFESIONAL  (     )
ESTUDIANTE    (      )
INTEGRANTE DE LA NEL:
MIEMBRO (    )
ASOCIADO  (   )
Preguntas opcionales
                                                                 
¿Está interesado en recibir información y orientación en hoteles, planes turísticos complementarios en Medellín ó Colombia?  SI __        No __
¿Tiene alguna pregunta particular sobre el evento, su estadía en la ciudad o formas de pago?
      
  

No hay comentarios: