10 de junio de 2008

VIº Congreso de la AMP-Discurso de candidatura de Eric Laurent.

AMP-UQBAR edita a continuacion el Discurso de Candidatura del delegado general de AMP. Fue pronunciado el viernes 25 de Abril de 2008 en el marco de la Asamblea General de la Asosiacion en la ciudad de Buenos Aires.


Discurso de candidatura de Eric Laurent en la VI Asamblea de la AMP

Esta mañana hemos concluido con la descripción de la mecánica compleja de lo que es la AMP hoy, pero la AMP va a tener que complicarse aun más para enfrentarse a las tareas que se imponen desde el futuro que ya nos visita.

El desarrollo de la AMP será importante en los próximos años en todos los continentes, y la estructura general de la AMP tiene que anticiparse sobre estos desarrollos para tener una estructura tal que su modo de funcionamiento no le impida estar a la altura de todo lo que tendrá que hacer en su movimiento de acompañar, impulsar, anticipar el desarrollo de las Escuelas mismas.

En esto, como lo dije esta mañana, la nueva posición del psicoanálisis en su diálogo con los poderes públicos, todo el debate acerca de la Utilidad Pública y de sus consecuencias sobre las Escuelas por un lado, y en la AMP, por otro, implica para la AMP ser al menos tan organizada como las Escuelas que la componen.

La AMP tiene estatutos que fueron concebidos hace ya 16 años, en el 92, y la AMP en aquella época no estaba concebida de ninguna manera para la multiplicidad de tareas que ahora enfrenta. Eran estatutos clásicos de una asociación, sencillos, que permitían y que han permitido la creación del mundo que ahora llamamos AMP. Pero este mundo ya está constituido, abarca tareas múltiples y tiene que estar a la altura de estas tareas, especialmente si recordamos que la AMP como tal es una Asociación Internacional, sí, pero de Derecho Francés, y por esto forma parte de un contexto. Este contexto de discurso ya lo hemos probado –esta mañana también- con las discusiones sobre el Código de Deontología.

El Derecho Francés tiene una cierta evolución, especialmente cuando el Estado se interesa cada día más en el sector asociativo, que es un sector de expansión muy fuerte en los países del norte. Especialmente el sector de las asociaciones sin fines de lucro o non profit organisations. Es un sector que ahora es crucial para el empleo, aun más que las pequeñas empresas; es un sector que emplea mucha gente y, por supuesto, el Estado Francés quiere conocer más acerca de cómo se distribuyen exactamente estas Asociaciones que ahora pueden tener un presupuesto de una importancia económica crucial.

Este sector, basado sobre la ley de 1901, no fue concebido en su origen, al inicio del siglo XX, para adaptarse a las necesidades de organizaciones transnacionales que atraviesan un montón de lenguas, costumbres, reglas jurídicas. No estaba concebido así, era más bien una asociación de vecindad, era la asociación de pescadores, de cazadores, de vecinos del barrio que tenían que pensar en el patrimonio histórico; eran también asociaciones políticas que permitían toda una red de lazos sociales que fueron cruciales en la constitución del discurso democrático en Francia, de otra manera que en los Estados Unidos, pero siguen siendo algo fundamental. Cada ciudadano francés es miembro de al menos una Asociación, y en general más de una. El Estado, por lo tanto, no puede tocar a esta red consustancial a la constitución de la democracia francesa, pero es claro que este viejo derecho no está adaptado a las necesidades actuales.

Con esta multiplicidad de Asociaciones el Estado quiere saber más, pero el control no puede ser un control externo porque si no puede agotarse al controlar esta multiplicidad de Asociaciones; más bien el propósito fue dar un incentivo, alentar a las Asociaciones a conformarse, además de su diversidad, a conformarse de acuerdo a un modelo que permite un control fuerte de los dirigentes por las Asambleas. Este control fuerte es lo que hay en el sistema dicho de Utilidad Pública, que tiene en su formulación no solamente la idea de que una Asociación tiene que tener un objetivo que sea de interés común, de bien común, de algo público, sino también una forma de gobierno que sea cercana a un modelo claro en dos exigencias.

La primera, es que haya una definición clara de los poderes de la Asamblea que nombra a sus dirigentes, el Consejo, y dentro de este Consejo se elige al Presidente. Esto impide un contacto directo entre el Presidente y la Asamblea. Este procedimiento está hecho a propósito para evitar el papel del hombre providencial, el lazo directo de uno con la masa. Más bien se instituye una representación, una delegación que permite, primero elegir en listas su Consejo y dentro de este Consejo, alianzas para designar un Presidente que no tiene otro poder que el de la elección colegiada.

La segunda cuestión fundamental es que, para estas Asociaciones, el Estado quiere obtener un control anual de las finanzas porque, por ejemplo, con un control bianual, tienen la idea de que dirigentes que no sean escrupulosos, en dos años pueden hacer cualquier cosa con las finanzas, vender los edificios, irse al extranjero, etc. Así que todo esto implica el control anual.

Para nosotros, en la AMP, es claro que para sostener su régimen de expansión hay que aproximarse a los criterios más exigentes que son los de las Escuelas que componen la AMP. Si la ECF tiene el régimen de Utilidad Pública, parece normal que la AMP de la cual ella forma parte aproxime sus estatutos a estas reglas.

Ustedes ven que esto no corresponde a nuestros Estatutos, en los cuales precisamente el Presidente es elegido directamente por ustedes, lo que va a hacerse de acuerdo a los Estatutos actuales: está mi candidatura, y voy a pedirles sus votos en forma personal. Así que hay que reformar esto.

La segunda cuestión que hay que reformar es que necesitamos tener una Asamblea Anual para controlar nuestras cuentas. ¿Cómo tener una Asamblea Anual cuando tenemos tantos miembros en tantos países a tanta distancia unos de otros? El esfuerzo que es para una Asociación Internacional tener una Asamblea cada dos años, para la cual viajan más de la mitad de los miembros, es excepcional. El especialista en Derecho Asociativo que consulté me decía que nunca había visto algo así. En una Asociación Internacional, en general, hay un 20% que vota; es como las elecciones en algunos países democráticos en los cuales no hay que un 25% de la población que se desplaza y vota. Nuestras altas cifras demuestran el esfuerzo general y el interés que ustedes manifiestan en la Asamblea, pero también el hecho de que la AMP está construida para incentivar a la gente a viajar: organizamos Congresos que son eventos intelectuales para dar ganas, para despertar un deseo de viajar, para encontrarse. Probablemente en otras Asociaciones, u otro tipo de Asociación, no se insiste tanto en este aspecto de una vida compartida, hay un nivel distinto de lo administrativo.

Pero no podemos pensar en pedir a nuestros miembros un esfuerzo más del que hacen; esto implica, entonces, encontrar una solución. Una de las soluciones posibles, y la que fue retenida por la proposición que les hago, está formulada en el artículo 11 de los Estatutos (pág. 6) que ustedes tienen, en el cual dice que “En la Asamblea General Ordinaria (AGO) no hay límites en el número de poderes detentados por los miembros”. Esto permite que en la forma actual que tenemos, hay una Asamblea cada dos años, pero todos los años hay una reunión del Consejo de la AMP, que se reúne y que representa a todas las Escuelas, que representa al conjunto. Si no hay límites en el número de poderes que pueden tener los Consejeros que viajan, entonces este Consejo compuesto por los Consejeros puede tener sus reuniones bajo dos regímenes legales distintos. Puede reunirse en tanto que Asamblea, primera parte de su reunión, y el quórum será representado por el número de poderes que tendrá en su lugar y entonces podrá, en su función de Asamblea, examinar las cuentas y escuchar el informe de las actividades y aprobarlo, en tanto que Asamblea. Una vez realizadas estas dos funciones fundamentales, las mismas personas dejan sus poderes y se reúnen en tanto que Consejo y entonces pueden abordar las atribuciones que son del Consejo propiamente dicho, que están definidas por los artículos 7 y 8, lo que constituye las tareas propias del Consejo de Administración.

En tanto que Consejo, en el artículo 7 página 4, en el punto e) se lee que cada Consejero, “cada administrador no puede detentar sino que un poder más allá de su voto propio”, es decir que esta cláusula está hecha para impedir que un administrador, por maniobras diversas, pueda tener todos los poderes y actuar en tanto que Presidente o en tanto que único dueño de la Asociación. Esto, en cuestiones de finanzas, podría tener consecuencias.

Entonces, hay una limitación a nivel del Consejo, pero no hay limitación de poderes a nivel de la Asamblea; esto nos va a permitir cumplir con las nuevas exigencias sin cambiar nuestro estilo de vida. Es decir, no van a cambiar nuestras costumbres, nos vamos a encontrar cada dos años en un Congreso y una Asamblea compuesta por ustedes. Los Consejeros o los administradores de la Asociación, que ya tenían la costumbre de reunirse todos los años en París el último fin de semana del mes de enero, no lo van a cambiar, esto va a seguir igual. Así que no vamos a cambiar nuestras maneras de hacer pero vamos a cumplir con nuevas formas legales.

A pesar de no cambiar nuestro estilo de vida esto tiene consecuencias profundas. ¿Por qué? Porque en el sistema del tipo de Utilidad Pública es la Asamblea la que elige la lista de sus Administradores o Consejeros, en una elección directa. ¿Cuál sería inmediatamente la consecuencia? Sería que, dado el hecho de que muy pocas personas son conocidas en todas las Escuelas, los conocidos son personas de una Escuela, y los miembros de una Escuela van a votar por los miembros de su Escuela. Cuando hay Escuelas que tienen 400 miembros, y Escuelas que tienen 130 miembros, ¿qué va a pasar? Va a pasar que sólo van a entrar en la lista, sólo van a ser votados los representantes de las grandes Escuelas, es decir, ECF y EOL. Y como hay ocho administradores que son elegidos por la Asamblea de la AMP uno podría pensar que vamos a tener cuatro miembros de la EOL, cuatro de la ECF, más o menos, depende, y con esto ya sería la administración de la AMP como tal, y desaparecerán las pequeñas Escuelas, o las más pequeñas Escuelas.

Lo que inmediatamente se abriría dentro de la AMP sería una competencia mortal para aumentar el número de miembros de parte de las Escuelas. Sería la inflación como decía el ex-ministro de economía de Argentina, que dimitió ayer a la noche que sería no una inflación normal sino una inflación anormal y un empuje que podría invadir al Consejo en la lucha entre las Escuelas para obtener y mantener su distancia con las otras.

Entonces, para impedir estos inconvenientes que hay que prever, que forman parte de una mecánica normal, se toman dos medidas: la primera es poner de manera clara y en evidencia el funcionamiento de la Asociación complementaria de la AMP que es la Fundación del Campo Freudiano. Cada dos años, la Fundación del Campo Freudiano nombra tantos miembros como los que fueron elegidos por la Asamblea: son ocho miembros elegidos por la Asamblea, ocho designados por la Fundación del Campo Freudiano. Esto permite nombrar, al mismo tiempo, personas de las pequeñas Escuelas que no hubieran sido votadas; también nombrar sensibilidades de minorías de una Escuela que tampoco pudieran, por la regla mayoritaria, tener una representación, y que es crucial que sean escuchadas por el Consejo AMP, que tiene que tener al mismo tiempo el eco de una Escuela, cual sea, por supuesto de la corriente mayoritaria, pero también de voces minoritarias que pueden transmitir algo precioso que podría quedar olvidado detrás de lo que la mayoría demanda. Efectivamente, no olvidar esto es esencial en esta disposición de ubicar así la Fundación del Campo Freudiano.

Pero, probablemente, esto no sería suficiente, porque una vez constituidos los bloques en una Asamblea, después de una cierta campaña ‒porque no hay que enceguecerse: un voto en la Asamblea a votación directa implicaría una tonalidad de campaña electoral, habrá alianzas, votos, etc.‒ esto puede producir una cristalización innecesaria. Es la razón por la cual no podemos evitar no solamente detener el respaldo, la función de la Fundación del Campo Freudiano, sino tener un Reglamento Interno especialmente dedicado a los procedimientos usuales de votación, un poco distinto del Reglamento Interno general que cubre muchos aspectos de todo lo que no hay que poner en los Estatutos. Tendremos que elaborar un Reglamento Interno especialmente dedicado a las maneras por las cuales, por ejemplo, tendremos que vigilar que en una elección directa no haya más de dos personas de una gran Escuela o de una Escuela en general. Con las cosas arregladas a nivel de estos grandes bloques de votos que son las Escuelas, el resto seguirá. Por ejemplo, mantener no más de dos, y el resto habrá que elaborarlo.
Vamos a tener tiempo; como siempre en la AMP, nada se hace a toda velocidad sino a una velocidad suficiente como para adaptarse al ritmo de la época, pero tomando todo su tiempo para calcular las cosas lo mejor que se pueda. Si adoptamos estos nuevos Estatutos ¿qué va a cambiar? Primero no va a cambiar nada antes de 2012 al nivel de la Asamblea, eso nos deja 4 años.

Porque, ¿qué va a pasar hoy? Hoy, espero que me vote un número suficiente de ustedes como para que pueda ejercer mi función como Presidente de la Asociación. El Consejo entrante ya está compuesto; las Escuelas, este año, en el 2008, según nuestros Estatutos, fueron las que designaron cada una ocho de los administradores. Entonces tenemos el Consejo y tenemos el Presidente. ¿Qué va a pasar? Hoy, después de la votación, voy a pedir la aprobación de los nuevos Estatutos. Si ustedes aceptan estos nuevos Estatutos, cuando vayamos a reunirnos al salir de esta sala, el Consejo va a constatar que son los mismos pero que ahora viven bajo un nuevo régimen estatutario. Lo primero que va a cambiar es que va a designar su Bureau dentro del Consejo y no en el exterior como era antes; vamos a designar el Secretario, el Tesorero con una votación interna según los procedimientos que nos han sido transmitidos por la ECF en la aplicación de sus propios Estatutos. Sabemos hacerlo, no es un problema.

Después vamos a ejercer nuestra función en el 2009; la reunión del Consejo del 2009 va a ser una Asamblea. Con los poderes que van a ser transmitidos, va a funcionar como una Asamblea que va a examinar las cuentas que podrán ser redactadas por un contador; esta vez vamos a salir un poco de nuestro sistema artesanal que veníamos teniendo hasta ahora para pasar a un sistema tal que podamos tener la certificación de un contador. Tendremos, entonces, el año 2008 y el año 2009 certificados, lo que va a permitirnos presentar un dossier de reconocimiento de Utilidad Pública una vez que tengamos dos años de funcionamiento certificados. Así funcionará el 2009.

Llega el 2010; ¿qué pasa en el 2010? Según nuestros Estatutos, la Fundación del Campo Freudiano constata que salen los representantes que había designado la Fundación, se van. Otros ocho son designados por al Fundación del Campo Freudiano y entran; entonces, tenemos la nueva composición de un Consejo. Este nuevo Consejo se reúne y elige su Presidente, su Secretario, su Tesorero, en el 2010. Es claro que de las candidaturas ya conocemos por lo menos una de alguien que será candidato en el 2010 y uno puede pensar que no habrá ningún inconveniente, debido a sus méritos, que lo designe el Consejo reunido en esa ocasión.
Seguimos con esto el 2011 y llega el 2012; ¿qué pasa en el 2012? En el 2012 son las Escuelas las que designan los ocho miembros; los que hoy entran en el Consejo serán renovados dentro de cuatro años, y entonces en esta elección del 2012 va a funcionar por primera vez, al mismo tiempo, la votación directa según el Reglamento Interno y el Reglamento de procedimientos usuales que va a ser puesto a prueba en esta Asamblea del 2012.

Creo que en cuatro años tendremos el tiempo suficiente para elaborar los Reglamentos, tener una práctica de ellos, preparase para ello, calcular todos los casos posibles y creo que funcionará muy bien así, tendremos el tiempo necesario.

El proyecto de Estatutos que propongo, es casi un estatuto estándar de las Asociaciones de Utilidad Pública, sólo que adaptado al carácter heterogéneo de la AMP en estos puntos que he comentado. El resto consiste en unos procedimientos que son los más sencillos, clásicos y ya probados del funcionamiento de este tipo de Asociación.

Así que la nueva AMP, que podrá funcionar con estos Estatutos, será más fuerte para sostener su reconocimiento frente a los Poderes Públicos en Francia y en el mundo, y esta nueva forma legal, con estos nuevos controles financieros, aunque la AMP ya está muy controlada, en realidad, pues cada año en enero el Consejo verifica todo. Pero no es así desde el punto de vista del exterior, no es lo mismo lo que se ha registrado como tal. Esto va a reforzar nuestra posición y va a permitirnos medios de acción con los cuales podremos avanzar en el mundo con la idea de que tenemos una base más sólida para hacernos conocer en los niveles que deseamos que se nos conozca, en los lugares en los que se elaboran leyes, procedimientos que tratan de dar una forma común a esta práctica que no lo es, común, que es el psicoanálisis.

Eso me parece lo esencial de lo que va a ocuparnos durante un año o dos para el futuro de la AMP a este nivel global: tener más fuerza para anticipar el desarrollo de las Escuelas y poder incidir, ser un elemento que permita tener una proximidad de acción, digamos, de la acción lacaniana en el conjunto de las Escuelas, y en estos conjuntos regionales que representan, por ejemplo, en Europa el nivel burocrático europeo como tal, o hacerse reconocer como ONG en Estados Unidos o en América Latina que es de otra índole que en Europa.

El segundo punto es el que concierne a la AMP no al nivel global sino más bien a nivel de cada Escuela. Esta mañana ustedes han escuchado a los Presidentes de las Escuelas que han presentado un verdadero programa de acción. No voy a repetir lo que han presentado, solo voy a subrayar un rasgo: cómo la AMP puede acompañar, anticipar, ser un incentivo en las distintas Escuelas.

Por ejemplo, la EBP tiene un proyecto ambicioso de tratar de resolver el problema de sus adherentes en la composición de la Escuela misma y de su Asamblea. Es un tema delicado. Los argentinos saben cómo fue el tema de los adherentes y el tiempo que fue necesario para conseguir al final una solución que fue satisfactoria para todos; en Brasil abren este período y hay que abrirlo con toda la seriedad necesaria. En Brasil hay aproximadamente 130 miembros, tienen casi 100 adherentes; si se hace entrar a los 100 adherentes en una Escuela de 130, inmediatamente todo se desorganiza; una Asamblea que redobla el número de participantes en un año es una catástrofe asegurada, nadie sabe lo que puede pasar. Entonces, vamos a abrir un camino con pautas y que vaya de manera segura sobre cuántos adherentes. No solamente a nivel de la cantidad sino que van a entrar uno por uno, después de entrevistas individuales, dentro de esa Asamblea. Al mismo tiempo, el Consejo, como lo decía Iordan, va a ofrecer el dispositivo de nuevas asociaciones para que se pueda inventar una forma de vida asociativa más contemporánea que el sistema que había antes, el viejo sistema de los correspondientes que siguen existiendo y que ya no son cosas de la época, eran cosas de hace veinte años. Ahora hay que ofrecer a los que están interesados, pero no en posición de presentar su candidatura a la Escuela, una forma de vida asociativa como tal, con cosas para hacer, con horizontes, con Jornadas, etc., un nivel de vida asociativa como tal. Esto implica un cierto acompañamiento de la AMP.

Entonces la EBP ya tiene el apoyo decisivo del Consejo de la AMP América y de su Presidente que la acompaña de manera regular, pero no faltan tareas, entonces, va a ser mejor que el Delegado General, en su segundo mandato, pase tanto tiempo en Brasil como en Argentina. Si en la primera parte de mi mandato me consagré, si puedo decir así, a Argentina, y entonces mis viajes estaban centrados en Buenos Aires, ahora voy a compartir mi tiempo, mitad en Brasil, mitad en Argentina, para acompañar el desarrollo de estas asociaciones y ayudar a nuestros colegas a que las cosas se resuelvan y queden terminadas dentro de dos años, que tengamos un plan bien establecido para transmitir después al próximo Delegado General. No digo que en dos años haya que completar todo, solamente tener un plan bien establecido en el momento en el cual se haga la permutación.

Después, para la NEL, es claro que el Delegado General tiene que acompañar a esta Escuela en sus tentativas de constituir un espacio regional y también en las soluciones que tiene que inventar para asegurar un funcionamiento apaciguado de la sede Caracas, y esto va a necesitar, por supuesto, un interés particular del Consejo AMP América y del Delegado General si se requiere su ayuda.

Para la EOL va a ser muy importante el año 2009. En el 2009 habrá una permutación en el Consejo de la EOL que va a ser histórica: salen del Consejo tres miembros del grupo de los veinticuatro del Movimiento hacia la Escuela, los tres que aún siguen siendo miembros del Consejo, Mónica Torres, Jorge Chamorro y Ricardo Seldes; así que realmente otra generación va a entrar dentro del Consejo. El Consejo en su composición actual, bajo la Presidencia de Mónica Torres con la ayuda también del Directorio de Oscar Zack, está pensando hacer de este momento un momento de renovación de los procedimientos del Consejo como tal, hacer de este corte histórico una ocasión para modernizar el funcionamiento por una serie de temas que serán difundidos de a poco por el Consejo de la EOL, pero requiere del Delegado General calcular con el Consejo y el Directorio las formas más adecuadas. Hay proposiciones que ya están sobre el tapete y habrá que calcular bien la que más conviene. Hay que aprovechar, y me alegro de que el Consejo en su composición actual esté dispuesto a aprovechar esta ocasión que marca una renovación de la vida institucional de la EOL. Entonces, espero que juntos vayamos a conseguir esta renovación.

Ahora desde el punto de vista de las Escuelas europeas. En las Escuelas europeas: tenemos, primero, la ECF. La ECF es un mundo en sí en el cual hacer existir la dimensión AMP no es tan fácil. Digamos que la ECF tiene algo de mundial ya en sí misma; la prueba es que hay una mezcla EOL-ECF que ya está realizada dentro de la ECF, y entonces hay que calcular con ella cómo insertar esta dimensión a pesar del hecho de que si la Escuela piensa ya tener esta dimensión es más una suposición que un hecho. Hay que fortalecer la dimensión AMP dentro de la Escuela y esto va a necesitar contactos con la renovación del Consejo y del Bureau que tuvo lugar hace poco, ver cómo inventar cosas que permitan sostener de una manera más clara esta dimensión. Seguramente, las grandes ocasiones de las visitas en París de los miembros del Consejo-Asamblea de la AMP van a ser la ocasión de testimoniar dentro de la ECF acerca de la vida de la AMP. Probablemente, en estos cambios de la AMP, la ECF va a querer estar más atenta a estas nuevas formas de vida.
Para la SLP; sea al nivel de la FEEP, o al nivel de la AMP, las Escuelas de Europa van a estar atentas a los desarrollos que van a producirse dentro de la Escuela después de las visitas de Jacques-Alain Miler en octubre, en abril, y cómo esto incide en la vida de la SLP en Milán. Habrá que acompañar especialmente al Consejo de la SLP para que pueda vigilar la articulación entre los desarrollos en Milán y la base de la Escuela, sea en el centro, en Roma, y en el sur de Italia, asegurarse que esto tenga una dinámica de funcionamiento positivo en todos los aspectos. Esto requiere de parte nuestra poder acompañar los desarrollos y estar atentos a leer bien lo que pasa.

Para la ELP, creo también, como lo decía Xavier Esqué, que tendremos que acompañar la permutación que va a tener lugar en noviembre de este año, para que, al mismo tiempo, pueda fortalecer la dimensión del Uno dentro de lo múltiple español, y también reforzar la dimensión del pase de la ELP como Escuela del Pase, inventar formas, estar atentos a fortalecer la dimensión de Escuela del Pase en la ELP. Es la verdadera manera, lo sabemos, de conseguir una presencia del Uno; no es con medidas administrativas, no es con medidas artificiales, del tipo “vamos a constituir una instancia que gire alrededor de todas las autonomías”, y que con esto se consigue la unidad. Creo que no es así que podremos reforzar, sino que las vicisitudes en la historia de la ELP, porque la ELP tiene una larga historia, en las vicisitudes, en las up and down de esta Escuela, cada vez los momentos fuertes fueron cuando se sintió globalmente una Escuela del Pase. Hay que decir que el funcionamiento de los CPCT permite reforzar las comunidades pero lo hace de manera autónoma, no produce el efecto Uno. Por ejemplo, el CPCT es de una comunidad y no tiene tanta unidad, lo que se verifica en que no da, más allá del reconocimiento en las negociaciones con el Ministerio, no da un sentimiento de una comunidad nacional, si se puede decir, de trabajo. Así que veremos, precisamente con el Consejo, las medidas adecuadas.

Hemos hablado de la ECF, de la SLP, de la ELP, queda la NLS, La NLS tiene un proyecto ambicioso y su novedad misma ha interesado a Jacques-Alain Miller para consagrar sus esfuerzos para ayudar a la NLS a desarrollarse en ámbitos especialmente difíciles. Hacer existir al psicoanálisis a nivel de la cultura en Polonia no es tan fácil, de acuerdo a lo que nos dicen nuestros colegas. Y precisamente en esto está el peso de los acontecimientos multiculturales que van a emprenderse sea en Londres, sea en Polonia, y habrá después que inventar cómo seguir, no dejar perder las consecuencias de estos acontecimientos. Esto se hará en relación con el Comité Ejecutivo de la NLS que va a cambiar y permutar de Presidente en junio de este año, en el cual va a entrar el nuevo Comité.

Está la FEEP; para la FEEP, como Federación de las Escuelas Europeas, lo difícil va a ser tratar de existir sin que sea un nivel burocrático más, sin que sea una artificialidad más, pero que sea realmente el lugar en el cual se dicen y se hacen cosas como en ninguna otra parte, comme nulle part ailleurs: Hay que hacer existir esta dimensión. Estamos empezando y, sin duda, el Presidente de la FEEP puede contar con la AMP. Ahora que está dentro del Consejo de la AMP podrá compartir también con la AMP sus preocupaciones y las soluciones que trata de inventar para hacer cristalizar esa dimensión crucial para los dos próximos años. Me parece que este va a ser uno de los criterios en el cual estaré juzgado por ustedes dentro de dos años; será también haber permitido que exista la FEEP o no en su dimensión. Espero, cuando tenga que rendir cuentas sobre esto, poder mostrar que se ha podido hacerla existir. Si no, explicaré por qué.

Así que definí un programa de trabajo para la AMP a nivel global y para la acción de la AMP en cada una de sus Escuelas.

Ahora queda por concluir que pido la renovación de mi mandato no sólo para poder implementar esto a nivel global y a nivel de las Escuelas, sino a un nivel aún más profundo.

Como ustedes, he escuchado la Conferencia de Jacques-Alain Miller ayer; define un plan de trabajo a largo plazo, la reconfiguración de la clínica a partir del síntoma concebido no como mensaje, no como metáfora sino a través de su producción como tal; esto implica un trabajo que va a ocuparnos durante los próximos diez años. Está claro que la AMP, a pesar de no ser solamente una sociedad científica, puede tener en esto una incidencia como tal. Primero porque los títulos de los Congresos están definidos por Jacques-Alain como un programa de trabajo, ustedes lo han constatado. Ciclos de tres años, con la excepción de uno de cuatro allí, pero un programa de trabajo. Y en esto la AMP tiene una particularidad y va a mantenerla: ofrecer un campo de cálculo para los horizontes del programa de trabajo.

Además, yo sé que he acompañado a este Congreso estando presente, por su carácter particular, desde las nueve de la mañana hasta las diez y ocho, todos los días; he escuchado todo lo que podía y había leído bastantes cosas también de lado. Sé que el trabajo de todos los miembros de la AMP ha franqueado un saldo cualitativo. Entre las Escuelas, la gente se habla como nunca; tenemos intercambios en los cuales estamos entendiendo mejor lo real en juego, como decimos, en lo que implica la reconfiguración de nuestra clínica. No estamos ajenos a nuestra propia palabra y a nuestro propio discurso; estamos más presentes entre nosotros. Y en esto, en la configuración de los Congresos, que hay que concebir cada vez más como acontecimientos excepcionales, en esto la AMP puede tener una incidencia fuerte en el programa de trabajo que nos convoca.

Así que por estas tres razones, les pido que me renueven su confianza y que me elijan como Delegado General por los dos próximos años.


Transcricpión del texto: Blanca Sánchez