24 de febrero de 2014

XIV CONVERSACIÓN ICF-E - FLASHES -



 



XIV CONVERSACION CLINICA DEL ICF-E
Barcelona, 1 y 2 de Marzo de 2014

Incidencias del Significante Amo
_____
Flashes

_____

Pilar Benito
Pregunta: ¿Cómo le parece que incide el significante amo en el discurso del analista a diferencia del discurso de la ciencia?
La ciencia es un saber de amo y a este amo no le interesa la dimensión simbólica del sujeto. En sus construcciones totalizadoras le interesa dirigirse a un otro borrado como sujeto. Reducido a un mero objeto a.
Tampoco le interesa la verdad, la verdad del sujeto, su saber. Esa verdad que como dice Lacan "solo puede enunciarse con un medio decir y se presenta como un enigma".
A la ciencia solo le interesa la verdad que se demuestra racionalmente, que se representa a sí misma, sin necesitar de la otra verdad, de ese saber mítico.
A partir de Descartes la ciencia queda colocada en una posición dominante; el universal, lo que queda demostrado por la ciencia vale para todos, lo que vale para uno vale para todos. Poco importa aquí la relación de cada sujeto con su verdad.
Discurso de la ciencia: variante del discurso del amo



El S2 toma el papel dominante, el del agente, se pone al orden y mando, en el lugar del amo, perdiendo así su papel de esclavo que produce el saber.
El S1 pasa a ocupar el lugar de la verdad bajo el amo, pero en este caso se trata de una verdad totalizante, un saber sin falta, que reduce al deseo a un saber sobre el saber, Como decía Lacan "sigan sabiendo".
El otro quedará reducido al objeto a y dando como producto el síntoma y el malestar de un S/ el malestar de los "astudados".
La Ciencia no tiene ningún interés porque se abran preguntas, borra la pregunta sobre la verdad del sujeto. Justo al contrario que el discurso del analista.
Discurso del Analista



En el discurso del analista se muestra lo que se esconde en el discurso de la ciencia.
El analista colocado en el lugar del agente no toma la posición de un amo, hace semblante de objeto a.
El lugar de la verdad es tomado en este discurso por el S2.
El analista en esa posición de semblante de objeto a deberá captar los S1 Que mandan y dirigen al analizante y a través de la sorpresa, el corte, etc., pondrá a trabajar al esclavo para hacer aflorar la verdad que ha de dividir al S/ que ha tomado el lugar del otro, de otro no todo, que emerge como deseante.
Así cuando desde ese lugar irrumpe la verdad del inconsciente, el S2 se pregunta, duda produce y con ello el S1 situado aquí en el lugar del producto, de la pérdida, se irá distanciando de las identificaciones, de sus S1, y al ir cayendo éstas se producirá una pérdida de goce.
El S1 ha pasado de estar aplastado bajo el saber del amo en el discurso de la ciencia a ser un resto en el discurso del analista.
Aunque para ello Hacen falta muchas idas y venidas, pasar y volver a pasar por todas las posiciones y discursos una y otra vez, trabajar y producir. Sabiendo a demás que siempre habrá un imposible y un irreductible.