15 de julio de 2008

Contribución-Perla Miglin



...la esfera, el toro, Cross cap, la botella de Klein, versiones de un Otro matriz de doble entrada, S1 y a


Por Perla Miglin


... sustraer al tiempo la duración es demostrar que retirar el significado del significante, quitar a la cadena significante todas las pretensiones de la significación, no es una operación sin resto. (F. Leguil)


Durante el curso de J. A.- Miller, "La experiencia de lo real en la cura analítica", Eric Laurent participa con una exposición de la cual pude aprender lo que la letra no es *(3). Exposición de cuyo camino recorrido elijo... no sin dificultad las siguientes líneas:
"En la perspectiva despejada por este papel de admisión que cumple la función del más-uno, me pregunté como conjugar la misma con la función del psicoanalista como editor, como aquel que puntúa el texto, (...) ¿cómo creer en el sentido cuando lo que se lee es su no relación con la letra? (... ) la idea de Lacan, que sería formidable plantear para el psicoanálisis que cierta función del significado, no del significante, nos da un real, es decir al operar sobre los efectos de sentido podríamos tener una función en la que el efecto de sentido afecte lo real ..."(2).
Y esto a fin de despejar un punto de la reflexión de J. A.- Miller en su curso del el 23 de mayo del 07 "...el estatuto mismo de aquello sobre lo cual la interpretación se dirige en la teoría borromea, al tiempo de preguntar dónde está el inconsciente en esta nueva dimensión..."

Despejo con Miller cierta función del significado(3)

"...El lenguaje no es discurso, solo de manera secundaria el significante sirve para la comunicación, su uso principal tiene fines de goce que eluden al Otro. De esa manera Lacan pudo evocar el autismo que implica el lenguaje del analizante en el análisis (...) El problema nos conduce al punto en que el análisis es posible, porque de hecho, estamos en la frontera de la imposibilidad del análisis...comprendemos que el análisis es posible porque en el se habla y no se escribe, necesita la palabra y exige ser articulado en un discurso, el análisis exige la palabra porque a diferencia de la escritura, esta reintroduce el efecto de significado e implica una cesión de goce que la letra-que asimila significante y goce en el mismo paréntesis (S1-a) no garantiza. La palabra lleva a cabo dicha cesión y, más precisamente ejecuta la escisión entre el goce y el sentido, la escisión entre el efecto de verdad y la producción de goce. Por eso justamente, los términos S1 y a se distinguen en los cuatro discursos de Lacan. De modo que en el análisis solo se puede hablar. No obstante debemos agregar que del lado del analista hay escritura. La interpretación misma se hace (...) con referencia al escrito por medio del equivoco. Desde esta perspectiva, la interpretación es la respuesta de la escritura a la palabra. Y es que en la palabra-subraya Lacan en Aún -no se lee lo que ella dice. (...) Desde el momento que se interpreta con el equívoco significante, se interpreta por la escritura, por lo que es letra (...) El hecho que en la palabra se diga la verdad o que, por el contrario se mienta pueda ser equivalente. No hay ninguna garantía. Es precisamente en la palabra donde vale el símbolo A/, que escribe la ausencia de garantía. (...) la escritura es lo que permite al ser hablante sustraerse a los artificios del inconciente-según expresa Lacan en la pag. 289 del El seminario 11. Es decir que la palabra no deja que el sujeto se sustraiga a sus artificios. Es por eso que en el análisis se habla y no se podría escribir. Lacan pone en serie a Joyce y al Japón. El Japón presenta la prevalencia de una escritura no fonética, disyunta de la palabra (...) también alude a la matemática en la medida que el numero es un significante que no tiene efecto de significado (...) en si mismo el numero es cifra y no tiene mas que efectos secundarios de significado. Por lo tanto Lacan pudo indicar lo que el lenguaje transporta de real en el número (...) ¿cómo es posible por el hecho de contar haya goce? La contabilidad es, en primer lugar, el nombre del inconsciente en tanto este consiste en los significantes. De que manera y en sentido contrario a la contabilidad, persiste el goce. Es precisamente lo que se llama función del síntoma. Lacan nos invita a considerar el síntoma como una función matemática, como un f(x) que realiza la transferencia-si puedo decirlo así- de la contabilidad al goce. De lo simbólico a lo real. El síntoma lo que del inconsciente puede traducirse por una letra. ¿Por qué una letra? Porque el inconsciente no depende de lo que del inconsciente puede traducirse por un significante. El significante es profundamente diacrítico, solo se plantea a partir del principio de diferencia y de distinción. Así pues en el orden significante no puede decirse a=a. En cambio en el orden de la letra hay identidad..."

Entonces siguiendo la reflexión de Miller la pregunta por donde esta el inconsciente y hacia donde se dirige la interpretación en la dimensión borromea conduce al punto en que el análisis es posible a la frontera de la imposibilidad del análisis.

"...Lo que puede traducirse del inconsciente por una letra tiene dos valores S1 y a. Por eso el objeto a-ya lo he dicho- no es significante aunque si una letra (...) En este sentido, el acento puesto sobre la letra es correlativo a todo aquello que permite la inclusión en el mismo paréntesis de S1y a (...) consulten RSI donde Lacan, al pasar hace del Otro una matriz de doble entrada: a y el Uno del significante. En ese lugar llama matriz de doble entrada a lo que debe fundar para que sea concebible el paréntesis del síntoma (S1-a) y el efecto de escritura por la letra que realiza el síntoma a partir del inconciente..."

Este Otro hecho matriz de doble entrada "hace que nos desplazamos con Lacan del inconsciente al síntoma, no el síntoma que habla y del cual podemos decir que su efecto de verdad no sea mas que imaginario o ficticio, sino que nos desplazamos al síntoma f(x)"(5) en la medida en que en el síntoma concebido a partir de la matriz de doble entrada del Otro (S1-a), "la voluntad de decir no es evidente"(5) entonces en la practica, en la contingencia del encuentro el efecto de escritura por la letra que realiza el síntoma se manifiesta " en la huella significante del sujeto de la enunciación y no solo en su contenido"(7) .

Consulto RSI
"..El Otro es así matriz de doble entrada El petit a constituye una de esas entradas. Y la otra, ¿qué vamos a decir de ella? Es el uno del significante...entre este Uno y el petit a, no hay ninguna relación racionalmente determinable. Ninguna proporción es jamás aprehensible entre el Uno y el a, dicho de otro modo, no hay ninguna razón para de recubrimiento del uno por el otro... Su diferencia será tan pequeña como se pueda figurarla, incluso tendrá un limite, pero en el interior de este limite, jamás hará conjunción, copulación alguna, del Uno con el a..."(4) "... Es como "el síntoma se encuentra con sus limites se puede hablar de nudo, que es algo que seguro se arruga, que puede tomar la forma de un ovillo, pero que una vez desplegado, conserva su forma-su forma de nudo-y a la vez su ex-sistencia..." (5)

Versiones de un Otro matriz de doble entrada
"...Vuelvo entonces sobre la estructura topológica que empleada a propósito de a . Cuatro objetos a con estructuras de borde que permiten de escribir la esfera susceptible de reducirse a un punto, el toro donde se conjugan dos bordes opuestos, el crosscap que tiene un esquema circular, la botella de Klein la dos ultimas posibilidades...Lo que Lacan llama aquí objeto a es un agujero en El Otro en tanto que hay bordes y que cada uno de esos objetos impone una estructura topológica distinta al otro. Es en eso que podemos decir que hay un peso equivalente a aquel del gran Otro porque le impone una estructura y nos separa de considerar al Otro como un conjunto donde se encontraran totalizados por ejemplo los significantes. Al contrario, el objeto a es aquí ante todo designado en su función de agujero teniendo un borde No es el agujero que encontramos en el nudo borromeo..." (7)

Si es precisamente en la palabra donde vale el símbolo A/, que escribe la ausencia de garantía, "la relación con el Otro, donde se sitúa toda posibilidad de simbolización y de lugar del discurso, va a dar con un vicio de estructura. El paso más que hay que dar es concebir que en ese punto tocamos aquello que hace propiamente posible la relación con el Otro, o sea, con aquello de donde surge que haya significante.
Este punto de donde surge que haya significante es el que, en cierto sentido, no puede ser significado. Es lo que llamo el punto falta de significante"(8)

"El silencio en acto anuda lo que la interpretación desanuda."(1) Se puede decir "...tenemos cada vez inscripción y huella de algo que es primario, y que sobrepasa todas las significaciones en juego, es preciso entonces distinguir el registro de la alineación, por el que un sujeto se inscribe en el Otro, en que los efectos de sentido se producen por la identificación primera, y la separación en que se inscribe el lugar del goce, marcando el lugar del objeto perdido a través de los efectos de sentido. Así el ejemplo que nos da Eric Laurent en la exposición que tomo al inicio, el ejemplo de la nostalgia de Pericles circulando entre las líneas del poema de Homero."... si bien tenemos la huella escrita de la orden que dio un día Pericles de establecer la mejor versión posibles de los textos de Homero, pero lo que los manuales evitan es el efecto de goce así producido. ¿Que fue para Pericles recopilar los textos de Homero?"(2)
Allí donde el vicio de estructura no deja de escribirse, la estructura del Otro matriz de doble entrada admite " la percepción de la contingencia del factor cuantitativo"(6) en el encuentro, en la repetición de lo real, durante la experiencia de un análisis y así convoca a una cierta función del significado en el momento en que... "el goce propio al síntoma excluye el sentido"(9)

Una pregunta- Porque el Estado compra cognitivistas, ellos los cognitivistas se dejarían comprar si supieran que pierden su status? (10)

Referencias bibliográficas
1) F. Leguil, Acerca de la Naturaleza del consentimiento de los analizantes las sesiones cortas- Virtualia N8
2) *E. Laurent, El camino del Analista, exposición del 10 de marzo de 1999 en el transcurso del curso de J. A.- Miller- La experiencia de lo real en la cura analítica.
Fue publicado en su libro Síntoma y Nominación, bajo el titulo, La carta Robada y el vuelo de la letra.
3) J. A.- Miller, Los Signos del Goce, pag 296,297, 298,299
4) J. Lacan, Seminario RSI texto establecido por JAM en Ornicar?3,21-1-75, pag.36
5) J. Lacan, Uno por Uno, Joyce el síntoma I, pag. 16
6) J. A.- Miller Partenaire –síntoma, pag. 61, 62, 365,366
7) J. A.- Miller, Une lecture du Séminaire de Jacques Lacan D`un Autre a l`autre- la Cause freudienne 64- pag. 147,148
8) J. Lacan Seminario X La Angustia, pag. 149, 186
9) J. A.- Miller. Fin de la Clase XV Curso del 14 de mayo 2008
10) La pregunta encuentra su inspiración en J. Lacan Seminario XVII, pag. 88

No hay comentarios: