9 de enero de 2014

UnReal - Boletín Nº 8











Boletín de la NEL hacia el IX Congreso de la AMP

Nº 8


7 de enero de 2014





Editorial
María Hortensia Cárdenas
 
Cuando Jacques-Alain Miller presenta el tema del IXº Congreso de la AMP dice: "De esa palabra, "lo real", Lacan hace un uso que le es propio, que no siempre ha sido el mismo y que deberemos esclarecer". Y nos recuerda que el real inventado por Lacan es azaroso y singular para cada uno en tanto nos topamos con un agujero en el saber sobre la relación entre los sexos. Es el encuentro contingente con un agujero en el saber incluido en lo real.
En la NEL se han formado 20 grupos de investigación dedicados a elucidar lo que Lacan propone con "lo real". El punto de partida es Un real para cada uno, así como Un real nuevo y que se construye para el siglo XXI. Nos proponemos interrogar y cimentar ese UnReal a partir de temas tan disímiles pero también consustanciales. Cada grupo tiene un responsable que ha convocado a otros colegas de las distintas Sedes y Delegaciones para llevar adelante la tarea, en un intento por atrapar algo de lo real. (Ver el cuadro de los grupos abajo) Los 20 trabajos estarán listos a fines de febrero y en marzo se colgarán en la web de la NEL para ser leídos por todos los que participarán en una Conversación virtual que organizaremos previo al IXº Congreso de la AMP.
Iniciamos este año presentando en el boletín dos textos que se articulan a su manera cuando el discurso analítico opera. Gabriela Urriolagoitia reflexiona sobre una práctica analítica que sea algo más que una estafa. Carlos Márquez discurre por dos soluciones de tratamiento posible de la plusvalía del goce. En última instancia, ambos textos nos orientan sobre cómo arreglárselas con lo que no anda.
Finalmente, recordamos el video de Miquel Bassols sobre "Lo real y la Escuela" que ya tiene más de 500 visitas, ¡no se lo pierdan! http://www.youtube.com/watch?v=57On3LF4f7o




Un psicoanálisis que no sea una estafa

Gabriela Urriolagoitia


Decir algo acerca de lo real evoca para mí, una enigmática cita de Lacan: "Nuestra práctica es una estafa, al menos considerada a partir del momento en que partimos de ese punto de fuga".(1)

¿Por qué una estafa? Esto se articula con el sintagma de la verdad mentirosa. Cuando uno dice su verdad, es un modo de subjetivar la imposibilidad que tiene de acceder a lo real por la vía del sentido. Pero al mismo tiempo que la subjetiva, testimonia la impotencia de la verdad en relación a lo real, porque lo real es ese punto de fuga del sentido.

Lacan dice: "Lo real dice la verdad pero no habla". (2) Lo real no le miente al serhablante porque cuando irrumpe lo vive en su cuerpo. Tiene el estatuto de una experiencia frente a la cual las palabras no acuden a su auxilio, por eso no habla. Y al articular esta experiencia en el discurso analítico, el sujeto miente porque entra al campo del sentido. Evidencia además, que las palabras no alcanzan para reabsorber ni resolver esta irrupción. Entonces si el sentido es aquello con lo que operamos en la práctica,  el psicoanálisis es una estafa porque no toca lo real.

Frente a la estafa, Lacan propone la neutralidad del analista: "…esta subversión del sentido, esta especie de aspiración no hacia lo real sino por lo real". (3) Un deseo del analista de reducir al Otro a su real y de liberarlo del sentido.

Así la apuesta de Miller para el psicoanálisis del siglo XXI es la de desbaratar la defensa contra lo real. (4) Es el reto de acompañar a cada sujeto a pasar del desacomodo que lo habita, a lograr un arreglo que inscriba algo de lo posible en su modo de transitar la vida. Una apuesta que nos convoca a trabajar por una práctica analítica que sea  algo más que una estafa.




1. Lacan, J Seminario 24, "L'insu que sait de l'une-bévue s'aile à mourre", clase del 26 de febrero de 1977, inédito.
2. Idem, clase del 15 de febrero de 1977.
3. Idem, clase del 26 de febrero de 1977.
4. Miller, J.-A., "Presentación del tema del IX° Congreso de la AMP" , www.congresamp2014.com/es/





Las dos soluciones

Carlos Márquez


La verdad de la plusvalía es el goce de hacerse extraer la vida. El discurso del amo permite usar el fantasma, a condición de prohibir la conjunción del sujeto efecto del significante con el goce que se obtiene al hacer pasar la cadena significante por el cuerpo. El objeto, desecho del discurso, se sustrae como en un truco de magia. Algunos signos de prestigio y lujo en el vértice social dan la señal de dónde se encontraría, mientras que la pauperización del proletariado marca el ritmo de crisis cíclicas de sobreproducción en una llamada constante al desorden social. Este malestar decimonónico encontró dos soluciones:

1) Taponar el deseo con el plus de goce. Un desgarrón entre real y naturaleza que supera cualquier secularización anterior. El objeto se desdobla entre el centro fetichizado (líder, mercancía, celebridad) y los efectos de segregación. Desencadena procesos que mutan en medio de catástrofes impredecibles o se afinan constantemente. Es la pasión genocida por el "hombre nuevo" propia del capitalismo burocrático nazi o soviético, de libro rojo o de sharia, donde la plusvalía se convierte en el soporte del fantasma orwelliano de la bota pisando la cara para siempre. Es también la seducción publicitaria "creadora de necesidades" propia del capitalismo contemporáneo, donde la plusvalía pasa de objeto de desecho a objeto de derecho en un reciclaje carnavalesco.

2) Reintegrar el deseo a su causa. El discurso analítico usa el síntoma para permitir al sujeto divorciarse de su empeño en hacerse extraer plusvalía, haciendo emerger una inédita decisión por su deseo, es decir, por el acto de mantener sus objetos separados del agujero que constituye su causa última, el agujero de la inexistencia de la relación sexual.




Nueva Escuela Lacaniana
Grupos de Investigación sobre UnReal


UnReal y el padre
Carolina Hernández
Diana Ortiz
Andrés Molina
Ana María González

UnReal y el tiempo 
Ana Viganó
Elida Ganoza
Lorena Greñas
María Isabel Uribe

UnReal y lo material   
Juan Fernando Pérez
Mayra de Hanze
Fernando Schutt
Sergio Garroni

UnReal y la escritura
Marcela Almanza
Julieta Ravard
Isolda Alvarez
Paulina Zamora

UnReal y el estrago
 
Alicia Arenas
María Cristina Aguirre
Beatriz Palacio
Piedad de Spurrier

UnReal y el crimen
Jaime Castro
Héctor Gallo
José Gregorio Domínguez
Miguel Gutiérrez

UnReal y lo femenino
 
Clara María Holguín
Viviana Berger
Claudia Velásquez
María Eugenia Cardona

UnReal y el trauma 
María Hortensia Cárdenas
Adolfo Ruiz
Gabriela Urriolagoitia
Julia Benavides

UnReal y la familia
Mónica Pelliza
Ana Ricaurte
Adriana Meza

UnReal y la crueldad
María Elena Lora
Raquel Cors 
Jimena Contreras

UnReal y el capitalismo
 
Carlos Márquez
Juan Felipe Arango
Angel Sanabria

UnReal y finales de análisis
 
Mónica Febres-Cordero
Laura Arciniegas
Marita Hamann
Nora Guerrero de Medina

UnReal y el fantasma
 
Karina Tenenbaum
Liliana Kruszel
Ruth Hernández

UnReal y las adicciones
 
Angela Fischer
Mario Elkin Ramírez
Didier Velásquez

UnReal y el superyó
Luz Elena Gaviria
Viviana Berger
Alfonso Gushiken

UnReal y el deseo del analista
 
Juan Javier Peláez
Gabriel George
Maritza Bernia

UnReal y la ciencia
 
Mercedes Iglesias
María Victoria Clavijo
Susana Strozzi
Inés Lara de Anderson
Guillermo Bustamante

UnReal y el sinthome 
Susana Dicker
María Cristina Giraldo
Mayra de Hanze
Johnny Gavlovski

UnReal y los nudos 
Alba Alfaro
Patricia Tagle
Gustavo Zapata
Renato Andrade

UnReal y la no relación sexual
Gloria González
Fernando Gómez
Edwin Jijena
Gladys Martínez






SIGA EL CONGRESO DE LA AMP EN TWITTER: 
https://twitter.com/ParisAMP2014

MANTÉNGASE INFORMADO EN LA PÁGINA DEL CONGRESO:
http://www.congresamp2014.com



Comisión Editorial Boletín UnReal

María Hortensia Cárdenas
Mercedes Iglesias
Ana Viganó

No hay comentarios: