24 de octubre de 2012

NRS 46 Último número




 No hay relación sexual

VII Jornadas de la NEL
El sexo y el amor en el siglo XXI, ¿de qué  satisfacción se trata?
Medellín, 26, 27 y 28 de octubre del 2012

No. 46 (último número)
23 de Octubre del 2012
(A 3 días de la apertura de las Jornadas)
Moderador
Juan Fernando Pérez (jfp@juanfperez.net)

¡Gracias a los cerca de 100 integrantes de la NEL que participaron en la discusión! ¡Bienvenidos a las Jornadas!



 
En este número:

* Presentación
* "Ante la NRS, ¿hoy? Estar ¨conec-tados¨
y el ¨análisis de control¨" por Carmen Navarro-Niño
* Comentarios a dos artículos aparecidos en NRS de Claudia González y Karina Tenenbaum
* Poemas de amor de León de Greiff, Eugenio Montejo y Jaime Sáenz





Presentación
* Último NRS
         Llegamos al último número del boletín de las Jornadas. Cerca de 100 textos difundidos procedentes de toda la NEL. Los lectores pudieron reconocer aquí la vitalidad y la seriedad del trabajo de la Escuela. Es un excelente presagio de lo que serán las Jornadas que se inician el viernes de esta semana. Será, así lo esperamos, un momento magnífico de la Escuela. ¡Les esperamos a todos en Medellín!

* Textos
         En este número final se difunde un artículo de Carmen Navarro-Niño (NEL-Caracas en Houston) y comentarios de Claudia González (NEL-Guatemala) y Karina Tenenbaum (NEL-Miami) a dos artículos aparecidos en NRS. ¡Lean este conjunto, algunos en el avión, y hablaremos tal vez de ellos en Medellín!

* La nostalgia del figlio, de Alan Feltus
         Un elocuente y bello cuadro del pintor nortemamericano contemporáneo Alan Feltus ilustra este número final de NRS en una figuración espléndida para pensar la no relación sexual y no pocas facetas del sujeto contemporáneo. 

* Poemas de amor
         Cerramos este número con una maravillosa selección de poemas de amor de 3 grandes poetas latinoamericanos del siglo XX. León de Greiff, colombiano, nacido en Medellín y quien incidió en el psicoanálisis de esta ciudad, Eugenio Montejo, el gran poeta venezolano, cuya pérdida en el 2008 lamentamos todos y Jaime Saenz, loado poeta boliviano. Al leerlos, su belleza nos impone decir que no siempre hay necesidad de hacer un esfuerzo de poesía.

Juan Fernando Pérez



***

Ante la NRS, ¿hoy?  Estar "conec-tados" y el "análisis de control"

Carmen Navarro-Niño.

Recientemente un estudiante de College preguntaba:
¿Cuál es la función del analista? Al devolverle su pregunta, dijo que los únicos profesionales que realmente se ocupan de los problemas de amor, son los psicoanalistas. Agregó que, "ni siquiera los poetas actuales, saben ocuparse del amor".
Así surgió para mí la pregunta:
¿Por qué los analistas estamos anudados a ocuparmos del amor?
Como sabemos la función inaugural de un analista es completar el ser-de-verdad de síntoma y anudar síntoma y transferencia. "El efecto de verdad no es semblante"[1]. Y es por algún efecto de verdad no simbolizado, que un analista es convocado por un analizante, en su particularidad, para decir algo sobre su división, sobre el amor y la sexualidad. En la cura hay el efecto transferencial y ese efecto hoy, continúa vigente. Un síntoma analítico, es un síntoma bajo transferencia.
A partir de J. Lacan, sabemos que ante la "NRS, no relación sexual", el ser humano inventó el amor. "En el discurso analítico no hacemos más que hablar sobre amor". (Libro 20 El Seminario Aun de Jacques Lacan. p. 101).
Con las redes sociales vemos en acto que existen efectos de masa, que los efectos de los pánicos globalizados revelan la existencia de "lazos libidinales" y el pánico es un efecto de verdad en el lazo social como señaló S. Freud en Psicología de las masas y análisis del yo. Cuando los lazos se debilitan, el pánico y el terror aparecen en el lugar del lazo libidinal, a veces con mucha violencia como vemos con frecuencia en los noticieros.
El amor se instaura cuando hay confianza y esperanza, lo que pareciera produce efectos de organización y calma.
Lacan nos señala que "amor es dar lo que no se tiene". El amor hace sus efectos, algunos de esos efectos son de lo verdadero, que nos anuda.
¿Entonces hoy, qué cambió para efectos de la práctica analítica?
Pues bien, en la práctica analítica hoy, el analista está particularmente más comprometido al control de su práctica, frente a los rápidos cambios de la época.
Ante la selva imperial del "amor líquido", la satisfacción a través de la pantalla, en los artificios que brinda la tecnología para facilitar los encuentros y desencuentros, pareciera que los sujetos están más ocupados, sin posibilidad de analizar.
Un efecto que podemos metaforizar como casi religioso, es el surgimiento de un nuevo Otro del Internet, el Google, que ha llegado al cenit. Paradójicamente, en la actualidad nos interrogamos sobre el exceso de información que brinda el internet, es común hablar de "los fallidos del Internet y de los desencuentros que produce. Para algunos afortunados, la falta en ser, evidente, les permitirá hacerse preguntas que no resuelve la red.
El analista en el control de su práctica se anuda a la Escuela. El Control resulta sumamente útil para el analista que recibe las urgencias subjetivas, las cuales a veces han traído nuevas preguntas como consecuencia del estar "conec-tados"(4), por los desencuentros en el "Facebook", "Tweeter" o en las páginas de "Búsqueda de pareja".
Me referiré a una demanda de análisis actual:
Una joven emprendedora solicitó consultar a un analista. Dijo estar dedicada a su trabajo, a su esposo y a las hijas que él tuvo en una relación anterior. Se quejó de sentirse angustiada porque su esposo, del cual se encontraba separada desde hacía poco, le escribía insultos en su pared de "Facebook". Ella debía levantarse a las 4 a.m., para borrarlos. Explicó que no podía cerrar el Facebook y dijo: "es la única posibilidad de socializar".
Luego de las entrevistas preliminares y de escuchar una primera rectificación subjetiva que le formuló la analista, expresó que antes de iniciar su recorrido analítico, no se le había ocurrido que podía excluir a su marido de su lista de Facebook, y confesó tener la clave personal del Facebook y del e-mail de su "casi-ex-pareja" y agregó con asombro: "yo entro con frecuencia a su correo para investigar lo que hace y con quien está saliendo… tengo derecho pues con mi trabajo pago todos los gastos de mi hogar y de sus hijas" y se preguntaba: "¿Qué puedo hacer?"
"El me separó de mi familia y de mis amigos." No sé, si me quiero divorciar." La analista le pregunta ¿cuáles su parte en la situación de la que se queja y le devuelve una de sus frases, que produce una respuesta en la siguiente sesión: " Solo me queda el Facebook" y comenzó a hablar de sus avatares de "alma bella" en las redes sociales.
Así pues, el analista se enfrenta a lo inédito de cada experiencia, a los nuevos síntomas, a sujetos que se presentan con los vínculos cercanos debilitados, con una precariedad simbólica que contrasta con los avances de la tecnología. Llevar a Control la posición de analista es eficaz para dilucidar su posición ante la lógica del caso por caso y sus dificultades. Evidencia la puesta en acto del deseo del analista,en la práctica del control se presenta lo particular de cada caso y su "formalización". El "Análisis de control", dispositivo considerado como esencial por Jacques Lacan, quien le asigno' su valor en la "Formación del analista".
Se interroga la posición que tomó el analista en la "Dirección de cada cura", su posición subjetiva y sobre lo particular de su práctica analítica, se presenta el relato sobre un caso en particular.
Sabemos que en algunos sujetos analizantes, hay una cierta satisfacción pulsional que obstaculiza el análisis e inhibe el deseo y la transferencia. Las impulsiones o formaciones narcisistas son apuntaladas por los modos de vincularse hoy con el apoyo de la tecnología y como sabemos, a veces se producen efectos en los cuales el sujeto queda atrapado en la repetición y en el goce. Algunos con suerte, podrán acudir a un analista que al hacer semblante de objeto a, podrá hacer aparecer la palabra plena, el rayo de luz en un análisis, en aquellos sujetos que haciendo un alto en las redes sociales, puedan sintomatizar, enunciar su falta en ser, su deseo y avanzar en los nuevos tiempos accediendo a un trabajo analítico que los separe de un destino fútil.
Hoy pareciera mas difícil decidir hacerse responsable ante lo intangible-tangible de las redes sociales.
En un análisis al menos hay la esperanza, la posibilidad de dejar atrás lo que pareciera lo nuevo establecido y más bien abrirse a las posibilidades de tomar decisiones, quedarse en falta, elegir, acceder a un deseo.

[1] Lacan, Jacques. De un discurso que no fuera del semblante. Libro 18 de El Seminario. Buenos Aires, Paidós, 2009. P14.
[2] Lacan, Jacques. Los cuatro conceptos fundamentales. Libro 11 de El Seminario. Buenos Aires, Paidós, 1964.
[3] Miller, Jacques-Alain. El banquete de los analistas, (1989-90), Paidós, Buenos Aires, 2000,
p. 416-417.
[4] Chistakis, A. N y Fowler, James H. Conec-tados. Santillana, México DF, 2010.

***
Comentarios

De Claudia González al artículo de "Entre el hombre y la mujer ¿un muro?" de Jessica Jara Bravo.

Jessica Jara nos presenta, en párrafos breves y concisos, un despliegue de temáticas que conciernen a la no-relación entre los sexos. Vemos, con diferentes ejemplos de la literatura y el cine que hay algo que cambia y algo que permanece a lo largo del tiempo entre el hombre y la mujer. La autora nos lo dice a manera de pregunta con su título "Entre el hombre y la mujer ¿un muro?" y nos hace una implícita invitación a analizar la cuestión sobre la sexuación que Lacan pone de manifiesto en su seminario XX.
Es interesante contraponer una figura tan "antigua" -pero tan actual- como Medea con la protagonista de la película actual "Anticristo" de Lars Von Trier. Ambas, mujeres "todas" que ponen en acto lo que están dispuestas a hacer si son dejadas (caer) por el partenaire (en el primer caso por Jasón, en el segundo por el hijo).
Así, dispuestas a hacerlo "todo" u ocupando el lugar de La mujer, los casos que nos recuerda Jessica Jara son muy pertinentes para relanzar la pregunta que nos concierne "El sexo y el amor en el siglo XXI, ¿de qué satisfacción se trata?".
El amor, el deseo, la pulsión, la angustia, La mujer, lo real, el partenaire, son algunos de los asuntos que recorren este texto y que llaman a ser ahondados en las VII jornadas de la NEL en Medellín.

***

De Karina Tenenbaum al artículo "Ante la NRS, ¿hoy?  Estar ¨conec-tados¨ y el ¨análisis de control¨"  de Carmen Navarro-Niño
Carmen Navarro-Niño toma tres perspectivas ya enunciadas en su título. La no relación sexual, la conexión con el Otro hoy, y el control.  Tomaré estas perspectivas para utilizar un hilo conductor  en la perspectiva del pasaje del Uno al Otro. 
Un analista es convocado por su analizante para responsabilizar al  parlante-ser  de su modo de goce, hoy las redes sociales no determinan un modo de goce "se trata de saber cómo los sujetos utilizan este lazo social para gozar conforme su sexuación en cuanto hombre o en cuanto mujer" (1)
Cito parte de la viñeta clínica  "…no se le había ocurrido que podía excluir a su marido de su lista de Facebook, y confesó tener la clave personal del Facebook y del e-mail de su "casi-ex-pareja" y agregó con asombro: "yo entro con frecuencia a su correo para investigar lo que hace y con quien está saliendo… tengo derecho pues con mi trabajo pago todos los gastos de mi hogar y de sus hijas" y se preguntaba: "¿Qué puedo hacer?"
"El me separó de mi familia y de mis amigos." No sé, si me quiero divorciar." La analista le pregunta ¿cuáles su parte en la situación de la que se queja y le devuelve una de sus frases, que produce una respuesta en la siguiente sesión: " Solo me queda el Facebook".
La interesante viñeta clínica da cuenta como ella se sirve de las red social Facebook  para gozar. Luego de una intervención, expresa que no sabe si quiere estar divorciada y que luego utiliza Facebook para  investigar lo que hace y con quien está saliendo su ex -esposo, siendo según ella su único recurso, vemos allí un uso del objeto virtualpara espiar, ver, gozar, uno entiende un poco mejor porque a esta paciente tan capaz no se le había ocurrido sacar a este hombre de Facebook,  justamente porque algo de su goce habla allí y la "tecla de delete" no funciona para borrar  las fijaciones de la libido. Es precisamente en este punto donde el psicoanalista presta su escucha.
El psicoanálisis sin estándares pero con principios, nos lleva a pensar el control como una práctica regular de la formación del analista, el analista se autoriza de sí mismo a condición de servirse del Otro de la Escuela y el control marca esto.
Creo importante diferenciar la práctica del control del de la supervisión. Lacan tira abajo la estructura de otro del Otro que implica una jerarquía, alguien que supervisa a otro. Fabián Naspartek en una conversación en la ciudad de  Miami, a propósito del control, enfatizó lo que Lacan en su texto de los escritos "Función y Campo de la Palabra", compara el dispositivo del pase con el dispositivo del control,  en relación al lugar de éxtimo como función del controlador-pasador,  en tanto se necesita hacer pasar  algo al campo del Otro, puede ser pasador pero no implica el acto de la nominación o no,  eso lo decide el cartel del pase sin el éxtimo.  En este sentido se puede controlar pero no se evita la responsabilidad del acto analítico  que  queda  del lado del  analista. En esta perspectiva se trata de que algo pase al campo del Otro.
Retomo la pregunta  que se plantea Carmen Navarro-Niño y la cual considero fundamental para pensar no tanto en los fenómenos sociales, análisis sociológicos de los mismos  que pueden ser muy enriquecedores pero que también nos pueden  desviar en profundizar y entender cuál es  la función del analista en nuestros tiempos.
¿Entonces hoy, qué cambió para efectos de la práctica analítica?
Miller nos brinda una brújula en la  conferencia de Comandatuba para acercarnos a esta pregunta, "La transferencia  es soporte del sujeto supuesto saber. ….lo que hace existir el inconsciente como saber, es el amor." "El inconsciente primario no existe como saber. Para que devenga un saber, para hacerlo existir como saber, hace falta el amor. Y es por lo cual Lacan podía decir al final de su Seminario Los nombres del Padre: un psicoanálisis, demanda amar a su inconsciente. Es el único medio de hacer, de establecer una relación entre S1 y S2." (2)
Hoy nos encontramos con sujetos más alejados del lazo social y más enganchados en la pulsión. Es necesaria la renuncia al Uno del goce para hacerlo pasar al campo del Otro, para transferirlo, localizarlo,  a través del amor, para hacer existir dice Miller "no la relación sexual, sino la relación simbólica".

Notas bibliográficas

[1] Guimaraes, Leda, "El estatuto de la feminidad en nuestros días" –Logos 7- Editorial Grama. NEL-Miami  Nueva Escuela Lacaniana.
[2] Miller, Jacques-Alain, "Una fantasia" (Conferencia en Comandatuba"), IV Congreso de la AMP-2004.
[2] Lacan, Jacques, "Función y campo de la palabra...", En Escritos 1- Editorial Siglo XXI.
[4] Fabián Naspartek, Conversación acerca del control, Miami, Febrero del 2011.
***
Poemas de amor

*

Pues si el amor huyó

León de Greiff
Poeta colombiano
Fallecido en 1976

Pues si el amor huyó, pues si el amor se fue...
dejemos al amor y vamos con la pena,
y abracemos la vida con ansiedad serena,
y lloremos un poco por lo que tanto fue...

Pues si el amor huyó, pues si el amor se fue...

Dejemos al amor y vamos con la pena...
Vayamos a Nirvana o al reino de Thulé,
entre brumas de opio y aromas de café,
y ¡abracemos la vida con ansiedad serena!

Y lloremos un poco por lo que tanto fue...
por el amor sencillo, por la amada tan buena,
por la amada tan buena, de manos de azucena...

¡Corazón mentiroso! si ¡siempre la amaré!
*
Amantes

Eugenio Montejo
Poeta venezolano,
fallecido en 2008

Se amaban. No estaban solos en la tierra;
tenían la noche, sus vísperas azules,
sus celajes.

Vivían uno en el otro, se palpaban
como dos pétalos no abiertos en el fondo
de alguna flor del aire.

Se amaban. No estaban solos a la orilla
de su primera noche.
Y era la tierra la que se amaba en ellos,
el oro nocturno de sus vueltas,
la galaxia.

Ya no tendrían dos muertes. No iban a separarse.
Desnudos, asombrados, sus cuerpos se tendían
como hileras de luces en un largo aeropuerto
donde algo iba a llegar desde muy lejos,
no demasiado tarde.

*

Jaime Saenz
Poeta boliviano
Fallecido en 1986

Al calor de tu forma progresa mi sangre, en el aire
de sueño
el clima para lo solo eres tú
-una sombra canta para ti en el fondo del agua al
compás de mi corazón
y en tu mirar mis ojos están silenciosos por la música
al soplo de la luz,
en el cielo y en la oscuridad.
Esta noche reúno tu forma,
el eco de tu boca en medio de una olvidada canción
-y te doy un abrazo.

*****


No hay comentarios: