10 de abril de 2014

La Gran Conversación de la Escuela Una - Damasia Amadeo de Freda












La Gran Conversación de la Escuela Una 
Flashes

Mi experiencia en el control
Damasia Amadeo de Freda

Voy a hablar de mi experiencia en el control. Soy analista de la EOL y viajo a París regularmente para analizarme y controlar.
Mi experiencia de control fue tardía. No sucedió lo mismo con mi posición de analizante; la transferencia fue temprana e inmediata, y estoy en análisis ininterrumpidamente desde hace muchos años.
No encontré por mucho tiempo un "gusto" por el control, aunque sabía que éste debía formar parte de mi formación analítica. Durante bastante tiempo vi analistas para controlar sin poder dar continuidad a esos encuentros. Estos se reducían a uno o dos como máximo.
Por razones todavía oscuras para mí, he encontrado desde hace varios años un "gusto" por el control.
¿Cómo controlo? Sistemáticamente los mismos casos desde hace ya mucho tiempo. Un día llevo uno, al día siguiente el mismo, al otro también, y así hasta que la respuesta obtenida, aunque siempre parcial, marca un punto de conclusión que me permite pasar a otro caso.
Me sucedió encontrarme en una oportunidad con que el controlador profería exactamente las mismas palabras que había escuchado horas antes decir a mi analista: "el analista debe saber callarse". Ahí encontré un nudo entre el análisis y el control.
Si tomo mi experiencia personal es para transmitir que el control constituye desde hace un tiempo un eslabón importante en mi formación como analista. Uno de los factores fundamentales ha sido que el control se inscribiera sistemáticamente en el tiempo, que esté marcado por una continuidad, lo cual ha sido un cambio fundamental con respecto a mis experiencias anteriores.
Sabemos que no hay control del control, como no hay Otro del Otro. Entonces, me pregunto: ¿cómo hará la Escuela, sometida inevitablemente al declive del sujeto supuesto saber, para producir el "gusto" por el control y por su práctica sistemáticamente sostenida?






No hay comentarios: