18 de octubre de 2011

Eric Laurent on The Pulse



Eric Laurent on The Pulse




New York City, 20 días luego de las ceremonias conmemorativas del 11de setiembre de 2001, que abrieron el siglo.

Llueve fuerte, pero nada comparable con las desvastadoras tormentas del mes anterior. Las lluvias son seguidas de los claros luminosos o de una luz nublada, sucia, según los humores del verano Indio. Es suficiente hacer la cola en la inmigración (dos horas) para sumergirse en el discurso americano. En la CNN repite incesantemente el proceso al médico de Michael Jackson. ¿Lo anestesió hasta la muerte? En continuado, el intercambio de preguntas-respuestas, filmado a medio cuerpo, con una cámara que escruta la decadencia, la angustia. El plano a medio cuerpo, el plan americano, no ha merecido jamás tanto su nombre. No es tanto la recuperación, la reactivación, del retrato Renacentista apoyado sobre un guardrail, sino la representación del sujeto en el tribunal democrático. La otra vertiente de la noticia es aquella del frente de guerra contra el terrorismo. La eficacia de la elección de la administración de Obama del objetivo de asesinatos, por medio de drone (1) o de los equipos especiales, o en combinación de los dos, se revela temible. No es sin provocar nuevas invenciones de parte de los terroristas. En dos días, podemos ver, que de una parte, Anwar al-Awlaki, predicador de Yemen, convocando a la muerte luego de cada gran rezo del viernes, ha sido asesinado por un Drone en una operación conjunta entre la CIA y del ejército. Por otra parte tenemos el arresto preventivo de un americano de origen sud- asiático, diplomado en física, de la Nord-Eastern Univerisity que quería utilizar modelos reducidos radio-guía de avión de dos metros de alcance para atacar el pentágono. El drone del pobre en todo caso.

Las cuestiones jurídicas planteadas por los asesinatos de los ciudadanos americanos por el gobierno son múltiples. La quinta enmienda precisa que “Nadie puede ser privado de vida, de libertad, de propiedad, sin un proceso formal”, mientras que los USA no estén en guerra. No estamos en Francia donde los jueces se acusan mutuamente de complicidad con el poder ejecutivo. Acá la ficción jurídica es tomada seriamente. La interpretación del padre muerto, “Founding Fathers" aún es el significante amo. No hay vacío jurídico. La administración Bush había tratado de justificar lo injustificable, la tortura, con gran refuerzo de argumentos jurídicos ad hoc. La administración Obama presta mucha atención de no caer en el mismo ridículo. Sin embargo América vive en un extraño estado de excepción, como lo dice Mark Danner en el último número de la New York Review of Books. Desde la Patriot Act, la regla de derechos se encuentra sutilmente torcida. Guerra, o no guerra, la cuestión se plantea: ¿hasta cuando este paréntesis? ¿El templo de la guerra no cerrara su puerta? Mas allá del cierre de Guantánamo a la cual ha renunciado la Administración, es la verdadera cuestión que atormenta a América. Acá todo es política incluso la economía. Nadie tiene la idea de una «politiquee des choses ». Las oposiciones son radicales y planteadas hasta el absurdo en el interior del juego de oposiciones.

Desde hace dos semanas New York es sacudida por un enigma. Tiene el nombre de « The Protesters of Wall Street », de 300 a 1000 personas raramente constituidas, clase media sin trabajo, drop-outs como solo lo saven hacer en USA ocupan el downtown y entorpecen la circulación. Ean 2000 el viernes a la noche. Nadie entiende lo que buscan. Es el comienzo en USA de algo parecido a los indignados en Europa.

La conferencia de apertura del seminario tiene por título « Psychoanalysis and Our Time ». Había mucho que decir. Al fin, el caso Rafah muestra un síntoma revelador de la función del psicoanálisis en la modernidad, su inscripción como fuerza social, de lo cual testimonia dicho caso trágico. Los jóvenes investigadores presentes en la sala me han dicho « fired up » por el sentimiento que se podía hablar de lo insoportable de la modernidad gracias al psicoanálisis.

La seriedad con la cual NYC festeja el nuevo año judío, Rosh Hashana, y preparar Yom Kippour, no impide que hayamos recibido 140 participantes en el Pulse. En la apertura del Seminario, hicimos escuchar el llamado de JAM por Rafah, traducido por Adrián Price y leído por él mismo. Hemos obtenido la firma de una Profesora del Barnard Collège, Maire Jaanus, que es una de las co-organizadoras del Pulse. Hemos transmitido por su intermedio el pedido a Débora Spar, la nueva Presidente del Barnard que quiere conservar al College su especificidad de ser un college femenino. Ella cuenta con la nueva generación de mujeres ya que su existencia es una posibilidad, tanto de una carrera, como de género, o de educación. Es una especialista sobre la condición femenina en el sur de África, sin dudas será sensible a la suerte de Rafah. El seminario, el Pulse, ha sido organizado con Josefina, la editora de Lacanian Ink., Marie-Hélène Brousse, y Pierre-Gilles Gueguen, y es un éxito de concurrencia. El público del pulse es bien americano. La gente habla con entusiasmo, gustosos. Las temas son variados, los intercambios son frecuentes, let networking constantes en las pausas para el café o el agua fresca. Ellos comprenden rápidamente lo que es la verdadera «Vie de Lacan », aquello que ha escrito Jacques-Alain Miller.

El tema general “Lacan’s Legacy” no está presente como muerto. El es extremadamente vivo, objeto de escándalo y de controversia, siempre a descifrar dentro de su enseñanza. Muchos temas son tratados por los participantes : Psicoanálisis y la norma, Feminidad, mas allá del Complejo de Edipo, la familia hipermoderna, homosexualidad masculina, lo real como sin ley, Psicoanálisis y Neurociencia, el psicoanalista como analizante. Aquellos que tratan dichos temas son los miembros de Lacanian Compass, en primer lugar Maria Cristina Aguirre, Tom Svolos, Alicia Arenas, por supuesto, pero también sus cómplices angloparlantes, Adrián Price, Alan Rowan, Francois Sauvagnat, Jean-Pierre Klotz, Natalie Wulfing, Kjell Solemn. Sobre cada uno de estos temas no buscamos consensos o lo acostumbrado del discurso analítico, sino cierta diversidad post-moderna del discurso universitario inspirado en el psicoanálisis en USA. La originalidad de nuestro acercamiento se encuentra en el ensamble de Cultura y Clínica, como lo enuncia el título de una revista por salir. El Pulse ha sido la ocasión de hacer público la buena nueva que llegó ayer: Minnesota University Press viene de aceptar ser la base editorial del proyecto luego de un largo y cuidadoso proceso. Maire Jaanus y Marie-Hélène Brousse lo han anunciado en directo al final de la primer jornada.

Esa noche, nos reunimos en lo de Josefina, equipada con todos los medios que permiten transmitir el LC, multimediaticamente, las noticias. Maria Cristina Aguirre tipéa en un teclado americano lo que yo le dicto en francés.

Luego el fin de Pulse, Tuvimos las discusiones informales con las Instituciones analíticas ligadas a la IPA. New York es el lugar de lo multi, y de la diversidad, como lo recuerda el Alcalde Bloomberg muy suelto sobre la inmigración llamada ilegal « todos los que vienen aquí, es para trabajar ».
We will work through analytically.

All the best to LQ from New York,
Eric Laurent

(1)Drone predator: aviones espías no tripulados

Traducción: Fabián Abraham Naparstek.

Revisión: Silvia Baudini.

http://t.co/2CwF9S1R


Secretaría de Internet del Directorio de la EOL | Responsable: Carlos Rossi
Escuela de la Orientación Lacaniana - eol@eol.org.ar


No hay comentarios: