23 de marzo de 2012

BOLETIN ANUDAMIENTOS 32



ANUDAMIENTOS 32

¿Sustituye el Discurso Universitario al Discurso del Amo como referente, en el un nuevo orden simbólico, propio del Siglo XXI? Es la pregunta que, a partir de considerar la función del "nombrar para" y de la noción de "orden de hierro", nos invita Edwin Jijena a desarrollar y discutir.

Adolfo Ruiz

Del Discurso del Amo al Discurso Universitario

El orden simbólico en el siglo XXI No es más lo que era. ¿Qué consecuencias para la cura? Este es el tema que nos convoca al VIII Congreso de la AMP-2012. Si reflexionamos un fragmento del título que nos introduce al trabajo, podemos indicar entonces que existía un orden simbólico previo, si venimos de una tradición Freudiana, sabemos que la cría humana viene desorganizada, y el gran recurso con el que se contaba era el Edipo, como elemento organizador sobre todo de la sexualidad del sujeto, la organización yoica, fálica, etc.

Dos referencias en Lacan pueden ubicar la constitución de este nuevo orden simbólico a saber: "nombrar para" "el orden de hierro" y el Discurso Universitario:

Mencionar el "orden de hierro" en la lectura de Lacan, es situarlo contrario a todo cambio dialéctico, o de un movimiento histórico, no es como podrían pensar los sociólogos, historiadores, etc., sino es como que el anterior orden simbólico no hubiese sido; no es que se vaya a trasformar a partir de lo mejor de lo suyo, que se desarrollaría un nuevo orden más progresista, inteligente a partir del anterior. No!, es como si no hubiera existido, es en ese sentido forclusivo, " no es lo que era antes".

Habrá que reflexionar, elaborar este concepto de forclusión en la obra de Lacan a la altura del Seminario XXI (1974), que difiere de la manera como lo trabaja en el Seminario III (1956), articulada a Schreber, en referencia a la función del Nombre-del-Padre. Tenemos con el paradigma de Schreber un ordenamiento edipico, formalizado por Lacan como el Nombre-del-Padre, y que posteriormente será articulado en el Seminario XVII (1970) como el Discurso del Amo.

El S1 es el lugar del agente, lugar de la ley, del ordenamiento en lo inconsciente, que también permite un ordenamiento de la sexualidad del sujeto, si se tiene el discurso del inconsciente y sucede la forclusión del S1, ese discurso se deshace y por ese lugar aparece un imperativo, Un padre, se alucina, delira, en lo real, Freud indicaba que eso de fabricarse algo, es un esfuerzo del psicótico por curarse, fabricando un orden delirante, una solución fuera de discurso.

En el Seminario XXI (1974), Lacan indica: "Él (se refiere a lo social) detenta ese poder de "nombrar para" al punto que después de todo se restituye con ello un orden que es de hierro". Lacan vincula la forclusión a este "nuevo orden de hierro", pero no como un concepto, como un encuentro fatal con Un padre, sino que existe un nuevo nombramiento que sustituye al Nombre del Padre y aparece como "ser nombrado para", y es este "ser nombrado para" que hace lazo social, es este nuevo ordenamiento cada vez más creciente en el siglo XXI.

Este "ser nombrado para" que sustituye al Nombre del Padre, que a su vez queda forcluido, conduce a la cría humana a un nuevo ordenamiento, que es un ordenamiento de un discurso escrito y previsto por Lacan con el Discurso Universitario.

En el nuevo orden simbólico del siglo XXI, indicamos que ya no es lo que era antes es decir el sostén a través del Discurso del Amo, ahora en este nuevo orden es el Discurso Universitario que va sustituyendo al viejo orden simbólico, hay que puntualizar que es un efecto de la forclusión, como indicamos, no es un cambio dialéctico, no es un cambio histórico, sino un cuarto de vuelta para llegar del Discurso del Amo al Discurso Universitario.

En ese cuarto de vuelta el S1 ya no está en el lugar del agente, podemos decir que está forcluido de su lugar de la ley, el mandato pasó al lugar de la verdad, y en el lugar del agente tenemos al Saber, S2, ahora en este nuevo orden simbólico, todo se vuelve saber.

Edwin Jijena Durán


No hay comentarios: