6 de julio de 2008




Reseña de las XVII Jornadas Anuales de la EOL Sección Córdoba


CLÍNICA PRAGMÁTICA. UNA RESPUESTA PSICOANALÍTICA.

Las Jornadas anuales de la EOL – Sección Córdoba han finalizado, dejando en muchos de los que participamos en ellas una marca de goce vivificante. Fue una experiencia que dio pruebas del trabajo entusiasta y comprometido de nuestra comunidad analítica. Trabajo que se hizo fecundo gracias al entrecruzamiento de las transferencias y la affectio societatis.
El interés sostenido que se verificó en el público constante hasta el final, nos indica que algo “pasó al Otro”, a esa comunidad más amplia a la que se dirige la Escuela con sus Jornadas y en las que transmite su orientación política, epistémica y clínica.
En la primera mesa plenaria, los miembros de la Comisión Científica de las Jornadas, abordaron el hueso epistémico de lo que es la clínica pragmática para el psicoanálisis de la Orientación Lacaniana.
Oscar Zack, Director de la EOL situó a la pragmática analítica del lado de la eficiencia y de la prudencia.
Cristina Martínez de Bocca realizó un recorrido por las elaboraciones de Freud y Lacan referidas al superyó como una versión del goce.
Sonia Mankoff tomó el concepto de pragmatismo desde distintas corrientes filosóficas analizando las proximidades y diferencias con el pragmatismo lacaniano.
Raquel Narbona planteó la acción del analista servidor en la época actual.
Una afirmación recorrió los cuatro trabajos: la orientación pragmática implica privilegiar la dimensión terapéutica con la condición de no perder de vista que el síntoma posee un núcleo de goce imposible de suprimir y que la vía es la invención de una vida mejor a partir de esa singularidad, esa forma particular de gozar.
Luego de un coffee break que propició el lazo entre los participantes, comenzó la mesa redonda “Los dispositivos asistenciales: examen de las consecuencias en la formación de analistas”. Adriana Rubinstein, Ricardo Seldes, Alvaro Stella y Ana Simonetti dieron cuenta de la manera en que cada dispositivo asistencial, con su singularidad, aloja y da tratamiento a los interrogantes que surgen de la práctica. Conversaciones clínicas, discusiones en relación al propio dispositivo, ateneos, fueron algunas de las modalidades de trabajo que dejaron un saldo de saber en cada integrante.
Mónica Torres, Presidente de la Eol, tuvo a su cargo la Conferencia de las Jornadas. Comenzó enunciando la política de Escuela: la Escuela es Una pero respeta lo Múltiple, la particularidad de sus Secciones. El pragmatismo de Lacan, que es el saber hacer con el síntoma, con lo más singular de cada uno, no dice otra cosa. Esta orientación propicia que cada Sección, al mismo tiempo de estar orientada por la Escuela Una, realice una invención propia.
Luego, con una precisa claridad conceptual y haciendo simple lo complejo demostró las razones políticas, epistémicas y clínicas que nos permiten hablar del Inconciente real.
Finalmente articula su exposición con el Psicoanálisis Aplicado, diciendo que los efectos terapéuticos rápidos se dan cuando se toca el inconciente real, sin pasar por la instalación del inconciente transferencial.
El trabajo comprometido y entusiasta quedó en evidencia en las numerosas ponencias de las mesas simultáneas, que dieron cuenta de la clínica pragmática del psicoanálisis. Finalmente el Testimonio de Pase. Con un estilo animado, nuestro nuevo AE Luis Salamone, al mismo tiempo que fue ilustrando sobre la neurosis obsesiva, singulariza los matemas del psicoanálisis puro. Una enseñanza que nos evoca nuestro último Encuentro Americano, del tipo clínico al caso único.
La mesa de cierre estuvo a cargo de la comisión organizadora que, en pocas palabras, nombró el espíritu que animó su trabajo: alegría y coraje.
Estas Jornadas han dado muestras de la pulsión transformada en saber trabajando. Seguramente seguiremos viviendo sus efectos.



Ana Lubatti
Comisión de Difusión
EOL Sección Córdoba

No hay comentarios: