25 de agosto de 2011

Lacan Cotidiano / N° Cero 02


LC – N° Cero 02

“Septiembre será lacaniano.” – Le Monde des livres, 19 de agosto de 2011

Lacan Cotidiano

_____________

Cruzados del Sujeto supuesto Saber, ¿defendemos Jerusalén?

Una pequeña adivinanza: ¿quién toca todo y ensucia todo?

¡Es uf! ¡PROSEMA® me matar ! (sic)

Martes 23 de agosto de 2011

17 hs 44 [GTM + 1]

***

El pensamiento jamás ha sido mediático

Por Pauline Prost

El texto de Michel Schneider, desde luego, produce consternación. En su descargo se revela en él un real embarazo: ¡es verdaderamente el pescado con una manzana! Y debe haber sufrido mucho con su texto.

Pero más allá del deseo de estrechar filas detrás de usted, que avanza por terreno minado, y del consuelo que nos produce compartir nuestros comentarios indignados, es menester preguntarnos si podemos hacer mella de alguna manera en el ‘gran público’ proclamando que amamos a Lacan, y que cada uno de nosotros ha tenido, gracias a él, un encuentro inolvidable consigo mismo.

Ya que justamente esta experiencia inaudita es lo que “da rabia” a los profanos y levanta entre ellos y nosotros un muro de sospechas y de sarcasmos. Para nadie es claro el psicoanálisis, como tampoco su inconsciente, y todo testimonio de transferencia suscita, en proporción a su entusiasmo, una contra-transferencia más o menos huraña, siempre defensiva.

¿Estamos acaso encerrados en la comunidad de los iniciados, en la secta del Fénix, o somos los Cruzados del Sujeto supuesto Saber?

En rigor, el testimonio de la potencia transformadora del análisis que, confesémoslo, produce también efectos benéficos en otros contextos teóricos, sólo puede invocar a Lacan en el Pase, que articula de la mejor manera el matema y la experiencia. Quizás de este modo, gracias a la Revista hay un acceso al gran público (que no es por cierto el de los semanarios)

Pero, más allá, ¿no hay una antinomia radical entre una obra de una amplitud y de una densidad perfectamente “opaca para un lector apurado”, y esos mediadores siempre apurados que son los periodistas, a menudo pobres lectores, como lo atestigua la última frase del artículo: “la fuga en la matematización” en donde él confiesa su propio desconcierto?

Me parece que el recorrido de Lacan podría hacer “scoop” a título de antipsicoanálisis.

Contrariamente a los decires de nuestro autor, hay un “antes de J.L.” y un “despés de J.L.” en el sentido de que él puso fin al psicoanálisis como religión freudiana y búsqueda de sentido.

A la manera de Kant, sepulturero de la metafísica, Lacan es el sepulturero del psicoanálisis tal como se lo percibe aún en el famoso “gran público”: introspección, sosiego, interpretación. Es necesario admitir, simplemente, que el duelo es largo, difícil. Una enseñanza de treinta años no es demasiado para explorar todas las salidas trazadas por las culturas y la historia, para llegar a teorizar, en las coordenadas científicas de nuestra época, y lo más cerca posible de sus desórdenes existenciales, el punto de obstáculo al cual se resignaban las Sabidurías.

En la entrevista usted subrayaba, usted descubría ese punto, esa conjunción entre el Uno y el goce, emblema de la no-relación. Forzar por medio de la palabra ese punto ciego e irreductible, triturarlo, tomarlo por la cintura, es lento. Lacan lo hizo públicamente ….

Sin duda que ese cuerpo a cuerpo, muy rápidamente degradado a espectáculo, era lo que fascinaba a sus oyentes. Doy testimonio, yo que no lo ví ni lo escuché jamás, de que en sus Seminarios está el trabajo de pensamiento al desnudo, girando alrededor de sus obstáculos, arriesgando una fórmula, no soltando a su auditorio, buscando a través de él comprenderse a sí mismo, dar cuerpo a su enunciación: a través de lo que se transformó en un texto, permanece un cuerpo parlante.

Pero, por supuesto, el pensamiento jamás ha sido mediático.

23 de agosto

Tenemos ganas de denunciar

Por Jean-Pierre Deffieux

¡Le Point permite que se publique que Lacan volvió locos a sus analizantes luego de mayo del 68, e incluso que mató a algunos! Tenemos ganas de denunciar.

Michel Schneider es un entrometido: artista, funcionario, escritor, psicoanalista, etc. Se desplazó en el seno mismo del psicoanálisis. Enrolado primero un tiempo tras los pasos de Lacan, no sé nada más al respecto, se lo encuentra en los años 80 como miembro de la Redacción de la Nouvelle Revue de Psychanalyse, de J.B. Pontalis. Pero no es miembro ni de la AFP ni de la SFP. Indeciso, pues, incluso indeterminado, salvo cuando se trata de colmar a Lacan de maldades vulgares.

Pero no sólo a Lacan. Cuando en 2006 leí su libro no poco interesante sobre la relación de Marylin Monroe con su analista en los dos últimos años de su vida, ‘Marylin, dernières séances’, ya me pareció que su manera de hablar de Ralph Greenson no iba. Por ejemplo, da a entender que éste adoraba aplicar inyecciones a sus pacientes, y que lo habrían visto testigos entrar a la casa de Marylin la noche de su muerte, pero que esos testigos no son muy confiables, etc. No se compromete, pero destila basura. ¡Decididamente, estos psicoanalistas, todos criminales!

Y reincidió con su ‘Lacan, les années fauves’ en 2010. No lo he leído, pero sé que es un panfleto de odio. La presentación de ese libro por la Presses Universitaires de France es edificante. He aquí el comienzo: “Lacan, demonizado por unos, canonizado por otros, continúa propagando su aura sobre aquellos que alienan su ser a él”. “Nadie ganó, todos perdieron, aquel al que temían fue el amo”, dice La Fontaine …

Y esto sigue igual.

21 de agosto


Correo de lectores

(Dialogado)

Catherine Clément- ¡Que bueno!

Catherine Lazarus-Matet- ¡Es uf! ¡PROSEMA® me matar!

Anaëlle- ¿soñó usted con comercializar PROSEMA® bajo la forma de aplicación iphone?

Jacques-Alain- supongo que si anda en Ipad, andará tambien en iphone, con reconocimiento vocal del tenor textual literal. Lo consultaré con los ingenieros cuando los tenga. Y los tendré cuando tenga un inversor.

Clotilde-Adoro el tono irónico de Gérard Miller, está todo en la expresión “no entender ni jota de Lacan”, que es realmente muy graciosa ….

Jacques-Alain- Para mí, lo más gracioso en su texto es el quiasma: habla bien, conoce mal/ habla mal, conoce bien. De hecho, es muy profundo.

Luc Garcia-Su foto en la pagina 72 de Le Point es de factura media; debajo está escrito ‘Discípulo’, en caracteres gruesos.

Jacques-Alain – No se puede decir que Discípulo sea falso. Es incluso un honor, lo tomo así. Con lo de la foto estoy de acuerdo. No soy fotogénico pero me parece que Eric, el fotógrafo, hizo mejores tomas. Quizás quisieron poner una en la que no sonreía para no despistar al lector: un analista es serio.

Alain Gentes – Me acuerdo del día de la muerte de Lacan. Yo no tenía aún 30 años, y tampoco estaba aun en análisis, y estaba preparado para defender a Lacan sin conocerlo realmente, contra viento y marea, en el Café des Arts, en Bordeaux. El año anterior, en la Universidad, fue lo que podría llamar su “exclusión condescendiente”: “¿Lacan? ¡Más tarde, muy complicado!, decían los profesores. Curiosamente, es la misma fuerza que me hizo defender a los judíos y a los palestinos. ¿Qué tienen para mí en común Lacan, los judíos y los palestinos? El ser excluídos por otros de sus tierras, o estar amenazados de serlo. Y de querer reconquistarlas. Ahí se detiene el paralelismo.

Jacques-Alain – Si… No estoy convencido Sr. Gentes, perdóneme. Lacan tenía su tierra en la cabeza, “mi gran cabeza” decía él con satisfacción. Y lo que me irrita con estas historias de tierra robada es que se creería que el Señor, en su sabiduría, ha dado una tierra a todos los pueblos de la tierra salvo, justamente, a los judíos, que por eso no tienen más remedio que robar la de los otros. Hay que ignorar realmente la historia de los países, de sus fronteras. No digo la Historia santa, o la que ocupa su lugar para los judíos piadosos. Soy judío, pero no piadoso. Tomemos sólo el muy legible libro de Margaret Macmillan, una historiadora de Oxford, canadiense, sobre la denominada Conferencia por la paz en París en 1919, que se llama algo así como ‘Six Months that changed the world’.

Léalo y verá con qué liviandad, qué despreocupación, qué ceguera, qué ausencia de escrúpulos, en medio de ese descalabro –hay que decirlo, jamás los burdeles de la capital trabajaron tanto, incluso se contrataba personal- en qué atmósfera de negociaciones, de regateo, de desorden, esos tres Señores Sin Empacho: Clémenceau, Lloyd George y Woodrow Wilson, el de Freud y Bullit, recortaron el mapa de toda Europa, izquierda, derecha, arriba, abajo, en el centro, en el este, por todos lados. China también paso por la máquina de tronzar. Medio Oriente fue recortado con una goma, un lápiz y un doble decímetro. Solamente los turcos escaparon de esto gracias a Mustafa Kemal, un duro, hecho a la medida. Genocida, evidentemente –nobody is perfect. Pero mutatis mutandis, fue igual en el congreso de Viena, donde brillo Talleyrand, y en el congreso de Berlín, bajo la égida de Bismark. Y en Yalta.

Creer en la divina Providencia, no perdona. Me pregunto si existe para los judíos piadosos la Providencia. Si es así, tienen mucho mérito. “Gracias, gracias, mi dios, por tus favores”. Ciertamente, es allí que se ve que la experiencia no puede nada contra la estructura, id est la idiotez. Yo me quedo con Voltaire, con el Poema sobre el desastre de Lisboa. El de Israel me sería clínico: un real como imposible de soportar. Es así. Cada uno con sus límites. Vivo con eso.

Francoise Haccoun – ¿Cómo podemos, por el treintavo aniversario de la muerte de Lacan, hundirnos “en aguas turbulentas” –como dice el Sr. Schneider- y recoger el tesoro, lo punzante, lo inaudito de sus hallazgos, que esclarecen nuestra clínica, y le dan sus balizas?

Jacques-Alain - ¿Conoce usted la expresión “darle margaritas a los chanchos”?

Laure Naveau – Nada me horroriza tanto como el estilo “cara de nada” con el que en cada línea se arrojan cochinadas sobre el hombre fuera de lo común, el psicoanalista sin par, el pensador revolucionario –y sobre aquellos que lo amaron, si, sus analizantes, sus alumnos, y los hijos de sus alumnos …. Con “cara de nada” se colabora con los peores discursos. Es de todos modos asombrosa esta facultad de hacerse el apóstol de lo peor.

Jacques-Alain – Hay 12 apóstoles –uno de ellos completamente podrido. Ese es el apóstol de lo peor. Quizás haya excusas, no sé, una estrategia como la de Claudel. O es un infortunio del ser. Para renovar un poco los tópicos: “Video meliora, proboque deteriora”. Es decir, veo lo que es mejor y lo apruebo, pero sigo lo peor.

Monique Amirault – Ignoramos si el Sr. Schneider hace el amor con frecuencia, pero contrariamente a la Sra Leroi, que se ha transformado a menudo en una referencia más bien cómica, él habla de ello, y con una pertinencia completamente lacaniana … En Elle del 19 de febrero de 2007, él explica en una entrevista: “El sexo femenino es un peligro para el hombre, porque se le escapa totalmente”.

Jacques- Alain – Sepa, Monique, que gracias a Lilia conseguí tener la Recherche en la isla desde el día en que llegué, que hablé de esa señora con mi sobrina Sandra, que conoce la Recherche en detalle; luego con Francois Regnault, que conoce todo de memoria, sobre todo a Proust, y que me recitaba Swann cuando otrora visitamos juntos Illiers-Combray. PROSEMA marca registrada ciertamente dará lugar a esta cita que, en efecto, dice mucho.

Miquel BassolsA veces tenía la impresión de estar traduciendo a un desconocido Baltasar Gracián francés … Por cierto, el propio Gracián, en su El Héroe, dedicado a describir las cualidades del hombre de excepción, escribe: “¡Qué singular te deseo! Emprendo formar con un libro enano un varón gigante y, con breves períodos, inmortales hechos. Sacar un varón máximo, esto es un milagro en perfección”. (El Héroe, prólogo al lector).

Jacques-Alain – ¡No siga ! Bien sabe usted que no me puede honrar más que diciéndome que my work in progress de la Vida de Lacan tiene algo de gracianesco. “Emprendo formar con un libro enano un varón gigante y, con breves períodos, inmortales hechos”. Eso es. Gracias una vez más.

Traducción: Ana Ruth Najles


LACAN COTIDIANO

The Freudian Field Newsletter

Asociación Mundial de Psicoanalisis

Presidente de la AMP

Leonardo Gorostiza, Buenos Aires

Presidente de la ECF

Jean--Daniel Matet, Paris

LQ--Secretaria general

Anne Ganivet-Poumellec, Paris

Francofonía

ECF--MESSAGER/Anne Ganivet--Poumellec, Paris

TWITTER ROSEAU PENSANT/Kristell Jeannot, Marseille

LACAN & LIBRAIRES/Catherine Orsot--‐Cochard, Nantes

PIPOLNEWS/Gil Caroz, Bruxelles

Mundo

AMP--UQBAR/Oscar Ventura, Andalousie

TEN LINES NEWS/Ricardo Seldes, Buenos Aires

Lengua inglesa, países y gente

LACAN.COM/Josefina Ayerza, New York

LACANIAN COMPASS/Tom Svolos, Omaha

LACANCIRCLE /Russell Grigg, Melbourne

Europa

NLS--MESSAGER/ Anne Lysy, Bruxelles; Natalie Wülfing, Londres

ELP-DEBATES/Marta Davidovich, Madrid

SLP-CORRIERE/Salbol, Italie

Latinoamérica

EOL POSTAL/Carlos Rossi

EBP--VEREDAS/ Maria do Carmo Dias Batista

NEL-BLOGS/Javier Nunez

NEL-DEBATES/ Mercedes Iglesias, Piedad Ortega

LQ Consejo Editorial

Agnès Aflalo, Paris ; Carole Dewambrechies La Sagna, Bordeaux Catherine Lazarus ‐Matet, Paris ; Lilia Mahjoub, Paris ; Judith Miller, Paris

LQ--Consultores

Josefina Ayerza, New Cork ; Miquel Bassols, Barcelona ; Graciela Brodsky, Buenos Aires; Antonio Di Ciaccia, Rome ; Jorge Forbes, Sao Paulo; Pierre-Gilles Gueguen, Paris Angelina Harari, Sao Paulo; Eric Laurent, Paris Tom Svolos, Omaha

LQ--Corresponsales

François Ansermet, Genève ;

Jean-Pierre Klotz, Itinérant ; Flory Kruger, Buenos Aires; Jesús Santiago, Belo Horizonte; Mikael Strakhov, Moscou

LQ--R&D

Christiane Alberti, Toulouse ; Clotilde Leguil, Paris

Administration+Distribución francófona annedg@wanadoo.fr

Traducciones y Distribución mundial amp-uqbar@elistas.net

Médiador internacional patachon.valdes@thebreezeofpaludes.bz ___esta dirección no funciona

Archivos http://roseaupensant13.wordpress.com