13 de noviembre de 2013

UnReal - Boletín Nº 2




Boletín de la NEL hacia el IX Congreso de la AMP

Nº 2

12 de noviembre de 2013





Editorial


Ana Viganó


Dos analistas, dos textos, dos respuestas a nuestra invitación dicen presente en el Boletín número dos, para elucidar el uno, el real/lo real de Lacan y el UnReal nuestro a partir del trabajo de Escuela. Nuestro de cada uno, pero posible de ser trasmitido. Nuestro que, resistiendo a las tentaciones de masa, sostenga una comunidad posible –nunca acabada pero no por ello menos productiva–.

Fernando Gómez nos habla de El eco de un decir y ya en el título vislumbramos que el uno del decir no es número, cifra, protocolo. El decir en sí mismo cuando es tal –no todo dicho es un decir– es uno, es sustantivo y verbo a la vez, es nombre y acto que efectúa acontecimientos de cuerpo. El eco resuena y dispersa el ansia de atrapar al uno por el todo.

Mayra de Hanze parte de Una clínica sin Otro y retoma la cuestión de la asociación pero por el continuo silencio-sonido, ruidos de la época, cuando no hay nominación que ancle una articulación posible entre ellos, una diferencia, un matiz, un contraste. Nos indica así el vector de su propuesta para el siglo XXI: del sentido al sonido, presentando las paradojas del Otro.

Ambos –cada uno a su modo– evocan la transferencia: motor y obstáculo; pie y traspié; camino y piedra de cualquier incidencia posible en el sufrimiento de los seres hablantes.

Disfruten la lectura! Y prosigamos la conversación…





El eco de un decir

Fernando Gómez Smith




Lacan, en el Seminario 23 comenta que el alivio que produce aprender a leer el acontecimiento del propio cuerpo tropieza siempre con lo ilegible, con Un Real que refleja el traumatismo inicial. Ello implica renunciar al desciframiento que es impotente para ponerse de acuerdo en lo sexual.

Lo real de Lacan es un negativo de lo verdadero, en la medida en que está desprendido de todo e incluso de todo todo; lo real no tiene ley, no obedece a ningún sistema, es singular. Condensa el hecho puro del traumatismo, que evoca el traumatismo de lalengua.

Y en el análisis, todo cuando leemos converge en lo ilegible que cernimos, que estrechamos, que aislamos. Para obtener esto es necesario llegar hasta los últimos reductos de la lectura, es llegar hasta el estado en el que sólo resta hacer del síntoma una obra.

Por otro lado, pero en la línea de lo ilegible, la resonancia para Lacan, es el fenómeno a partir del cual un cuerpo es capaz de vibrar. En la experiencia analítica quien no haya vibrado ante una palabra del analista, ante un gesto del analista, o aún ante un silencio del analista no habrá experimentado la dimensión pulsional de la transferencia,1 nos dice Silvia Salman

Cuando en el Seminario 23  Lacan define a la pulsión como el eco de un decir en el cuerpo, como la sede de un goce y agrega para ello hace falta que un cuerpo sea sensible,2 nos indica como la resonancia en la última enseñanza de Lacan siempre se mantuvo asociada a la pulsión. Es un término del que Lacan se sirve desde el inicio para referirse a los efectos de la interpretación.

J.-A. Miller3 nos dice que si en la última enseñanza de Lacan la interpretación se mide por el goce, entonces no se le solicita por sus efectos de sentido, sino de goce, por sus efectos corporizados.

Para Miller es una hipótesis radical si la interpretación se mide con el goce, que va a traer como consecuencia que la interpretación deba tener una modalidad especial donde se acentúe en el significante la materialidad, el sonido.



____________________________________________________________________
1. Salman, S., "Cuerpos de mujeres". Seminario dictado en Lima, inédito.
2. Lacan, J., El Seminario, Libro 23, El Sinthome, Paidós, Buenos Aires, 2006.

3. Miller, J.-A., Sutilezas analíticas, Paidós, Buenos Aires, 2011.





Una clínica sin Otro

Mayra de Hanze



No oigo voces/ni silencios/solo el espectáculo/de hacer el amor/con la muerte.1

Actualmente conversamos de una clínica habitada por sujetos instalados en el silencio sin mucha disposición a la asociación, se podría decir que estamos asistiendo a una clínica sin Otro.

El Nombre del Padre en la primera enseñanza de Lacan es el significante por excelencia que produce un efecto de sentido. Es el nombre del significante que da un sentido al goce.

Sin el Nombre del Padre hay lalengua, no existe propiamente el cuerpo, hay tan sólo lo corporal, la carne, el organismo. Hay acontecimiento del cuerpo, acontecimientos que destruyen el cuerpo. Sólo con el Nombre del Padre hay el cuerpo y el fuera-del-cuerpo. Cuando se pone en suspenso el Nombre -del-Padre el efecto de sentido se convierte en problemático, la última enseñanza de Lacan aparece enigmática en la medida que no proporciona respuestas.

El inconsciente en ese momento se desliza del Unbewusst al l´Une-bévue, del sentido al sonido.

Lacan sostiene que habrá psicoanálisis mientras se presente esta equivocación.2

En la conversación clínica el analista tiene la posibilidad de mostrar de qué modo intervino con su acto en aquellos sujetos que llegan exhibiendo el espectáculo de hacer el amor con la muerte.


___________________________________________________________
1. Cino, M., Cuerpos guardados, b@ez.editor.es, Guayaquil, 2008.
2. Miller, J.-A., Lo real y el sentido, Colección Diva, Argentina, 2003.





Inscripciones al Congreso de la AMP y forma de pago

Inscripciones

A partir del 1 de marzo de 2013, las inscripciones al Congreso están abiertas para los miembros de la AMP.
Europa: 400 EUR
América: 400 USD

A partir del 1 de noviembre de 2013, las inscripciones al Congreso están abiertas para los no-miembros.
[Plazas limitadas, recomendamos se inscriban con anticipación].
Europa: 200 EUR
América: 200 USD

A partir del 1 de enero de 2014, los precios cambian:
Para los miembros de la AMP:
Europa: 450 EUR
América: 450 USD

Para los no-miembros:
 Europa: 250 EUR
América: 250 USD

Modalidades de pago

Por Internet (recomendado). Mediante tarjetas de crédito Visa o MasterCard en un solo pago, o bien en tres cuotas sin gastos.






Comisión Editorial Boletín UnReal

María Hortensia Cárdenas
Mercedes Iglesias
Ana Viganó

No hay comentarios: