16 de febrero de 2014

Actividades en la NEL-Medellín del 17 al 22 de febrero 2014





ACTIVIDADES EN LA NEL-MEDELLÍN ESTA SEMANA
MARTES 18 de febrero a las 7:30 p.m.
responsables: Luz Elena Gaviria y Jorgue Iván Zapata

MIÉRCOLES 19 de febrero a las 6:00 a.m.
Ponente: José Fernando Velásquez "El Otro goce, el goce femenino, no solo es asunto de mujeres"

JUEVES 20 de febrero a las 7:30 p.m.
responsable: Mario Elkin Ramírez 

SÁBADO 22 de febrero a las 8:00 a.m. 
responsable: Miguel Lopera
SÁBADO 22 de febrero a las 10:00 a.m.
responsable: Juan Fernando Pérez
SI USTED QUIERE PARTICIPAR EN ALGUNA DE ESTAS ACTIVIDADES POR FAVOR CONTACTE A LOS RESPONSABLES.
***

LO FEMENINO NO SOLO ES ASUNTO DE MUJERES

 
ÚLTIMOS CUPOS DISPONIBLES
***

LOS DEBATES CLÍNICOS, POLÍTICOS Y EPISTÉMICOS EN NUESTRO BLOG 

PARANOID PARK Y EL SECRETO

 
A propósito de la película proyectada el jueves en la sede, en el espacio del GRUPO DE INVESTIGACIÓN SOBRE PSICOANÁLISIS Y ADOLESCENCIA
Mario Goldenberg
El autor extrae a partir de este film las coordenadas sobre las modalidades de goce del adolescente contemporáneo. ¿Cuáles son los ideales y la ética que los sostienen? ¿Cómo, en un mundo donde todo se ve y todo vale, abordar el encuentro amoroso, si el discurso de la época rechaza el lazo y el amor? ¿Es posible que la intimidad del sexo no sea vivida como un crimen? El psicoanálisis aporta una respuesta.
El film de Gus Van San al que nos referimos ha recibido el premio 60° aniversario del Festival de Cannes 2007. El director de Elephant se ha basado para su guión en una novela de Blake Nelson. La acción sucede en su ciudad natal, Portland, Oregon, USA.
El argumento relata la historia de un adolescente en un parque de skaters, donde se desarrolla la trama a partir de una muerte accidental...

Una segunda subjetividad: sobre el control en psicoanálisis

 
por Philippe Hellebois ECF
Quisiera volver a hablar con ustedes de vuestras Historias sucias en psicoanálisis, para subrayar lo que ellas sólo evocan de pasada, la experiencia del control vista desde el lado del controlado, y que constituye en ella, sin embargo, el resorte. Historias sucias, ¡divertido título, por otra parte, para hablar del control!
Preferiría decir título divertido porque el control puede ser muy divertido, lo que no siempre se percibe. Si me atreviera, diría que son el producto de una especie de travesía del control. Muchas cosas se pueden atravesar: el fantasma, el desierto, el océano o incluso el verano – pensemos en la formidable Travesía del verano, de Truman Capote
–, entonces, ¿por qué no el control?
¿Cómo es eso?
Las Historias sucias no son ni un reflejo, ni un eco, ni un diario del control. Es el control y algo más. Para decirlo más claramente, haría falta entrar un poco en su modo de factura, en su cocina interna. El control se prepara ya que se trata de dar, en poco tiempo, idea de un análisis a veces muy largo, es decir, la de hacer un caso con su material, sus líneas de fuerza, etc. No hace falta creer que la sesión de control se limite a leer las notas esperando el comentario lanzado por el controlador desde la cumbre de su experiencia, en general mucho mayor que la del controlado. Una vez superada esta etapa, entonces puede pasar algo inédito, imprevisto, – ¡nada está garantizado! En efecto, apenas el controlador haga callar al controlado imponiéndole sus significantes...

Escrituras que presentifican lo Real

 
Jessica Jara NEL
"Confieso esta ridiculez porque marca los límites de un ser en el momento en que este va a dar testimonio". Lacan, "Televisión".
Lacan se interroga sobre la escritura a lo largo de su enseñanza. Una que no sea solo semblante (I-S) sino que presentifique lo real. Será la marca, el rasgo unario que da "origen del significante" en su Seminario 17. En el 18 será la letra, S1 que se distingue del significante, en tanto que un significante S1 lo es por oponerse a otro. La letra, tal como la nube en la pintura china es espacio-vacío, entre-medio entre montaña y agua, que hace posible pasar del Dos al Tres. Tres que es Uno. Dice Francois Cheng que según la óptica china: "la montaña puede… entrar en el vacío para diluirse en las olas y que… el agua, pasando por el vacío, puede erigirse en montaña"...

Algunas reflexiones sobre el yo

 
Mónica Pelliza NEL
Existe un significante, el S1 puro dirá Lacan en el Seminario 17, que es el Yo. Encierra un sentido absoluto y es ubicado en el lugar de la verdad en el discurso universitario.  Es interesante subrayar este carácter absoluto de este S1, del Yo amo: "El Yo idéntico a sí mismo, eso es precisamente lo que constituye el S1 del imperativo puro". (1) Soy lo que soy, arroja un sentido absoluto en el lugar de la verdad  y sostiene lo que Lacan designa como Yocracia, identidad consigo mismo.  Se trata del S1 como el Yo del amo: aquel que de algún modo encierra en sí como verdad cualquiera que enuncia un saber. Estamos en el reino del yo ideal, con una preponderancia de la imagen sobre lo simbólico, donde el goce de la imagen, con un resto de libido que no cede, desemboca en un goce narcisista caprichoso y terco...
EN ESTE NÚMERO
ACTIVIDADES EN LA NEL-MEDELLÍN, ESTA SEMANA 

NUEVO CURSO INTRODUCTORIO 
LOS DEBATES CLÍNICOS, POLÍTICOS Y EPISTÉMICOS EN NUESTRO BLOG

Sobre los nuevos formatos del amor

 
Mercedes de Francisco - ELP
En Un nuevo amor, la psicoanalista española Mercedes de Francisco distingue las contingencias del amor contemporáneo y las dificultades que tanto mujeres como hombres tienen para disponer su posición sexuada por fuera de la competencia, la agresividad, el goce mortífero y el tratamiento posible de lo imposible de ese lazo si se escapa de la mercantilización global de las relaciones sociales.
El libro, publicado por las ediciones Grama, está lejos de honrar las falsas ilusiones de cierta literatura que la industria pone de moda cada vez que se cumple algún aniversario canónico.
De Francisco es miembro de la Escuela Lacaniana de Psicoanálisis (ELP) y de la Asociación Mundial de Psicoanálisis, también es docente del Nuevo Centro de Estudios Psicoanalíticos (NUCEP)...

¿Por qué se quejan las mujeres?

 
Gabriela Grinbaum - EOL

Esta es la conversación que sostuvo con Télam.

T : ¿Se quejan las mujeres, de qué (haciendo la salvedad de que las mujeres existen una por una?
G : ¿Y de qué se quejan las mujeres? ¡Hoy y siempre! ¡De los hombres! Ya sea porque no hay, ya sea porque el que hay no la cuida o no la mira o no la escucha o la aburre o no la desea lo suficiente o la corre del espejo para mirarse él (habitual en la época). Las mujeres siempre se quejan, la queja es femenina para la cultura. Pero no lo es para el psicoanálisis. Para el psicoanálisis la queja es histérica y no un rasgo de femineidad. Para las mujeres es fundamental el reconocimiento. Ser reconocidas por el partenaire, por la jefa, por la amiga, por los hijos. Y cuando una mujer no se siente reconocida en su ser se queja por eso, lo sufre. La mujer actual, lo sabemos, no se satisface con ser madre, quiere tener un lugar de reconocimiento que no pasa en absoluto por la maternidad. No todas las mujeres quieren hijos hoy, muchas esperan su realización personal y si después de eso y aseguradas de no perder su libertad acceden al hijo, bueno. Pero no es aquello que las mueve verdaderamente en la vida...

El racismo

 
por Éric Laurent ECF
Los debates recientes que han tenido lugar alrededor de la interdicción del espectáculo de Dieudonné hacen resonar de manera muy actual una de las "anticipaciones lacanianas", sobre la función del psicoanálisis en la civilización. Las últimas palabras del Seminario XIX, en junio de 1972, apuntan precisamente sobre nuestro porvenir.
La salida de la civilización patriarcal le parecía entonces superada. De la época post-68 zumban aún palabras sobre el fin del poder de los padres y el advenimiento de una sociedad de hermanos, acompañadas del hedonismo feliz de una nueva religión del cuerpo. Lacan arruina un poco la fiesta añadiendo una consecuencia que entonces no se advertía: "Cuando regresamos a la raíz del cuerpo, si revalorizamos la palabra hermano, […] sabed que lo que asciende, que aún no se ha visto hasta sus últimas consecuencias, y que, este, se enraíza en el cuerpo, en la fraternidad del cuerpo, es el racismo"...