22 de junio de 2010

FORO DE BARCELONA

¿BIODISCIPLINAR A LOS SUJETOS AUTISTAS? Un novedoso apartheid psicológico.

Fernando Martín Aduriz (ELP)

Señaló Guy Briole el peligro de biodisciplinar a los autistas. El término es interesante, de resonancias foucaltianas, y ciertamente produce escalofríos, aún más por proceder de un psiquiatra de largo recorrido en Hospitales, de amplia experiencia. No hemos podido hacer nada con los hiperactivos: el número de niños hiperactivos biodisciplinados crece. ¿Permitiremos que también se biodiscipline a los niños autistas?

Para evitarlo, en España, la ELP, del brazo de una organización entusiasta, con Elizabeth Escayola de aglutinadora de esfuerzos y de gentes, dimos un importante primer paso. El Foro de Barcelona convocado bajo el título de “Lo que la evaluación silencia. Un caso urgente: el autismo”, fue celebrado este sábado 19 de junio en el WORD TRADE CENTER, junto al Mar Mediterráneo y ante la presencia de más de 500 personas que abarrotaron el Salón de Actos. Éxito absoluto: brillantez de las intervenciones, variedad de los testimonios, seguimiento entusiasta por parte del público, ovaciones constantes, buen humor, -¡excelente sentido del humor!-, emoción en las intervenciones de los padres, y en las de los psicoanalistas, como en el caso de Félix Rueda, emocionado al evocar a sus primeros autistas. En fin, entusiasmo colectivo, y posibilidad de repetición de nuevos Foros...es decir los ingredientes soñados para una Convocatoria de esta magnitud.

Ciertamente es difícil resumir un conjunto de intervenciones tan heteróclitas. Pero si tuviera que escoger un hilo conductor común a todas ellas diría que la intervención de Torres Mora representa el estilo y el objetivo de este Foro. Desde hace tiempo este Profesor de Universidad, experto en Sociología y Diputado en el Congreso de los Diputados acude a nuestras Convocatorias, o apoya nuestro esfuerzo de psicoanalistas cuando nos dirigimos a la opinión pública. Pero en esta ocasión supo dar con el marco en donde podemos entender nuestra acción, explicar para qué sirve un Foro.

Resulta que hay que hablar. Algo tan sencillo, y viejo, como olvidado al parecer. Que es verdad que hablando no se entiende la gente, pero que hay que intentarlo. Que es verdad que el lenguaje está lleno de malentendidos, de sobreentendidos, pero que no tenemos otra. Que la biología, la neurociencia, el conductismo, el cognitivismo, no nos sirven, y mucho menos para entrar en relación unos con otros, porque como diría en este Foro el Dr. Peteiro, no hay ciencia de la relación entre dos. El esfuerzo del psicoanálisis es demostrar que no hay etiquetas posibles cuando cada sujeto es inclasificable. O como dijera Jacques Alain Miller en el primer Foro celebrado en Barcelona a comienzos de este siglo: ¡Todos locos!, como dijera Lacan, de acuerdo, pero se trata de asegurarnos de que nadie trate de imitar la locura del de al lado.

Luego, hay que inventar, hay que aceptar el error, la falla, el lugar vacío, y no atormentar con la eficacia, la completud, lo absoluto. Por eso Torres Mora reivindicó que no hay que callarse, que es verdad que hoy la política sufre un ataque fuerte: que los políticos no discutan y que se pongan de acuerdo. Pero para ponerse de acuerdo, hay que dialogar. Y huir de la tentación del lenguaje unívoco a la que nos quieren conducir los ideólogos de la evaluación. El lenguaje es equívoco. Y que hay que salir a la palestra, al espacio público, hay que estar al cabo de la calle, hay que reivindicar el lazo social, por problemático que nos resulte, hay que preferir eso a las cárceles de lujo donde los poderosos huyen de la gente por temor a perder, por sentirse seguros. Hay que oponerse a las nuevas formas de segregación, ora bioquímicas, ora clasificadoras. O del propio lenguaje.

Porque resulta que cuando se ha incorporado al lenguaje, cuando una especie corre de boca en boca, como la moneda gastada de Mallarmé, que nos evocara Lacan, resulta que cuesta horrores decir que no es eso. Que eso no es. Manuel Fdez. Blanco lo expresó con la claridad a la que nos tiene acostumbrados: hablamos conductismo sin saberlo. Usamos palabras como habilidades sociales, autoestima, eficacia, asertividad, hiperactividad, y ciertamente no nos conducen sino a la superficie de los problemas, son un trampantojo, son el trampantojo moderno que tapa una vieja fachada skinneriana con tintes lombrosianos y, lo que es aún peor, un novedoso apartheid psicológico. A un lado, los que tienen algún Trastorno, -grupo cada vez más numeroso, lo que despierta sospechas por su perfume de consumidores de fármacos, como denunció el Presidente de la Plataforma Internacional contra la Medicalización en la Infancia, Juan Pundik, psicoanalista de la ELP, sospechas que también se leen entre líneas en la carta, Desde el Senado para el Foro de Barcelona, de la Senadora española Miriam Andrés, Vicepresidenta de la Comisión de Sanidad del Senado de España, quien nos envió un claro Mensaje proponiendo dar cauce parlamentario a nuestras conclusiones-, a un lado los sujetos trastornados, y a otro, los que supuestamente no presentan ningún trastorno, entre los que estarán, claro, los evaluadores, ellos limpios de cualquier contaminación y problema psicológico. Ocurre que empieza a ser un poco increíble para la opinión pública más despierta el alto número de diagnósticos psicológicos que se acompañan de medicación, la ausencia de publicación de investigaciones contrarias a sus tesis, como señaló Laia Torrent, investigadora en neurociencias, o el culto al número y el desprecio al argumento.

El caso es que así, entre emocionantes testimonios de padres de autistas, de padres valientes que optaron por elegir libremente un tratamiento no cognitivo conductual para sus hijos, que vieron el progreso en sus hijos a lo largo de su análisis, que sintieron el apoyo en este Foro de otros muchos padres procedentes de diferentes lugares de España, fue discurriendo un Foro, que siguiendo la estela de los Foros organizados en París por Jacques Alain Miller, da sentido a la serie de los que vendrán.

A falta de la intervención completa de Éric Laurent, titulada El espectro de los autistas y la construcción de los bordes, que trataremos de resumir para este BLOG, insertaremos algunas de las intervenciones, que vía Twitter hemos venido publicando. En ellas, como en un palimpsesto podemos ver el eco de un coro, el resto de un Foro inolvidable, marcado en el calendario de nuestra memoria como uno de los grandes eventos que organizara la Escuela Lacaniana de Psicoanálisis.





Guy Briole: Hay una Ideología totalitaria de la biomedicina. Hay el peligro de biodisciplinar a los sujetos autistas...

Marta Serra: Cómo sacar a un niño de un protocolo cuando no funciona el protocolo...

J. M. Panés: En Finlandia no hay apenas hiperactivos, pero en Holanda hay un 33% de niños ya diagnosticados y en tratamiento.






Juan Pundik: Que no se drogue más a los niños con fluoexetina, con metilfenidato,

Sthepanoto, astrónomo, Interacción entre lo objetivo y lo subjetivo y sus ventajas.. Puede el investigador inventarse los resultados.

Manuel F.Blanco: quizá la variable más difícil de controlar sea el goce del investigador






Laia torrent, investigadora en neurociencias,: No publican los investigaciones q fallan

Javier Peteiro: Una teoría del ser humano puede ser verdadera sin ser científica

Javier Peteiro: La ciencia, iso, calidad total, es una ciencia autista. El cientificismo conductista anula al sujeto..

Javier Peteiro: Medicina, psicología y pedagogía no son una ciencia, sino que necesitan otras ciencias, y no hay ciencia de la relaciones entre dos




Javier Peteiro (médico-bioquímico): Ciencia, falsa ciencia, evaluación y autismo...Orígen del autismo en el cerebro? NO

MFB: El sujeto se siente culpable de las adversidades de la vida. La culpa se burla de los razonamientos.

MFB: Pero el psicoanálisis es la máquina más poderosa de desculpabilización del sujeto...






Manuel Fernández Blanco: Hablamos conductismo sin saberlo, el discurso común es el discurso conductista. Significantes amos de la cultura: autoestima, eficacia, hiperactividad generalizada, Asertividad...Pero...Se pueden hablar otras palabras!!!

Torres Mora: Corre la idea de que haya la armonía del silencio...de que algo en nosotros se calle y que los políticos se callen...





Alba de Luna, se necesitan algunos objetos para entrar en contacto con el niño autista

Ermel Morales, (Taller de Niños Autistas): Los cuentos si se escriben, también se reescriben

Elizabeth Escayola: Para Lacan, antes de la palabra no hay silencio, hay el rasgo

Luz Fernández: he recibido a una chica autista de 15 años con la que aún nadie había conversado...

Mercè Managuerra: (actriz) (Poema): Cuando ya no tengas más palabras...Habla... Escribe la letra nueva...Habla...No pares...Cose la palabra

Jorge Alemán: La subjetividad en nuestra época no es el sujeto lacaniano, sino una espectacularizacion de la subjetividad...

Lolita Bosch: Como escritora me sirve mucho psicoanalizarme para la literatura, pues hay un texto literario dentro de tí,

José Andrés Torres Mora: Hay un desafío de la ciencia como ideología que quiere silenciar la palabra por el número





José Ramón Ubieto: El sujeto no es evaluable...Un Protocolo es un exceso de goce, y la voluntad de dominio queda velada con el protocolo...






Judith Miller: Este Foro es para denunciar una impostura: se imponen tratamientos a niños autistas...y no se tienen en cuenta sus invenciones, un vínculo tolerable con los otros, no se tienen en cuenta sus deseos...no al cientificismo. Si se sigue a Freud y a Lacan, el cuerpo del ser vivo está atravesado por el lenguaje...No a la civilización que cierra las puertas a la singularidad de los seres hablantes, su inventiva, su creatividad, su poesía..El psicoanálisis, el arte, nos enfrentan a cada uno de nosotros a abrir las puertas a la dignidad de la diferencia..




No hay comentarios: